Dani Rovira, en la intimidad: zapatos ortopédicos, Joselito y una "madre coraje"
  1. Famosos
Orgulloso de su familia

Dani Rovira, en la intimidad: zapatos ortopédicos, Joselito y una "madre coraje"

Conocemos muchos detalles de la vida del actor, pero poco o nada de sus orígenes. Repasamos su lado más íntimo y familiar

placeholder Foto: Dani Rovira, en el Festival de Málaga. (Getty)
Dani Rovira, en el Festival de Málaga. (Getty)

Estamos más que acostumbrados a ver a Dani Rovira en nuestras pantallas. Ya sea como presentador de su propio programa (‘La noche D’), como protagonista de la película que le valió el Goya (‘Ocho apellidos vascos’) o como la cara visible de alguna de las muchas iniciativas que abandera (la fundación Ochotumbao, por ejemplo), este polifacético malagueño ha conquistado el corazón de medio país. Pero ¿dónde empezó todo?

Dani Rovira nació en el barrio de La Paz en Málaga el 1 de noviembre de 1980 en el seno de una familia humilde. Es el segundo de cuatro hermanos: Francis, Joselito y Macarena, y entre las anécdotas que ha explicado de su infancia, asegura haber llevado zapatos ortopédicos hasta los trece años. Son escasas las referencias públicas que ha hecho sobre su familia, pero se muestra plenamente orgulloso de ellos.

De su padre, Andrés, ha comentado en alguna ocasión que es “un obrero pluriempleado que ha sido camionero, quiosquero, vendedor de coches y segurata”. Y precisamente, por ser un trabajador incansable en beneficio de su familia, Dani le tiene una gran admiración; además, fue él quien le animó a ser cómico. De su madre, Juanita, dice haber heredado su emblemático sentido del humor y asegura que es “una madre coraje”.

En cuanto a sus hermanos, es Joselito de quien más detalles conocemos. Las redes sociales nos han permitido saber que trabaja mano a mano con Dani en la producción de los espectáculos que protagoniza el actor; el último, el tan aclamado ‘Odio’ y que ahora podemos ver en Netflix. Además, su pasión por el deporte les lleva a compartir muchas horas juntos más allá del trabajo.

La realidad es que el deporte, precisamente, era aquello a lo que Dani Rovira se iba a dedicar antes de que Paramount Chanel le brindara su primera gran oportunidad. El malagueño -que ya había trabajado como cuentacuentos o monologuista en bares y cafeterías- se graduó en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en la Universidad de Granada y, posteriormente, envió el vídeo con el que consiguió su primer trabajo en televisión.

Con ‘El club de la comedia’, entre otros formatos, se curtió profesionalmente y en 2013 llegaría su gran salto a la interpretación. Lo que ha ocurrido desde entonces es algo de lo que todos hemos ido siendo testigos. Su premio Goya a mejor actor revelación, su relación con Clara Lago -a la que compara con uno de los cometas Halley de su vida- y su posterior ruptura, sus numerosos proyectos, tanto en cine como en televisión, y su significativa lucha contra el cáncer.

Dani Rovira tuvo que plantar cara a un linfoma de Hodgkin que le llevó a someterse a tratamiento durante cinco meses en plena pandemia y del que, por suerte, anunció estar recuperado. No perdió el optimismo durante toda su batalla contra la enfermedad y animó con sus publicaciones en redes sociales y sentido del humor a todos aquellos que pasan por lo mismo.

En los últimos días, ha sido noticia por una posible historia de amor con la cantante Ana Guerra, que esta ya ha desmentido. Sin embargo, el actor ha confesado en diferentes entrevistas a lo largo de los años ser muy enamoradizo. Tanto que llegó a dejarlo todo y cruzar el charco por una argentina de la que se enamoró como hiciera su personaje Rafa en 'Ocho apellidos vascos'.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Dani Rovira Clara Lago Málaga
El redactor recomienda