Quién es quién en el clan Daurella, un árbol genealógico de jinetes, amazonas y criadores de caballos
  1. Famosos
PASIÓN POR LOS CABALLOS

Quién es quién en el clan Daurella, un árbol genealógico de jinetes, amazonas y criadores de caballos

Un clan poderoso en el mundo de los negocios vinculado a la hípica y más concretamente al salto de obstáculos

placeholder Foto: Sol Daurella. (Getty)
Sol Daurella. (Getty)

El clan Daurella es mundialmente conocido por ser los propietarios de Cobega (accionista de referencia de Coca-Cola European Partners). Pero también son famosos en otros lares como los circuitos hípicos, en donde mientras unos destacan como jinetes o amazonas, otros lo hacen criando caballos destinados al salto de obstáculos.

Sol Daurella Comadrán es la presidenta de Coca-Cola European Partners. La ejecutiva montaba a caballo hasta hace unos años en el Real Club de Polo de Barcelona y concursó, hasta 2013, en la modalidad de salto de obstáculos. Junto a su segundo marido, Carles Vilarrubí, expresidente del Fútbol Club Barcelona, crearon la cuadra Vidau, nombre que une el principio de sus dos apellidos. En 2011 se la vendieron al que fue su jinete estrella y profesor de equitación de Sol, Jesús Garmendia, exmarido de la soprano Ainhoa Arteta. Aunque la consolidada afición del matrimonio motivó que sigan conservando algunos potros y yeguas madre. Por su parte, Carlota Vilarrubí Jordá, hijastra de Sol, es también una amazona aficionada al salto de obstáculos. La joven es una treinteañera que monta en el Real Club de Polo de Barcelona, donde posee un caballo propio, Aliernor de B’Neville, un silla francés de capa alazana que cuenta con 11 años.

placeholder  Jesús Garmendia. (Limited Pictures)
Jesús Garmendia. (Limited Pictures)

La hermana de la presidenta de Coca-Cola, Eva Daurella Comadrán, se retiró hace años a Sevilla, donde cría caballos y vive junto a sus cuatro hijos, una familia numerosa de jinetes que montan en el Real Club Pineda de Sevilla, el más prestigioso de la capital andaluza. Entre ellos destaca Jorge Bidón Daurella, su segundo hijo, quien ya ha conquistado premios de campeonatos de salto nacionales a lomos de sus caballos Peygan Mine, la yegua castaña de raza Zangersheide Balarina Star de 6 años, o la célebre Duska. El jinete terminaba el año en diciembre proclamándose campeón de un concurso de salto en el que el premio ascendía a 500€ junto a su yegua Duska. Su hermana Blanca también es una amazona de salto que posee una yegua de nombre Lara, de raza Holsteiner y que cuenta con 14 años; y su hermano Borja, por su parte, es dueño de Alves HZ, un caballo de raza Zangershaide de 10 años, y de Coach Cornet HZ, un Holsteiner castaño también de 10. El pequeño de la familia, Nicolás, posee un caballo propio, Impressive K, y concursa tanto nacional como internacionalmente. Todos ellos poseen caballos de raza especializada en el salto de obstáculos, una afición que sin duda les viene implícita en su ADN, ya que además de la afición de los Daurella por la hípica, su padre, Jorge Bidón, era un jinete de saltos sevillano muy querido y admirado en las pistas. Falleció trágicamente a los 34 años víctima de un infarto fulminante en 2003.

placeholder Sol Daurella. (EFE)
Sol Daurella. (EFE)

Lazos reales

Otra poderosa de la familia, prima hermana de las Daurella Comadrán, es Alicia Daurella de Aguilera, quien participó en concursos de salto hasta 2009. Casada en segundas nupcias con el también jinete Alfredo Pérez Durán, crían juntos reputados caballos de salto en su finca Lomas de Fuensauco. Su actual marido es un conocido jinete con gran experiencia en competición: fue campeón de España de salto en 2010, además de haber competido en los Juegos Olímpicos de Seúl en 1988 y en los Juegos Ecuestres Mundiales de La Haya en 1994. En una entrevista a un medio hípico confesaba que se subió a un caballo por primera vez con tan solo tres años. Hoy en día no compite y se encuentra más centrado en la yeguada familiar: “Soy el padre, la madre, el entrenador y el psicólogo de mis caballos”, declaraba. Pérez Durán, además, forma parte de la pandilla de jinetes amigos de la infanta Elena, al igual que Alicia Daurella, con quien la hija del Rey emérito comparte momentos de ocio siempre que sus agendas se lo permiten.

placeholder La infanta Elena, en el Salón Internacional del Caballo SICAB 2018. (EFE)
La infanta Elena, en el Salón Internacional del Caballo SICAB 2018. (EFE)

Otra amazona perteneciente al clan Daurella es Beatriz Llanza, hija del primer matrimonio de Alicia Daurella con José Manuel de Llanza. Asidua en los circuitos de salto, en la actualidad también trabaja en la yeguada propiedad de su madre. Está casada con el jinete de salto Carlos López-Fanjul, quien monta los caballos y yeguas criados por su suegra en los concursos de salto nacionales e internacionales, incrementando su valor con cada buen resultado obtenido. Algún ejemplo de caballos criados por ellos son Nemo de Sauco, Opera de Sauco, Olivia de Sauco y Oviedo de Sauco, todos ellos caballos de deporte español en activo, actualmente en salto de obstáculos. Además, alguna de sus yeguas las han cruzado con el semental Action Breaker, quien tantas alegrías dio al jinete Sergio Álvarez Moya, exmarido de Marta Ortega, logrando hijos tan poderosos saltando como su progenitor.

Y, por último, Carmen Daurella de Aguilera tiene a su nombre varios caballos campeones que suele montar su jinete de su confianza, el brasileño Pedro Veniss. Quabri de L’Isle es un semental de silla francés nacido en 2004 que le ha dado bastantes alegrías a su propietaria tanto en campeonatos de salto de obstáculos internacionales como en la cría. La propiedad de este cotizado semental la comparte con su tercera hija, Leonor Rotlland Daurella, quien dejó la competición de saltos en 2014 a pesar de haber llegado a disputar campeonatos internacionales. Sin embargo, es su hijo Mario Rotlland Daurella quien continúa activo en el mundo de la hípica. Mientras estudiaba fue profesor de equitación en sus ratos libres y ha llegado a disputar varios Campeonatos de Europa y Copas de las Naciones. En el último concurso en el que participó, en diciembre de 2020 en el Real Club de Polo de Barcelona, se clasificó en tercer lugar con su experimentado caballo Cerano, un KWPN castaño de 14 años, que también ha sido montado en ocasiones por su prima Beatriz Llanza Daurella y su marido, Carlos López-Fanjul.

Una vez más, un clan poderoso en el mundo de los negocios vinculado a la hípica y más concretamente al salto de obstáculos, con grandes jinetes y amazonas en su árbol genealógico y criando caballos que por su genealogía y entrenamiento sin duda darán que hablar.

Infanta Elena Sol Daurella
El redactor recomienda