Ambiciones (quizá desmedidas): el patrimonio menguante de Jesulín de Ubrique
  1. Famosos
EN EL PUNTO DE MIRA

Ambiciones (quizá desmedidas): el patrimonio menguante de Jesulín de Ubrique

El torero, que ha confirmado a Vanitatis que va a alquilar su finca Ambiciones, ha sido uno de los que más dinero ha ganado en España

Foto: Jesulín de Ubrique, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Jesulín de Ubrique, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Ambiciones, la finca de Jesulín de Ubrique situada en el municipio gaditano de Prado del Rey, a 20 kilómetros de la localidad de la que el torero ha tomado su apellido artístico, es historia de España. No en vano, se recordarán las imágenes de los autocares en peregrinación para sacarse fotos ante esta impresionante propiedad inmobiliaria: 300 hectáreas de terreno que compró en 1990 por 90 millones de pesetas y sobre las que se edificó una espectacular mansión cinco años más tarde. Fue también el epicentro de algunos de los episodios más notorios de la crónica social durante años y aún a día de hoy, cuando se menciona su nombre, casi todo el mundo sabe de lo que estamos hablando.

Este miércoles, la revista 'Semana' ha publicado que el torero había decidido rentabilizar la joya de la corona de su patrimonio, alquilándola para que sea escenario de grandes eventos. Sin duda, las instalaciones permiten una gran versatilidad, porque estamos hablando de 2.000 metros cuadrados de casa repartidos en diez habitaciones, sala de juegos, sala de trofeos e incluso gimnasio. Dispone, además, de plaza de toros, caballerizas y... ¡hasta capilla!

El propio Jesulín de Ubrique, a través del periodista Jesús Manuel Ruiz, realizaba ayer las primeras declaraciones a Vanitatis para confirmarlo: "Es cierto lo de este nuevo proyecto empresarial para la finca Ambiciones. Es algo que se habló antes de comenzar la pandemia en marzo. Después se paralizó. Ahora se tendrá que ver cómo se hace y que instalaciones se utilizan. Tiempo al tiempo".

Humberto Janeiro. (Cordon Press)
Humberto Janeiro. (Cordon Press)

En esta finca estuvo viviendo Jesulín con su familia hasta que se casó con María José Campanario en 2002 y allí se quedó hasta 2003 Humberto Janeiro, fecha en la que se separó de Carmen Bazán. En la actualidad, esta vive en una modesta vivienda de El Bosque, por la que estaría pagando una hipoteca, según manifestaba en una entrevista exclusiva publicada en 'Lecturas', en la que confesaba sobrevivir gracias una paga de 487 euros. Con la muerte del patriarca del clan el pasado 9 de agosto se cerraba un capítulo familiar muy doloroso, pues además de llevar mucho tiempo enfermo, se habían puesto sobre la mesa las enormes diferencias que había mantenido con algunos de sus hijos, que aun así acudieron todos a despedirle en el cementerio. Además, se apuntaba a él como responsable de dilapidar gran parte de la fortuna que su hijo había amasado en los ruedos y de la que había sido administrador.

Y es que Jesulín, hasta cierta época de su vida, solo se había preocupado de torear y de comprarse los caprichos que se le antojaban ("Para eso estoy delante de un toro, si me ha apetecido comprarme un coche, me lo he comprado"), como él mismo reconocía en una entrevista en RNE en 1994: "No sé lo que tengo. No sé si tendré mucho o si tendré poco. No sé ahora mismo lo que pueda tener de dinero. Los asesores lo saben todo, y son los que me asesoran a la hora de comprar una cosa. Pero voy a procurar invertir en lo mejor que pueda". Sin embargo, sus deseos no fueron precisamente órdenes y, además, no tuvo demasiada suerte en los negocios que emprendió, muchos de ellos sin la alargada sombra de su padre, como arrojan los datos de las sociedades a las que ha estado vinculado.

