Un año de la muerte de Alfonso Cortina: de las bodas de sus hijos a su herencia repartida
  1. Famosos
UN AÑO DE CAMBIOS PARA TODOS

Un año de la muerte de Alfonso Cortina: de las bodas de sus hijos a su herencia repartida

Durante los últimos 12 meses, los dos hijos del empresario han experimentado grandes cambios en su vida: no solo han tomado las riendas de las bodegas; se han mudado de país y se han prometido

placeholder Foto: Alfonso Cortina y Miriam Lapique, en una imagen de archivo. (EFE)
Alfonso Cortina y Miriam Lapique, en una imagen de archivo. (EFE)

Hoy se cumple un año del triste fallecimiento de Alfonso Cortina. Casado con Miriam Lapique, el conocidísimo empresario fallecía víctima del coronavirus a las pocas semanas de decretarse el estado de alarma a consecuencia de las complicaciones derivadas de la enfermedad tras varios días hospitalizado.

Jornadas en las que el expresidente de Repsol no pudo estar acompañado de su familia, como tampoco casi pudieron despedirse durante el entierro debido a las restricciones impuestas por seguridad. Sus hijos con semblante sombrío, mascarilla y guantes despedían a su padre sin más apoyo que el mutuo en una de las instantáneas más sombrías de aquellas primeras jornadas de confinamiento.

Foto: Alfonso Cortina, en una imagen de archivo. (EFE)

Ahora que se cumple un año, sus hijos y su viuda, sin duda, esperan el momento preciso para organizar el homenaje que merece este gran embajador del entramado empresarial patrio cuyo legado mantienen sus hijos, Felipe y Carlos.

Herencia repartida

Este, como es sabido, ha sido un año de cambios en el seno de esta familia sacudida tan duramente por la pandemia. Tras el fallecimiento de su padre, los dos hermanos tomaron la decisión de volcarse de lleno en el gran sueño empresarial de su padre, las bodegas Pago de Vallegarcía, en las que siempre estuvieron involucrados de una forma u otra.

Felipe Cortina Lapique, el primogénito, lo hizo como director de desarrollo de negocio, y el segundo, Carlos, como consejero ejecutivo. Hasta hace unos meses, el presidente y accionista mayoritario de la empresa que ampara las bodegas era Alfonso Cortina Alcocer y sus hijos figuraban en los papeles como consejeros, y su madre, Miriam Lapique, como vicepresidenta. Un relevo que se hizo efectivo a principios de este año, tal y como publicamos en estas páginas.

placeholder Felipe Cortina, en una foto de archivo. (Gtres).
Felipe Cortina, en una foto de archivo. (Gtres).

El pasado 27 de enero se publicó en el BORME el nombramiento oficial de Felipe (también cofundador de la exitosa firma de calcetines Jimmy Lion) como nuevo presidente de la bodega en sustitución de su padre, y apenas unos días más tarde, tanto su madre Miriam como su hermano Carlos fueron nombrados oficialmente consejeros solidarios de la bodega.

Una resolución de la herencia de su padre que, sin duda, beneficiará a los intereses de esta empresa familiar que no ha podido caer en mejores manos. En los últimos dos años, las bodegas cerraron en números rojos (en 2019 perdió casi 200.000 euros). A pesar de todo, su patrimonio neto es superior a los seis millones y medio de euros.

Foto: Felipe Cortina y su socio Álvaro Gomis. (www.jimmylion.com)

Bodas en camino

Una transición en lo laboral que también han experimentado en el plano personal. Los dos, Felipe y Carlos, con novias serias desde hacía tiempo, durante este año tomaron la decisión de pedirles matrimonio a sus respectivas parejas. Bodas que a causa de las restricciones por el coronavirus aún no tienen una fecha definida y que han sufrido varios cambios a lo largo de los meses.

placeholder Felipe Cortina y su socio Álvaro Gomis. (www.jimmylion.com)
Felipe Cortina y su socio Álvaro Gomis. (www.jimmylion.com)

Felipe, tal y como desvelamos en exclusiva en estas páginas, está prometido con Amelia Millán, con quien tiene previsto casarse este verano. Tras varios años residiendo en Estados Unidos, desde donde gestionaba su exitosa marca de calcetines, se trasladó a España tras la muerte de su padre para hacerse cargo de la bodega.

Lo mismo le ocurrió a su hermano Carlos, quien, después de varios años viviendo y trabajando en Londres (donde también hacía lo propio su novia), aceleró su vuelta a Madrid para acompañar a su hermano en la empresa familiar, que ha vivido un relevo forzoso. Carlos, tal y como comentaron fuentes de su entorno a Vanitatis, se casará después de verano con la joven Carla Vega-Penichet Domecq.

Foto: Carla Vega-Penichet. (Mouro Capital)

Dos enlaces unidos a dos cambios radicales de vida (mudanza y trabajo incluidos) provocados por esta pandemia que aún no nos ha devuelto la soñada normalidad.

Bodas Alfonso Cortina Herencia