Hablamos con la hija de José María Íñigo en unos días cruciales: "Fue el mejor padre y el mejor marido"
  1. Famosos
UN RECUERDO EMOTIVO

Hablamos con la hija de José María Íñigo en unos días cruciales: "Fue el mejor padre y el mejor marido"

Ha quedado listo para sentencia el juicio en el que reclaman que se reconozca como enfermedad profesional el cáncer que costó la vida al mítico presentador

placeholder Foto: José María Íñigo, con su hija Piluca. (Getty)
José María Íñigo, con su hija Piluca. (Getty)

Este jueves tenía lugar por fin la vista en el Juzgado número 2 de lo Social de Madrid. Un proceso judicial con el que la familia de José María Íñigo quiere que se reconozca la causa de la muerte de su padre como enfermedad profesional. Hablamos de un mesotelioma pleural que le costó la vida el 5 de mayo de 2018, un tipo de cáncer muy poco habitual del que, como nos subrayó la abogada que representa los intereses de la familia, Andrea Peiró, "la exposición al amianto es la única causa".

Sus cuatro hijos y su viuda, Pilar, se han mantenido en un muy discreto segundo plano en lo que respecta a esta cuestión, pues la prudencia manda que no se pronuncien antes de que haya una sentencia, por lo que por el momento la única interlocutora es la mencionada letrada de Opamianto Abogados. Aun así, su hija Piluca sí nos atiende amablemente por escrito solo para recordar la figura de su padre, uno de los presentadores más icónicos de nuestro país, al frente de inolvidables formatos como 'Estudio abierto', 'Directísimo' o 'Esta noche... fiesta'.

Foto: José María Íñigo. (TVE)

Piluca Íñigo, que se ha labrado su propio camino como periodista, y que es bilingüe en inglés y habla un excelente japonés, fruto de su estancia en ese país, nos responde así cuando le planteamos la cuestión de si tener un padre con una trayectoria tan brillante le hacía sentir una responsabilidad especial: "La responsabilidad la tengo independientemente de que sea hija de Íñigo. Siento la responsabilidad de hacer mi trabajo lo mejor que pueda como Piluca. De hecho, siempre supe que tendría que lidiar con el hecho de ser 'hija de' y demostrar, incluso más, que era válida por mí misma a la hora de buscar trabajo, especialmente".

Aun así, nos subraya el orgullo de ser hija de quien es: "Que conste, por cierto, que me encanta ser hija de Íñigo, faltaría más. Pero la responsabilidad de ejercer nuestra profesión con el mayor rigor la teníamos los dos. Incluso yo sigo con una cruzada abierta en redes que defiende el uso de nuestro idioma frente a extranjerismos de otros. Puedes seguirlo bajo la etiqueta #hablemosespañolleches, en Twitter o Linkedin, iniciativa que arrancó mi padre y he continuado -y continúo- yo. Creo que, entre otras, la herramienta fundamental de un periodista es hacer un correcto uso del lenguaje".

placeholder José María Íñigo, en 'Carta de ajuste'. (TVE)
José María Íñigo, en 'Carta de ajuste'. (TVE)

Sobre las cualidades de su padre, nos confiesa que admiraba todas, pero nos destaca alguna de ellas: "En cuanto a profesionales, su rapidez a la hora de abordar un trabajo. Te pondré un ejemplo: si tenía que hacer un directo o una grabación no empleaba varias tomas, en la primera lo solía tener resuelto, lo que ahorraba a todos tiempo y esfuerzo. Y eso solo es posible con mucho trabajo previo (rigor al que me refería antes), cualidad que intenté aprender de él. Como decía, "no hay mejor improvisación que la ensayada". Él sabía de todo, tenía respuesta para todo, decía que todo está en los libros y siempre tenía un diccionario a mano para consultar lo que fuera necesario".

La vocación de su padre fue uno de los grandes motores de su vida: "Fue periodista hasta el último día. Profesión que compartimos juntos durante un breve periodo de tiempo y que disfrutamos muchísimo. Y, por supuesto, su capacidad de oratoria, que era fuera de serie. Una voz única que no envejeció nunca. Y en cuanto a las humanas, sobre todo destaco su cercanía. Fuera donde fuera, se le acercase quien se le acercase a pedir una foto, autógrafo o un saludo, él tenía un momento para ello. Siempre".

placeholder José María Íñigo. (TVE)
José María Íñigo. (TVE)

Sobre sus cualidades humanas subraya: "Su humildad, nunca se las dio de nada, con todo lo que fue. Trabajaba porque le gustaba y sentía pasión por lo que hacía. Pero no por las críticas o el qué dirán, cosa que nunca consultaba después de una actuación, presentación, intervención. Lo hacía por vocación. Él siempre ayudó a quien tuvo al lado, y esto te lo pueden decir muchos compañeros de profesión. Y, sobre todo, antes que ninguna otra cosa, fue buen padre, el mejor padre para mis hermanos y para mí, y el mejor marido para mi madre".

Ahora la familia tendrá que esperar la resolución judicial, que, según nos asegura la abogada, "suele tardar un mes aproximadamente en casos como este, pero no sabemos cuánto será, porque depende de lo colapsado que esté el juzgado". Andrea Peiró está convencida de que la sentencia será favorable a los intereses de sus representados, que -nos consta- continuaron con el proceso que inició el propio José María Íñigo buscando que se haga justicia, como la propia letrada nos señaló en conversación telefónica. Un proceso nada fácil para ellos, que además se ha alargado mucho, a consecuencia también de la pandemia, y que puede servir también de precedente para otros trabajadores afectados.

José María Iñigo