Aquel día que Luis del Olmo volvió a nacer: "Los atentados de ETA nunca se olvidan"
  1. Famosos
ENTREVISTA

Aquel día que Luis del Olmo volvió a nacer: "Los atentados de ETA nunca se olvidan"

No era la primera que vez que la banda armada intentaba atentar contra el periodista. De hecho, durante un tiempo, él y su familia tuvieron que llevar escolta

placeholder Foto: Luis del Olmo, en una imagen de archivo. (Efe)
Luis del Olmo, en una imagen de archivo. (Efe)

Después de más de cinco décadas delante de un micrófono, el 13 de diciembre de 2013 Luis del Olmo se apartaba de la radio laboralmente pero no en el aspecto más sentimental. No echa de menos el medio que tantas alegrías le ha dado porque sigue manteniendo el cordón umbilical. Colabora, de una manera altruista, en pequeñas emisoras; participa activamente en el Día Mundial de la Radio, que se celebra anualmente el 13 de febrero, y es presidente honorífico de la Academia Española de la Radio. La jubilación le ha dado tiempo, que es lo que nunca tenía y ahora se lo dedica a Merche, su compañera de vida, a la familia y a los amigos.

Hasta que la pandemia paralizó los viajes, participaba en la ruta de la poesía por diversos pueblos de España recitando en diferentes foros. Quiere volver a recuperar esos recitales que, asegura, le permitían conocer más a fondo nuestro país. Entre sus aficiones mantiene sus jornadas deportivas de golf, sus paseos diarios, sus fines de semana en Roda de Bará (Tarragona) y la convivencia con sus hijos y nietos. Si el 13 de diciembre fue la fecha que eligió para decir adiós a su vida radiofónica activa, los hechos sucedidos hace 20 años los tiene marcados en su calendario como los de “volver a nacer”.

placeholder Luis del Olmo, en el Palacio Real. (EFE)
Luis del Olmo, en el Palacio Real. (EFE)

Uno de los principales objetivos de ETA hace dos décadas era matarle. El comando Barcelona lo intentó hasta en ocho ocasiones. Una de ellas, la última, tuvo una consecuencia trágica. El 20 de diciembre de 2000, un coche cargado con explosivos paró en la avenida Diagonal por un problema con el motor. Un policía municipal, Juan Miguel Gervilla, se acercó y los terroristas le asesinaron sin mediar palabra. El coche bomba tenía como destino la casa del periodista, algo que no se supo hasta enero de 2001.

PREGUNTA: Han pasado dos décadas de la última vez que ETA quiso asesinarte, ¿cómo lo recuerdas?

RESPUESTA: Forma parte de mi vida porque eso no se olvida nunca. Lo recuerdo con mucha claridad. Salía de casa y notaba movimientos extraños de un coche. Tuve la fortuna de que los canallas etarras se equivocaron. Afortunadamente, eran unos asesinos muy torpes y eso me salvó la vida.

P: Atentaron contra ti ocho veces.

R: Sí, pero tenía una buena escolta. Y ya en el plano más espiritual, un ángel de la guarda y a San Luis Gonzaga. Durante muchos años, mi mujer y mis hijos tuvieron que ir con escolta cuando iban al colegio por miedo al secuestro. Después de una llamada de Idígoras, que era el jefe de ETA, a mi casa diciéndome que estaba haciendo mucho daño al pueblo vasco y que me atuviera a las consecuencias, me telefoneó el ministro del Interior y me dijo: “Sí o sí llevarás escolta. Tú y tu familia”. Afortunadamente, forma parte de la historia. Pesan más los capítulos hermosos en mi vida que esas páginas terribles.

P: En el programa ‘Mi casa es la tuya’ de Bertín Osborne contaste algunas anécdotas que resultaban impactantes, como la llamada de la madre de un miembro de la banda terrorista.

R: Me dijo que su hijo estaba en ETA y que bastante desgracia tenía ella como para que yo la llamara a ella 'puta'. Jamás volví a utilizar ese insulto.

placeholder Luis del Olmo y Bertín Osborne, en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset)
Luis del Olmo y Bertín Osborne, en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset)

P: En el intento de atentado de diciembre murió Juan Manuel Gervilla, el policía municipal.

R: Sí, y es algo que sigue produciéndome un enorme pesar. En aquel momento, tuve un encuentro con la viuda. Tenían tres hijos pequeños y le dije: “No sé qué será de mi vida y no sé qué será de la suya, pero si alguna vez necesitan todo el dinero que yo pueda tener para apoyarles, cuente conmigo”. Me respondió con una dignidad y una entereza emocionante: “No se preocupe, Del Olmo. Los hijos tienen una madre que va a luchar con fuerza para que no nos falte de nada”. Aquello me marcó. Eso no lo olvidas nunca.

P: Pasando a otros temas, ¿cómo es tu vida sin tener que levantarte a las cinco de la mañana como era lo habitual durante 50 años?

R: Sigo aprovechando las mañanas, aunque no a esas horas intempestivas. Me levanto antes de las nueve y con la tranquilidad de no tener obligaciones laborales. Me levanto dependiendo de la hora a la que me acueste: si vamos al teatro, a cenar con los amigos... Ahora, toda esa actividad social está aparcada.

P: ¿Sigues teniendo agenda?

R: Depende si se considera agenda dar pregones, pasear, dar charlas... Todas las mañanas leo los periódicos y hasta el ‘Diario de León’, que me mandan mis queridos compañeros. Cuando hace bueno, nos damos escapadas a Tarragona a nuestra casa de Roda de Bará, donde suelen venir, si tienen tiempo, los hijos y nietos. Y juego al golf con unos amigos que son igual de malos que yo y nos divertimos.

placeholder Luis del Olmo, junto a su mujer Merche. (EFE)
Luis del Olmo, junto a su mujer Merche. (EFE)

P: Hasta que llegó la pandemia participabas en una ruta de la poesía por ciudades y pueblos de España.

R: Espero volver a retomar esa experiencia que es muy gratificante. La gente viaja miles de kilómetros y no se percata de los lugares tan especiales y maravillosos que tenemos en España. Merche y yo lo estamos descubriendo con estas rutas de la poesía. Formo un cuarteto muy especial con el pianista Antonio López, el barítono Luis Santana y Montserrat Martí, la hija de Montserrat Caballé. Lo pasamos muy bien.

P: ¿Te imaginabas esta locura de mundo con pandemias, confinamientos, nevadas...?

R: Era imposible prever lo que ha sucedido con el mundo parado. Espero que pronto podamos dejar atrás el encierro y movernos libremente. Y en cuanto a la nieve, yo nací en tierras del Bierzo y estuve allí hasta los 17 años. El frío y la nieve eran lo habitual.

P: ¿Echas de menos la radio?

R: No, porque en estos momentos estoy viviendo como corresponde a mi edad. Tengo mucha actividad y poco tiempo para aburrirme.

Luis del Olmo
El redactor recomienda