Inmobiliaria, hoteles, diseño y gastronomía: los nuevos Franco miran al futuro
  1. Famosos
FAMILIAS

Inmobiliaria, hoteles, diseño y gastronomía: los nuevos Franco miran al futuro

Salvo Luis Alfonso de Borbón, los 13 bisnietos del dictador viven de forma semianónima, son emprendedores y llevan con resignación toda la 'fama' de su familia

placeholder Foto: Algunos de los bisnietos de Francisco Franco, en su exhumación. (Getty)
Algunos de los bisnietos de Francisco Franco, en su exhumación. (Getty)

Hace menos de un mes se cumplían 45 años de la muerte del dictador Francisco Franco, y su familia está más de actualidad que nunca, entre otras cosas porque hoy tienen que entregar las llaves del pazo de Meirás. Los frentes abiertos de los Franco son numerosos, su nombre no deja de aparecer en los medios de comunicación, pero hay un sector de la familia empeñado en mirar hacia el futuro sin rechazar su pasado histórico. Los 13 bisnietos del general son en su mayoría empresarios o estudiantes que en confianza dirán que están hartos de todas las informaciones que se publican sobre ellos, pero nunca se pronunciarán de forma pública para no alimentar la polémica. Aunque lo hemos intentado.

Ni siquiera los miembros más conocidos del clan se han pronunciado sobre lo que está pasando. Luis Alfonso de Borbón, el hijo mayor de la duquesa de Franco, es muy asiduo a las redes sociales, donde cultiva su perfil como sucesor al trono francés pero obvia el de bisnieto del general Franco. Trabaja en el banco de su suegro y ha puesto en marcha algunas iniciativas empresariales en España, adentrándose en el sector de los taxis, los gimnasios o el de las influencers. Su hermana Cynthia Rossi ha vivido una existencia mucho más anónima, al residir en el extranjero. Estuvo ausente de la exhumación y posterior entierro del dictador porque había dado a luz a su segundo hijo en Burdeos, donde vive una existencia plácida junto al doctor Benjamin Rouget.

Fran, el hijo mayor de Francis Franco y María Suelves, es, al igual que su padre y su hermano Juanjo, un gran aficionado a la caza y al campo. Pertenece a la Fundación Francisco Franco y considera importante "pelear las falacias que se dicen" sobre su bisabuelo "a diario”. “Cada día que pasa siento más y más admiración por la obra de mi bisabuelo”, declaró al 'Diario Las Américas'. Fran se casó el 12 de octubre de 2018 (Día de la Hispanidad) con la empresaria estadounidense Lian Lay Fournier. El matrimonio vive en la calle Almagro y acude a ponerse en forma a uno de los gimnasios más elitistas del barrio de Salamanca situado en el Centro Comercial ABC de Serrano.

placeholder Carmen Franco y Carmen Martínez-Bordiú, en Las Ventas. (EFE)
Carmen Franco y Carmen Martínez-Bordiú, en Las Ventas. (EFE)

En el plano empresarial, Fran está centrado en el sector inmobiliario. Es socio y apoderado en varias empresas familiares del sector con millones de euros en activos. Además, es administrador único de Nuevo Grupo Concesionario Newco SL, dedicada al alquiler de bienes inmobiliarios, y que no tiene las cuentas actualizadas. También administra Corgradura 05 SL (del mismo sector), que ha registrado pérdidas en 2019 de 11.700 euros. Aparece además como administrador solidario en MSF Company Projects, una empresa creada por su madre, María Suelves, para ejecutar la reforma del hotel Velázquez de Madrid (hoy Bless Hotel Madrid), bajo la decoración de Lázaro Rosa-Violán. En este caso, todo queda en casa, porque ese establecimiento es propiedad de los primos de Fran, los hijos de Mariola Martínez-Bordiú. Y, por cierto, acaban de ponerlo a la venta por 135 millones de euros.

Su hermano Juanjo Franco Suelves comenzó a aficionarse al mundo de la caza desde que, con tan solo 11 años, acompañaba a su padre Francis Franco a cazar. De esa afición hizo, en parte, su trabajo, fundando en 2004 Huntser, una empresa con la que organizaba monterías tanto en España como en el extranjero. Extremadamente discreto, odia figurar en la prensa, tal y como declaró en una entrevista a 'Vanity Fair': “No me gusta que se conozcan aspectos privados de mi vida, ni que se me conozca por ser ‘bisnieto de’, ‘nieto de’ o ‘hijo de’. Soy una persona normal, trabajo como cualquier ciudadano y eso es de lo que vivo. No se vive de ser heredero de Franco”. El joven mantiene una relación desde 2016 con Khali El Assir, hija del controvertido Abdul Rahman El Assir y la socialite española María Fernández Longoria. A pesar de que en varias ocasiones se ha publicado que habían contraído matrimonio, la pareja continúa sin pasar por el altar.