Sus sociedades, casi en punto muerto

Jesulín, que tiene su propia ganadería en Ambiciones, su principal actividad en los últimos años, no puede presumir de números en sus sociedades: Agrocoinver SL, destinada a la comercialización de gasolineras, no refleja actividad desde 2004 (en aquel entonces con deudas de 282.000 euros); Ubrivalor SL y Rurrainver SL, de negocios inmobiliarios, desaparecieron con pérdidas que rondaban los 100.000 euros entre las dos, mientras que la que sí sigue activa, Correcostas 121 SL, volcada en actividades recreativas y entretenimiento, arrojaba unos beneficios de algo más de 1.200 euros en el último ejercicio, el de 2018.

 Jesulín de Ubrique. (EFE)
Jesulín de Ubrique. (EFE)

Otros negocios que llevan su nombre tampoco han tenido actividad significativa: el comercio al por menor de combustible a través de la sociedad Taurovox SL, que no ha dado indicios de actividad (es su administrador y accionista mayoritario), y Explotaciones Ganaderas de la Sierra el Rosalejo SL, empresa en la que se asoció con el duque de Ahumada, también está inactiva. Sin olvidar su iniciativa inmobiliaria en Castellón, a través de Lodoja Sociedad de Responsabilidad Limitada, que también echó el cierre en 2005.

En cuanto a bienes raíces, su patrimonio dista mucho de ser acorde a sus ingresos acumulados en su carrera. Jesulín de Ubrique tiene solo tres propiedades inmobiliarias, la mencionada finca Ambiciones, su chalet de Arcos Gardens, una urbanización en Arcos de la Frontera, donde vive en la actualidad, y otra propiedad en Ubrique.

Ingresos millonarios

Jesulín ganó muchísimo dinero, fruto de una fama espectacular que le llevó a batir el récord de corridas en un año que hasta entonces ostentaba Manuel Benítez, el Cordobés, al protagonizar 161 festejos en 1995, frente a las 121 de Benítez en 1970 o las 135 del Juli en 1999.

También en el terreno de los ingresos batió récords, pues él mismo declaraba en el programa 'En la tuya o en la mía' que "con media temporada me compraba una finca de 600 hectáreas". Muy elocuentes eran también sus declaraciones a la agencia EFE en 2014: "De mí dependen catorce padres de familia que también cobran por derecho. Además, tengo que pagar mis impuestos y, de todo eso, algo me tiene que quedar a mí para llevarle a mis hijos. Así que no toreo por menos de ocho millones de pesetas".

En esta misma entrevista también ponía el dedo acusador sobre sus acreedores: "Aún me deben seis millones de pesetas de una corrida de hace cuatro años en Priego de Córdoba. Pero ya, antes de la crisis, las empresas estaban haciendo de las suyas. En casa tengo enmarcados los talones devueltos en 2007, por valor de 120.000 euros, de empresarios que aún siguen dando toros por ahí".

Jesús Janeiro y María José Campanario, su esposa. (CP)
Jesús Janeiro y María José Campanario, su esposa. (CP)

A lo largo de los últimos años son muchas las especulaciones que ha habido en torno a Jesulín de Ubrique y sus supuestos problemas económicos. Por eso, algunos interpretaron como necesidad de liquidez su vuelta a los toros en 2018 después de siete años de retiro -recordemos que tuvo una gravísima lesión de espalda en un accidente de tráfico que sufrió en 2001- y también las exclusivas, no muy habituales por cierto, en la revista '¡Hola!'. Sin embargo, el entorno del torero habría manifestado a 'Semana' que no existen tales problemas y que esta nueva iniciativa empresarial no obedece a eso, pero los rumores son recurrentes.

Vendió otras propiedades

No podemos pasar por alto que en un breve espacio de tiempo vendió dos apartamentos en Marbella y su antigua casa de El Bosque, lo que le llevó a desmentir en una exclusiva en 2012 que estuviera pasando un mal momento económico y explicaba los motivos de sus movimientos financieros: "Prefiero tener un chalé muy bueno en un sitio muy bueno". Y responde a sus detractores diciendo: "¿Que quieren decir que Jesulín está arruinado y muerto en combate? Pues sin problema".

Ocho años más tarde, vuelve al ruedo de los negocios con Ambiciones en primer plano. Habrá que esperar hasta mediados de 2021, cuando las reformas de acondicionamiento, además, ya estén terminadas, para ver si corre mejor suerte que con iniciativas anteriores ajenas al mundo del toro.

Jesulín de Ubrique