La combativa carta de la hija del doctor Baselga: donaciones y no flores fúnebres
  1. Famosos
ENFERMEDAD TRÁGICA

La combativa carta de la hija del doctor Baselga: donaciones y no flores fúnebres

Ante la muerte de su padre por la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, Clara Baselga-Garriga escribe: "Sentimos dolor y tristeza, pero también sentimos una gran necesidad de crear conciencia"

placeholder Foto: El doctor Josep Baselga.
El doctor Josep Baselga.

Pasó sus últimas semanas rodeado del verde de la Cerdanya, con paseos a los pequeños pueblos de la zona e incluso alguna excursión al paradisiaco lago de Meranges. El doctor Josep Baselga ha fallecido este domingo acompañado de su mujer, la economista Silvia Garriga, y sus cuatro hijos, Marc, Clara, Alex y Pepe. Tenía 61 años y una enfermedad 100% mortal acabó con su vida. Sus cuatro hijos, en especial Clara, la segunda, han liderado una batalla contra esta dolencia que ha terminado con la vida del doctor Baselga, la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob.

Ella misma lo contaba en la página a través de la cual recauda fondos para luchar contra esta enfemerdad. “Mi padre, el Dr. Baselga, era un luchador y un creyente en la ciencia. Por eso, cuando le diagnosticaron la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (CJD), una enfermedad neurodegenerativa letal que progresa rápidamente, se nos cayó el mundo encima. De todas las enfermedades, a él le había tocado una que para la ciencia era un misterio, y su lucha, inútil”.

placeholder La reina Letizia premia al doctor Baselga en 2010. (EFE)
La reina Letizia premia al doctor Baselga en 2010. (EFE)

Clara Baselga ha escrito una combativa carta en la que pide donaciones y no flores para intentar acabar con una enfermedad que no tiene piedad. “Cuando mi padre falleció esta mañana, sentimos muchas cosas, profundo dolor y tristeza entre ellas, pero también sentimos una gran necesidad de crear conciencia sobre CJD y el impacto que tiene en sus víctimas y sus familias -escribe Baselga-. En lugar de flores, nos gustaría hacer donaciones para la investigación neurodegenerativa en el Hospital Clínic, con la esperanza de que algún día, ninguna familia más experimente este inmenso dolor”.

De NYC a la Cerdanya

La vida de los cuatro hermanos se ha visto rota de pronto. Baselga y Garriga se conocieron en Nueva York, donde ambos trabajaban, y decidieron venir a España en 1996, donde él dirigiría la unidad oncológica del Hospital Vall d'Hebrón. Pero volvieron los cambios: todos se mudaron de nuevo a Estados Unidos en 2010, cuando el doctor decidió que pese a los esfuerzos realizados, debía seguir sus investigaciones en EEUU si quería obtener mejores resultados. Allí hay más dinero y más voluntad. Así que en mayo de 2017, años después de mudarse a Estados Unidos, el doctor Josep Baselga y su mujer, Silvia Garriga, se compraron un apartamento en Nueva York.

placeholder El doctor Josep Baselga, en el Hospital Vall d'Hebrón. (EFE)
El doctor Josep Baselga, en el Hospital Vall d'Hebrón. (EFE)

Una maravilla en Midtown, con vistas a la isla de Roosevelt, que el doctor quiso abandonar, como contábamos, cuando conoció su diagnóstico. Supo que le quedaban pocas semanas de vida y quiso pasarlas en su casa de la Cerdanya, en el Pirineo catalán. Así lo relataba Josep Corbella en ‘La Vanguardia’ este lunes, un día después del fallecimiento de uno de los mejores oncólogos del mundo. En este valle aprendieron todos a esquiar y en sus montañas decidieron federarse en esquí alpino los cuatro hermanos Baselga Garriga. Cabe recordar que su padre fue camillero en pistas de esquí.

Pese a vivir en Nueva York, ni ellos ni su padre se desvincularon nunca de Barcelona. El doctor siguió al frente de la unidad oncológica del Hospital Vall d'Hebrón, en la capital catalana, y también en el Instituto Oncológico Baselga, del Hospital QuirónSalud, donde se trató Álex Lequio, el hijo de Ana Obregón. La última aparición pública del doctor fue en noviembre, en Rac1, el programa de Jordi Basté, donde habló de un futuro cercano sin covid. Ya trabajaba para AstraZeneca (era vicepresidente ejecutivo de investigación) y vaticinó un invierno duro pero un verano casi normal. Entonces todavía no sabía que él no viviría el siguiente verano.

37.000 euros recaudados

Los cuatro hijos de Baselga siempre han estado muy unidos, y han recibido una educación internacional que les ha llevado a pasar por las mejores universidades del mundo -Clara, por ejemplo, se graduó en Harvard-. Los hermanos quieren ahora ayudar a quienes padecen la misma enfermedad que se ha llevado a su padre. Por ahora han logrado 37.000 euros para empezar, cuando necesitaban 25.000 en un principio. Y han sido 318 los donantes.

Foto: Ana Obregón y su hijo Álex. (Redes)

En la página de Gofundme donde Clara pide fondos para la lucha contra la enfermedad, informa también de las características de la dolencia: “Los pacientes de CJD viven un promedio de entre 3 semanas y 6 meses desde el inicio de los síntomas. Todo lo que se sabe sobre la enfermedad es que comienza cuando una proteína, por alguna razón desconocida, se pliega mal en el cerebro y se vuelve contagiosa. Aproximadamente una de cada millón de personas al año son diagnosticadas con CJD. De los diagnosticados, el 10-15% adquiere la enfermedad genéticamente, una pequeña minoría contrae la enfermedad por contacto iatrogénico, lo que significa que se sometieron a una cirugía del sistema nervioso con herramientas infectadas, y una minoría aún más pequeña la contrae por comer carne contaminada. Mi padre sufría de un cuarto tipo de CJD, el más común, llamado CJD esporádico”.

Clara Baselga Garriga, tal como detallan en la web de la Universidad de Columbia donde está matriculada, tiene experiencia en Creative Nonfiction y Biología de Células Madre. Actualmente, es estudiante de primer año de Maestría en Bellas Artes en la Universidad de Columbia. Obtuvo su licenciatura en la Universidad de Harvard, donde estudió un doble grado en Inglés y en Biología Molecular y Celular. Se graduó summa cum laude en inglés, y recibió la Beca Le Baron Russell Briggs por su sobresaliente tesis de honor de fin de grado, la Beca Abramson para realizar investigaciones en el Instituto de Células Madre de Harvard y la Beca Internacional de Weissman para estudiar desarrollo prematuro en niños en Mozambique. Su experiencia profesional previa incluye: investigadora en el laboratorio Melton, dirigente social de empoderamiento global de las mujeres y escritora en Harvard Crimson.

Noticias de Famosos
El redactor recomienda