Nuevo fichaje

Aparte de la caza, Juanjo ha encaminado su vida profesional también en el sector inmobiliario. Acaba de sumarse al equipo de Arena Inversiones, una empresa que gestiona todas las facetas de la compra o el alquiler de una casa: "En Arena llevamos más de 7 años solucionando las necesidades de inversores, propietarios e inquilinos en Madrid. Nuestro equipo de empleados y colaboradores está formado por profesionales expertos que ponen pasión en cada una de las actividades que Arena desarrolla: compraventa, gestión de alquileres, reformas, decoración, atención al alojado… Nos importan las personas", dicen. Juanjo se ha unido al proyecto "para aportar una visión de internacionalidad" y trabaja en la división de Arena Vacacional.

placeholder Luis Alfonso de Borbón, en primer término, Francis y Jaime, llevando el féretro de Franco. (EFE)
Luis Alfonso de Borbón, en primer término, Francis y Jaime, llevando el féretro de Franco. (EFE)

Sus hermanos Álvaro y Miriam Franco Guisasola, los hijos de Francis Franco con su segunda esposa, Miriam Guisasola, llevan una vida aún más discreta, si cabe. Pocos datos figuran de la joven de 24 años, salvo que al igual que sus hermanastros y sus padres le gusta pasar tiempo libre en el campo. Álvaro Franco Guisasola vivió un breve momento de fama después de que trascendiera, tras la exhumación, que a sus 26 años lleva una vida totalmente ajena a los avatares de su familia. Es un estudiante brillante, que centra su carrera en la nanotecnología, las matemáticas y la ingeniería.

Un cerebrito

Álvaro estudió Ingeniería Electromagnética con la especialidad de Electrónica y tiene un máster. Apasionado del espacio, ha estudiado con detenimiento los planetas, el universo y cómo explicarlo a través de la electrónica y la robótica. En 2013, además, participó en la XX Edición de la Olimpiada Matemática universitaria IMC (International Mathematics Competition), que tuvo lugar en Blagoevgrad (Bulgaria), del 6 al 12 de agosto. Alumno avezado, logró medalla de bronce en el campeonato junto a otros dos alumnos de la misma universidad. En la familia le llaman cariñosamente 'Google'.

Quizá la rama más 'potente', financiera y empresarialmente hablando sea la protagonizada por los hijos de Mariola Martínez-Bordiú y Rafael Ardid Villoslada. Borja, Javier y Jaime están muy involucrados junto a sus primos paternos en el negocio inmobiliario de la familia Ardid, el Grupo Didra. Bajo este ancho paraguas se encuentra una hidra de varias cabezas que cuenta con tres hoteles de lujo en Madrid, Asturias y Sevilla; promociones inmobiliarias; pisos turísticos en España y Portugal; alquileres y hasta alguna empresa dedicada a catering industrial que les ha dado algún disgusto. Solamente en Breda Capital, la principal rama de Didra, que preside Jaime Ardid, cuentan con cien millones de euros en activos.

placeholder Carmen Martínez-Bordiú, con Álvaro Franco Guisasola. (EFE)
Carmen Martínez-Bordiú, con Álvaro Franco Guisasola. (EFE)

Por citar un ejemplo de las excelentes relaciones empresariales de la familia, tan discreta como el resto de los nuevos Franco, un dato. En 2005, Javier Marín, ex consejero delegado del Banco Santander y mano derecha de Emilio Botín, montó un touroperador de lujo centrado en el mundo de la pesca, Artemis Tours. El presidente era José Salgado, quien fuera director de banca privada del Santander. Como secretario y apoderado, Borja Ardid Martínez-Bordiú.

Una polémica

Didra cuenta con buena fama en el sector inmobiliario y la familia no suele aparecer en los medios si no es por alguna operación de alto calado. Con una excepción, Dulcinea Nutrición, una empresa dedicada al servicio alimentario de cuarteles militares e instituciones españolas. La sociedad ha entrado en concurso tras protagonizar diversas polémicas, como la rescisión de los contratos del Gobierno de España, motivados por impagos a trabajadores de sedes públicas como la Moncloa.

