Paloma Cuevas, feliz: su padre, Victoriano Valencia, ya está en casa otra vez
  1. Famosos
ESTÁN MUY UNIDOS

Paloma Cuevas, feliz: su padre, Victoriano Valencia, ya está en casa otra vez

A finales de enero estuvo ingresado en el hospital La Zarzuela y su hija no se separó de él

placeholder Foto: Paloma Cuevas. (Cordon Prress)
Paloma Cuevas. (Cordon Prress)

Paloma Cuevas está dedicada por entero a su familia, sobre todo a su padre, Victoriano Valencia, que cumplió 87 años el 17 de febrero. A finales de enero estuvo ingresado en el hospital La Zarzuela y su hija no se separó de él.

Foto: Paloma Cuevas con su padre. (Efe)

Una vez le dieron el alta, el 12 de febrero pasado, se instaló junto con su mujer, Paloma Díez, en la casa familiar de su hija. Así estaban los dos más cuidados y Paloma más tranquila al poder encargarse directamente de ellos. Y quizá, las más felices eran las nietas, que adoran a sus abuelos. No hay que olvidar que pasaron el confinamiento de hace un año todos juntos (incluido Ponce) en La Cetrina, la espectacular finca de Jaén.

placeholder Paloma Cuevas, con su padre. (LP)
Paloma Cuevas, con su padre. (LP)

Hace unas semanas volvió a recaer y tuvo que volver al hospital. Como en la vez anterior, tanto Paloma como su hermana acompañaron al empresario y torero. Como él mismo decía cuando le preguntaban si los diestros dejaban de serlo al retirarse, explicaba que “no siempre lo seré”. Y con esa fuerza que le ha acompañado a lo largo de su vida activa, Victoriano Valencia volvió a recuperarse y ahora se encuentra en perfecto estado de revista. Todos los que le han tratado aseguran que, a su edad, sigue siendo una persona muy animosa y que se crece antes las dificultades aunque estas sean físicas. Ha sido y es el mejor apoyo afectivo para su hija Paloma, que a día de hoy sigue sin estar divorciada.

El divorcio, en pausa

Después de ocho meses de separación, Enrique Ponce no ha rubricado el mutuo acuerdo que sí firmó en noviembre la empresaria. Lo que no se entiende son las razones para no hacerlo. Los temas relacionados con las hijas, tanto en la parte económica como en la custodia y régimen de visitas, estuvieron solucionados desde el primer momento. No hubo complicaciones. El padre puede visitarlas siempre que quiera y tiene las llaves del que había sido el domicilio conyugal en Madrid. Los flecos que podrían quedar sueltos relativos al patrimonio aparentemente también están solucionados. Por lo tanto, la tardanza de Ponce es una incógnita. Sobre todo porque él fue el que dio por zanjado su matrimonio de 25 años (y cuatro de noviazgo) al llegar a su vida Ana Soria.

El torero tenía previsto presentar este martes junto a Manuel Díaz, el Cordobés, su próximo cartel para la corrida de abril. El lunes se cancelaba la cita con la prensa. La razón que se daba era que no había llegado a un acuerdo por los derechos de imagen.

Paloma, por su parte, prepara su aparición para presentar la nueva colección de novias y trajes de fiesta de Rosa Clará, en la que ha participado muy directamente, cuando ya se puedan celebrar bodas

Paloma Cuevas Victoriano Valencia
El redactor recomienda