Orígenes e historia del Gran Wyoming: Hacienda, patrimonio y empresas
  1. Famosos
Opus, falange y familia

Orígenes e historia del Gran Wyoming: Hacienda, patrimonio y empresas

El presentador siempre ha reivindicado su derecho a poder invertir el fruto de su trabajo en lo que mejor creyera conveniente

placeholder Foto:  El Gran Wyoming, en 'Palo y astilla'. (Atresmedia)
El Gran Wyoming, en 'Palo y astilla'. (Atresmedia)

Cómo vivió la depresión de su madre, la autoridad de su padre y la relación que mantiene con sus hijos serán algunos de los temas sobre su lado más personal que se tratarán en la segunda entrega de 'Palo y astilla'. El programa que presenta Mamen Mendizábal en La Sexta recibe al Gran Wyoming, Chechu para los amigos, que también hablará sobre su implicación con la Falange –"Fui miembro de las Organizaciones Juveniles hasta los 13 años"– e incluso su relación con el Opus.

"En el instituto Ramiro de Maeztu había una serie de profesores que eran captadores para el Opus Dei. Un día, a la salida, un señor con gabardina, en vez de hacerme un 'flash', vino a saludarme con otros niños que ya estaban captados y me vi metido en un sitio llamado el Club Jara", confiesa el presentador. "Era un sitio que para un niño de esa edad era un paraíso. Todos los días iba allí. Un sábado, haciendo un aperitivo, apareció mi padre. Yo empecé a suspender, y me dieron bola porque allí solo querían a los números uno, pero mi padre se quedó".

"Desde la plaza de abajo, la que se encontraba a la entrada del pueblo, se veía ya el campo y una loma surcada por la carretera de Minglanilla. La tierra era roja, muy arcillosa. Durante el verano el cielo estaba siempre despejado. El calor apretaba en aquel espacio llano, casi infinito, y el campo se agrietaba formando trozos apelmazados, 'gasones'. La lluvia hacía acto de presencia de forma puntual en las estaciones correspondientes. En verano, cuando yo iba a pasar mis vacaciones, ni estaba ni se la esperaba. Y era mejor así, porque cuando aparecía, al final de agosto, solía ser en forma de tormenta acompañada de pedrisco que podía destruir la cosecha de uva". El presentador de 'El intermedio' describía así la aldea de su infancia en su libro '¡De rodillas, Monzón!' (Planeta).

La familia pasaba los veranos en "un pueblo de La Mancha llamado La Puebla del Salvador, en la provincia de Cuenca, bajo un sol calcinante". "La Puebla del Salvador era un pueblo pequeño, ya en el límite de Cuenca con la provincia de Valencia, cerca del puerto de Contreras, donde el río Cabriel marca la frontera". Allí tenían casa los abuelos, y allí es donde la familia acaba de vender una modesta casa con corral que habían heredado los hermanos Monzón Navarro.

La de Cuenca es la última transacción inmobiliaria que ha llevado a cabo el presentador de 'El intermedio'. No es 'problema' para Wyoming precisamente el patrimonio inmobiliario. Según un reportaje publicado en 2014, el showman era propietario entonces de una veintena de inmuebles entre Madrid y Barbate (Cádiz). El presentador salió al paso después en una entrevista concedida a este medio donde confirmó la información y reivindicó su derecho a poder invertir el fruto de su trabajo en lo que mejor creyera conveniente. "Con mi dinero hago lo que me da la gana. Sí, lo de los pisos es cierto. Llevo 30 años trabajando en televisión y he ganado mucho dinero y lo invierto en lo que quiero. Otros lo invierten en barcos o en fincas para criar toros".

"Me tratan como un cargo público"

"A mí me tratan como si fuera un cargo público", se defendió. Quizá hacía referencia a sus problemas (ya olvidados) con Hacienda. En 2010, la Agencia Tributaria le cerró un acta de deuda tributaria por valor de 910.000 euros por tributar a través de sociedades cuando, en realidad, debería haberlo hecho por el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF). "Las regularizaciones correspondían a los ejercicios de 2005 y 2006, y la inspección de Hacienda se comenzó en 2009 y terminó en 2010, quedando a partir de entonces zanjada toda deuda con Hacienda", explicó el periodista en un comunicado hecho público el pasado noviembre al hilo de unas informaciones que resucitaban su antiguo problema con el fisco.

"El hecho de que aparezca ahora una sentencia desestimando mi recurso, es consecuencia del retraso de la Justicia que, como vemos en este caso, no se pronuncia con la celeridad que la parte demandante, o sea yo, hubiera deseado, pero insisto en que a día de hoy me encuentro al corriente de pagos y Hacienda no me reclama nada". A día de hoy se encuentra "al corriente de pagos".

El presentador lleva más de tres décadas trabajando en los escenarios y en la televisión, lo que le ha reportado un magro patrimonio en Madrid y en Cádiz que tiene a su nombre y al de sus empresas. El rostro más emblemático de La Sexta administra dos empresas: 18 Chulos Records y Asuntos y Cuestiones Varias SL, la firma a través de la que canaliza sus principales espectáculos y objeto de las revisiones de Hacienda.

Los grandes números de estas empresas no son los que eran. Si en 2015, el sueldo del único empleado de Asuntos y Cuestiones Varias SL (de la que es administrador único) ascendía a 391.818 euros, hoy solo hay gastos de personal de 4.000 euros, unos resultados más bien discretos de 19.000 euros y deudas reconocidas por ellos mismos de 1.846.430 euros. Los conciertos con Los Insolventes que daba esporádicamente de momento están parados, y su principal fuente de ingresos a día de hoy es su trabajo diario en el programa informativo de Atresmedia.

En 18 Chulos Records SL, Wyoming comparte titularidad con Pepín Tre (José Luis Moreno), Pablo Carbonell y Santiago Segura. Aunque en 1999 la fundaron como una discográfica algo irreverente y alejada de los circuitos de la industria (estaban también Javier Krahe o Faemino), la crisis les ha hecho evolucionar y hoy se anuncian como una agencia organizadora de eventos.

"Siempre a la vanguardia de la música, y en permanente contacto con las últimas innovaciones en las artes escénicas y el humor, 18 Chulos Records&Events ofrece a sus clientes la producción total o parcial de eventos, un amplio abanico de servicios complementarios, un espectacular staff de artistas y profesionales del espectáculo, y la seguridad que ofrece un equipo creativo y técnico compuesto por personal de sobrada y probada experiencia". A través de 18 Chulos se puede contratar para dar conferencias o conducir eventos a presentadores, celebrities o humoristas; también se ofrecen talleres y, cómo no, música en directo.

Gran Wyoming Mamen Mendizábal
El redactor recomienda