En el plano personal, los Ardid se han mantenido alejados del ojo público desde su atalaya familiar de Villafranca del Castillo (Madrid). Borja se casó en Ciudad Real con María Ruiz de Vega, y es el padrino del último hijo de Luis Alfonso de Borbón. Jaime se casó hace años en el pazo de Meirás con Carmen Panadero Reyes. Y el último en pasar por el altar ha sido Javier, el menor, que se casó el año pasado en México con Fernanda Estevez Hinojosa.

placeholder Diego Martínez-Bordiú y Francis Franco. (Getty)
Diego Martínez-Bordiú y Francis Franco. (Getty)

Daniel Martínez-Bordiú Toledo (30) es el primogénito de Cristóbal Martínez-Bordiú y la presentadora Jose Toledo. Estudió Administración y Dirección de Empresas en el IE. Aficionado a la gastronomía, la política, la equitación y al motociclismo, este último deporte casi le cuesta la vida. En 2009 sufrió un grave accidente practicando trial al impactar con un cable que no vio; el resultado fue una luxación de tráquea por la que tuvo que ser operado de gravedad en el hospital Doce de Octubre de Madrid. Por suerte todo quedó en un susto y se recuperó por completo. En 2015 se mudó de la finca familiar de Arroyomolinos, donde residía, a vivir con su abuela Carmen Franco a su domicilio de Hermanos Bécquer. En 2016 se le relacionó con la actriz Silvia Aguaded, heredera de las desaparecidas zapaterías Mary Paz.

La empresa familiar

Daniel es uno de los nuevos gestores de Arroyo de La Moraleja SL, propietaria de lo que les queda de la fabulosa Valdefuentes. En todas las crónicas sobre la fortuna de los Franco se hace referencia a esta finca agraria y ganadera que el propio dictador explotó como empresa en Arroyomolinos (Madrid). Un tercio de los cerca de diez millones de metros cuadrados de Valdefuentes, comprada en 1954, se recalificaron en 2001 convirtiéndose en el negocio más lucrativo de cuantos emprendió la familia. Hoy, en esos metros que pasaron de rústicos a edificables hay construidas casi 3.000 viviendas, tres polígonos industriales y un 'pequeño' centro comercial: el Xanadú.

Lo que queda está en manos de Arroyo de La Moraleja SL, que desde el año pasado controlan los bisnietos del dictador. La entidad revocó en 2019 como consejeros a los siete hermanos Martínez-Bordiú. Los nuevos consejeros delegados son Juan José Franco Suelves, Daniel Martínez-Bordiú Toledo y Javier Ardid Martínez-Bordiú. Además, Daniel es administrador único de Atocha Foods, un 'foodtruck' que gestiona junto a otros dos socios.

Diego Martínez-Bordiú, su hermano pequeño (22), estudia Derecho en el IE y ya está considerado como uno de los "solteros de oro" españoles por 'Vanity Fair'. Es amante del campo, la fotografía, el esquí, el windsurf, la equitación y el motociclismo, una afición que practica asiduamente en Valdefuentes, donde reside. A pesar de la vertiente pública de su madre, la modelo y presentadora Jose Toledo, son contadas las ocasiones en que ha hablado de ellos: “Mis hijos son muy familiares, les gusta estar con nosotros y hacer planes juntos”, dijo en una ocasión, pero poco más.

Ver esta publicación en Instagram

#puppies #cachorros ❤️❤️

Una publicación compartida de Jose Toledo (@josetoledoficial) el

Como los otros bisnietos, sus redes sociales son privadas, a pesar de lo cual en 2015 trascendió una dura crítica dirigida a Manuela Carmena por el cambio de nombres en las calles de Madrid: “¿Quieren quitar el nombre de las calles franquistas? Adelante, quítenlas, su adoctrinamiento masivo ya no me causa sorpresa (…). Sólo les pido que de hacerlo sean fieles a su innoble causa, y si quieren lapidar el franquismo por puro revanchismo, háganlo de manera absoluta, no solo retirando calles y monumentos, sino también pantanos, la salud pública, las autovías e infraestructuras, las centrales nucleares, las ampliaciones de derecho al trabajador, las pagas extras, los subsidios de vejez, la asistencia farmacéutica, los sindicatos...”, escribió el joven. “Si quieren borrar el franquismo, no eliminen solo lo que les convenga, y de lo contrario, cesen en sus esfuerzos de reescribir la historia”.

Los más discretos

Jaime Martínez-Bordiú March, el hijo de Jaime y Nuria March, es otro de los bisnietos de Franco que ha logrado esquivar la curiosidad pública a pesar de sus famosos padres. Sabemos que estudia en una universidad extranjera y lo poco que su madre comparte sobre él en las redes: "Jaime es un regalo que me ha dado la vida. Estoy orgullosa de ti. Tus logros son mi satisfacción. ¡Y además, cocinas! Qué suerte he tenido. Dios me ha premiado contigo". Su nombre no aparece en ninguna de las empresas familiares.

Mención aparte merece Leticia Giménez-Arnau, la hija de Merry Martínez-Bordiú y Jimmy Giménez-Arnau. Casada desde hace años con el empresario salvadoreño Marcos Sagrera (la boda también se celebró en Meirás), no estuvo en la exhumación de Franco y reside en el extranjero, prácticamente ajena al peso de su apellido.

Francisco Franco Francis Franco Carmen Martínez Bordiú