Carla Vega-Penichet (novia de Carlos Cortina): 'curranta', familiar y amante de la caza
  1. Famosos
PERFIL

Carla Vega-Penichet (novia de Carlos Cortina): 'curranta', familiar y amante de la caza

Descendiente de dos de las familias con más solera de la escena patria (los Vega-Penichet y los Domecq), Carla se casará después de verano con uno de los solteros de oro más codiciados de la jet

placeholder Foto: Carla Vega-Penichet. (Mouro Capital)
Carla Vega-Penichet. (Mouro Capital)

Cuenta con el mérito de haber conseguido borrar de las listas de solteros de oro a uno de los cachorros de la jet más deseados de nuestro país. Carlos Cortina Lapique, hijo de Alfonso Cortina (fallecido hace un año por coronavirus) y Miriam Lapique, abandonará su soltería previsiblemente después del verano del brazo de Carla Vega-Penichet Domecq. Una joven que ha vivido toda su vida en el barrio de Salamanca de Madrid en el seno de dos de las familias de más solera del panorama patrio.

Familias ilustres

Carla, que cumple 31 años el próximo 19 de junio, es hija de Jorge Vega-Penichet, un alto directivo de Acciona, y de Paloma Domecq. “Viene de dos familias inmensas. Por un lado, los Vega-Penichet, que son un montón; y luego la familia de su madre, los Domecq, que también es una familia grande”, nos cuenta alguien cercano a Carla. De hecho, la joven es prima de Rosario Domecq, mujer del torero el Juli, con quien comparte su pasión por las tierras jerezanas. “Tanto en Navidad como en verano procuran escaparse a Jerez”, nos confirma nuestra fuente. Cuentan quienes la conocen que Carla es una chica muy familiar, a la que le gusta mucho compartir tiempo tanto con su familia materna como con la paterna, y a la que le apasionan tanto el campo como la caza.

La prometida de Carlos Cortina es la mayor de cuatro hermanos. Su hermana Paloma ha salido en prensa por su relación desde 2017 con el futbolista Marcos Alonso, lateral del Chelsea. Un camino que esta semana ha tomado Carla, quien pronto entroncará con otras dos familias con tanta solera como las suyas: los Cortina y los Lapique, protagonistas desde hace décadas del papel cuché.

Foto: Carlos Cortina, en una imagen de archivo. (Gtres)

Su suegra será Miriam Lapique, viuda del que fuera presidente de Repsol. Hace un año que el que hubiera sido su suegro, Alfonso Cortina, fallecía a consecuencia de complicaciones derivadas del coronavirus. Momentos negros para Miriam en los que Cari Lapique se ha convertido en el sostén de su hermana. No cabe duda de que estará encantada de colaborar en los preparativos de la boda, en la que el catering podría salir de las cocinas de su hija y prima de Carlos, Caritina Goyanes.

Un currículum a tope

Ella fue al Mater, uno de los colegios más prestigiosos de Madrid. Más tarde estudió Derecho y ADE en la Universidad Autónoma, una etapa en la que pasó dos años formándose fuera de España. “Es un 10, encantadora y supersimpática”, nos confiesa una compañera suya de la universidad.

“Le encanta viajar”, continúan las fuentes consultadas. “De hecho, en cuanto pudo solicitó becas para estudiar en el extranjero. Carla es superindependiente”. Concretamente le concedieron una beca en Shanghái y otra en Friburgo.

placeholder Carla Vega-Penichet. (Mouro Capital)
Carla Vega-Penichet. (Mouro Capital)

Actualmente, ejerce como abogada en Mouro Capital, un fondo de capital emprendedor del Banco de Santander, y tiene un currículum de infarto, algo en común con los hermanos Cortina y con su futura cuñada la diseñadora de interiores Amelia Millán. Carla, tras hacer prácticas en el despacho de Albiñana & Suárez de Lezo y ArcelorMittal, entre otras empresas españolas, ha tenido dos trabajos importantes: en el Banco Santander y en Linklaters, donde coincidió con Fernando Ramos de Lucas, el marido de su prima, María.

Ya siendo novia de Carlos, como él vivía en Londres, pidió el traslado a la ciudad del Támesis para poder comenzar una vida en común. Ahora, la pareja planea su regreso a Madrid. Él va a pasar a partir de ahora más tiempo en España, ya que se ha hecho cargo junto a su hermano Felipe de los negocios familiares, especialmente de la bodega toledana donde se elabora el vino que fue la gran ilusión de su padre: Pago de Vallegarcía. Y a ella también le apetece volver y pasar más tiempo cerca de los suyos.

Foto: Alfonso Cortina y Miriam Lapique, en una imagen de archivo. (EFE)

Una boda en el aire

La pareja lleva bastantes años saliendo, por lo que en su entorno la noticia de la boda no ha sorprendido en absoluto y se ha acogido con entusiasmo. El enlace, por la pandemia y el hecho de que haya pasado tan poco tiempo desde la muerte de Alfonso Cortina, ha provocado que a estas alturas aún no tengan claro ni dónde ni cómo se celebrará. “La idea inicial es que fuera en Jerez de la Frontera, en la finca familiar de los Domecq. Pero están esperando la evolución del covid y adaptándose. Son conscientes de la situación y tampoco van a forzar nada”, declara a Vanitatis alguien cercano a los novios.

En la misma línea, otra fuente confirma esta información: “En cuanto se prometieron dijeron que con toda esta situación harían una boda pequeña y ya más adelante un fiestón para gente joven (sus primos, amigos…), pero luego cambiaron de opinión y decidieron esperar. Luego lo que pasó con el padre de Carlos también paralizó mucho los plazos. Han tenido varias opciones de boda, pero de momento ninguna clara. Lo único que más o menos está claro es que la celebrarán después de verano”.

La novia lógicamente está esperando a decidir los detalles de la boda para encargar su vestido. “Le encantó el vestido de su prima María Vega-Penichet Fierro, quería algo así de ese mismo estilo y en un primer momento barajó que se lo hiciera la misma diseñadora, Laura Ponte. Pero como han retrasado la fecha de la boda varias veces, aún no lo tiene ni decidido”.

¿Y cómo es ella?

“Es supercurranta, muy divertida y animada”, comentan en conversación con Vanitatis excompañeras suyas del colegio. “Una mujer diez, siempre superagradable y atenta, muy deportista, le gusta la caza, la vida en el campo, y no mucho la moda aunque siempre va ideal. Le encanta viajar, es muy independiente y muy familiar a la vez. Tiene dos pandillas de primas de su misma edad en las dos familias que son más amigas que primas”.

Una de esas primas es, como decíamos, María Vega-Penichet, con la que compartió pupitre en el colegio. María forma parte del equipo de Kimomi, la agencia de comunicación que fundaron Andrea Pascual, esposa de Beltrán Gómez-Acebo, y Ana María Chico de Guzman. A su boda, celebrada el mismo día que la de los duques de Huéscar, asistieron los príncipes Christian de Hannover y Sassa de Osma. Con este crisol de familias, nada parece indicar que la suya no vaya a reunir a la flor y nata patria.

Cabe destacar que entre la pandilla de amigos de los novios en Londres, destacan 'cachorros de la jet' que trabajan en la City, como Álvaro Falcó, futuro marqués de Cubas, hijo de Fernando Falcó y Marta Chávarri y actual novio de Isabelle Junot (íntima de Tamara Falcó), o Emilio Pan de Soraluce, DJ más conocido como Dark Places, hijo del empresario José Pan de Soraluce y Bárbara Quijano y Pombo.

Perfil Bodas de famosos Bodas Alfonso Cortina
El redactor recomienda