La Policía Nacional detiene a Rafael Amargo en una operación contra el tráfico de drogas
  1. Famosos
la investigación sigue abierta

La Policía Nacional detiene a Rafael Amargo en una operación contra el tráfico de drogas

El bailarín siempre se ha caracterizado por no cortarse a la hora de dar entrevistas. Repasamos algunas de sus declaraciones

placeholder Foto: Rafael Amargo, en una imagen de archivo. (EFE)
Rafael Amargo, en una imagen de archivo. (EFE)

Rafael Amargo saltaba ayer a los titulares tras ser detenido en una operación contra una organización criminal dedicada al tráfico de drogas, en concreto metanfetaminas, que se mantiene abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones en las próximas horas. Fuentes de la investigación indicaron a la agencia Efe que en una primera actuación policial desarrollada este lunes fueron arrestados él, su pareja y dos personas más.

placeholder Rafael Amargo, en los Premios Prestigio Turístico de Granada 2019. (Cordon Press)
Rafael Amargo, en los Premios Prestigio Turístico de Granada 2019. (Cordon Press)

Amargo, que tenía previsto estrenar 'Yerma' en el madrileño teatro La Latina este jueves, daba un día antes de su detención una entrevista al diario 'Nius' en la que se definía como "bisexual y moderno", pero al mismo tiempo como "el más cateto del mundo y un poco machista". A lo largo de la charla, el andaluz hace alusión al machismo enraizado que todavía tiene dentro admitiendo, además, que es un hombre de lo más conservador.

Foto: Rafael Amargo.

Respecto al argumento de su obra teatral, cuyo estreno ahora está en el aire, se le pregunta a Amargo si cree que hubiese sido más feliz de no haber tenido hijos –tiene dos, León de 15 años y Dante de 12– y él responde que "la plenitud completa no existe. No me voy a arrepentir nunca de haber tenido hijos. Lo de 'si no hubiera tenido hijos hubiera sido más feliz' se lo dice Juan a su mujer, Yerma, pero en mi caso no es así. Yo tengo hijos y apechugo con lo que hay".

"Nunca he estado en el armario y no me gusta esta terminología porque pienso que las etiquetas son para Facebook. Tengo la plena convicción de que todo el mundo es libre para sentir; todos tenemos un lado animal que te hace enamorarte de personas muy dispares. Esto siempre ha ido conmigo y nunca he tenido la necesidad de reprimirme ni he vivido mi sexualidad como un tabú", aseguraba hace tiempo en una entrevista para este medio.

Católico y creyente, contaba en Vanitatis que fue educado en un colegio del Opus Dei en Granada. "Una cosa es la religión y otra la condición", afirma antes de matizar que "a mí me encanta creer en Dios y creo que a Dios le gusta que todas las personas sean iguales; Dios no entiende ni de barreras ni de prejuicios. Yo leo así el catolicismo. La Iglesia habla de amor, de no pelearse, de normalizarse. Hay muchos curas gais y muchas monjas lesbianas, ¿interfiere eso en que puedan creer en Dios?".

placeholder El bailarín, en 'El hormiguero' junto a David Bustamante y Mónica Cruz. (Getty)
El bailarín, en 'El hormiguero' junto a David Bustamante y Mónica Cruz. (Getty)

Presencia habitual en realities televisivos durante los últimos años, hablar siempre sin pelos en la lengua le ha costado verse involucrado en más de una polémica, como cuando en el programa 'Socialité' dijo que no le gustaba que nadie llamase a otra persona 'maricón' porque eso era una palabra despectiva y que "un maricón es un terrorista, un pederasta, un hijo de puta, un ladrón, alguien que haga algo mal".

Muy sonado fue también su despido de la obra 'Un chico de revista', tras el que, según contó en otra conversación con Vanitatis, "la injusticia me provocó un estado de ansiedad muy grave. Estuve tres días en un hospital".

Rafael Amargo
El redactor recomienda