Día clave para el divorcio de Josep Santacana y Arantxa Sánchez Vicario
  1. Famosos
LARGO PROCESO

Día clave para el divorcio de Josep Santacana y Arantxa Sánchez Vicario

Se deliberará, entre otras cosas, qué juzgado es competente en la separación, si el de Miami o el de Esplugues, uno de los puntos en los que la expareja no se pone de acuerdo

placeholder Foto: Arantxa Sánchez Vicario y Pep Santacana, en los premios Laureus de 2013. (Getty)
Arantxa Sánchez Vicario y Pep Santacana, en los premios Laureus de 2013. (Getty)

Hoy 17 de marzo, en la sección 18 de la Audiencia Provincial de Barcelona, se hará la deliberación, votación y fallo del recurso de apelación que interpuso Arantxa Sánchez Vicario contra Josep Santacana. Son tres magistrados los que estarán involucrados. Uno de ellos, Pascual Ortuño, será el ponente como responsable de estudiar el caso y llevará una propuesta de resolución. El siguiente paso será la deliberación y la aprobación en un sentido o en otro. El fallo lo pueden conocer los interesados entre siete días y dos semanas a partir de este momento.

Esa sentencia lo que aclarará es si el divorcio de la expareja es correcto que se tramite en España, tal y como pide Josep Santacana y confirmó la jueza de Primera Instancia de Esplugues. O, por el contrario, es competente Estados Unidos, como solicitaba Arantxa Sánchez Vicario. Habrá variaciones importantes respecto al régimen económico matrimonial dependiendo de lo que se dictamine en la conclusión. En el caso de que favoreciera al empresario, se tendrían en cuenta las capitulaciones que se firmaron antes de contraer matrimonio.

Foto: Arantxa Sánchez Vicario. (Getty)


En este sentido, fuentes cercanas al empresario confirman a Vanitatis que “Santacana lo que quiere es que se respete lo que pactaron, que fue la separación de bienes. Tiene su patrimonio y por mucho que Arantxa diga que no es así, han funcionado siempre con este régimen. Es decir, lo tuyo es tuyo y lo mío, mío. En Cataluña, por defecto, las uniones matrimoniales son bajo régimen de separación de bienes. Ellos lo ratificaron en dos ocasiones. Una antes de casarse y otra después. Y los pactos hay que cumplirlos” .

placeholder Josep Santacana, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Josep Santacana, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Frente a esta postura se encuentra la de la tenista, que quiere que ese pacto rubricado se anule porque todo es común. El abogado Tamborero, que defiende los intereses de Sánchez Vicario, ratifica lo contrario, que España no es competente y, por tanto, el divorcio se debe tramitar en Miami, que es donde viven y donde se presentaron las demandas aunque después el empresario la retiró y la registró en el juzgado de Esplugues. Se habían casado el 12 de septiembre de 2008 en el castillo de Perelada (Gerona) y diez años después llegó la ruptura.

El razonamiento del abogado de la tenista es el siguiente: “El hecho de que Arantxa quiera que se tramite en Miami no tiene que ver con las capitulaciones. La única motivación es que considera que el único competente es el tribunal de Estados Unidos y es donde se podrá discutir dónde ha ido a parar el patrimonio que tenía mi cliente. Las capitulaciones que se firmaron en España son totalmente válidas. Pactaron un documento en previsión de ruptura según el cual no se reclamarían ninguna cantidad en concepto de pensiones. No discutimos su validez. Lo que Arantxa Sánchez Vicario entiende es que había un capital que ha desaparecido y que en el proceso de divorcio que se sigue en Estados Unidos se aclare ese punto”.

placeholder Arantxa Sánchez Vicario. (EFE)
Arantxa Sánchez Vicario. (EFE)

Ni Arantxa ni Josep tienen que estar presentes hoy y serán sus abogados los que comuniquen a sus clientes la sentencia. Pero puede ser que no sea el final de una disputa que parece no tiene fin. Si una de las partes no está de acuerdo, podría recurrir al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña con un recurso de casación. Después de cuatro años de litigios, esa decisión alargaría el proceso de divorcio y legalmente seguirían casados. Ninguno de los dos tendría la posibilidad de rehacer sus vidas hasta que el alto tribunal no dirimiera la causa.

En este aspecto coinciden las partes enfrentadas, tanto Sánchez Vicario como Santacana, que no son libres para volver a casarse. “La jueza de primera instancia de Esplugues no podía entrar a disolver el matrimonio al no ser competente y, por tanto, el divorcio está en el aire. El tribunal norteamericano está a la espera de lo que diga la justicia española”, confirma Tamborero.

placeholder Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana, en una imagen de archivo. (Gtres)
Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana, en una imagen de archivo. (Gtres)

Y esa decisión tardaría como mínimo, según confirma el entorno de Santacana, dos años más. Y no solo se trataría de una cuestión afectiva sino también económica. El que perdiera tendría que pagar también las costas del proceso. El abogado de la deportista no coincide con esos plazos: “El recurso es bastante ágil en Cataluña. En seis o siete meses se resolvería”.

En esta confrontación no entran los hijos menores. “Este tema ya se resolvió en su día por la Corte de Miami, donde se especificaba la custodia compartida y cómo debían atender económicamente cada uno de los padres todo lo referente a la manutención de los hijos”, explican fuentes relacionadas con el entorno familiar. En este caso, se demostró que el nivel patrimonial de la deportista era mucho más alto, con lo cual no hay correspondencia en el sentido igualitario. Por sentencia, Sánchez Vicario debe pasar una cantidad a su por ahora marido para la manutención de los menores cuando estén conviviendo con él.

Arantxa Sánchez Vicario Josep Santacana
El redactor recomienda