Dulceida, reina de influencers: su imperio, su pareja y su faceta más solidaria
  1. Famosos
Sinónimo de éxito

Dulceida, reina de influencers: su imperio, su pareja y su faceta más solidaria

De no terminar la ESO y trabajar en un Zara, Aida Domenech ha pasado a ser una de las personas más influyentes de nuestro país

placeholder Foto:  Aida Domenech, Dulceida. (Getty)
Aida Domenech, Dulceida. (Getty)

"En 4º de ESO fui muy rebelde y no acabé la ESO en el instituto. A veces lo pienso, pero ¿qué podría haber estudiado? Creo que hay que estudiar, pero también conozco a muchísima gente sin muchos estudios, con lo básico, como yo, que son cracks... Mucha gente que haya estudiado una carrera puede ser más inteligente que yo, pero no me considero una chica tonta. Ser influencer no se estudia". Esta era la declaración de intenciones de Dulceida en el 'Chester' de Risto Mejide, hablando sobre sus orígenes.

Tras un año y medio como dependienta en un Zara y dos cursos de interpretación, la joven nacida en Badalona en octubre de 1989 tomó una decisión que terminaría siendo trascendente. El 24 de noviembre del 2008 realiza su primera publicación en el blog que la llevaría a la fama y supondría el inicio del llamado Dulceimperio.

Influyente en grado sumo para toda una generación y adorada por las marcas, Aida Domenech, su verdadero nombre, acumula ahora casi tres millones de seguidores en Instagram y supera los dos millones en su canal de YouTube, donde cada miércoles ofrece un nuevo vídeo a sus seguidores.

En su canal subió su primer vídeo un 21 de enero de 2013 en otra decisión en la que fue también pionera. "Nos contactaron de una agencia para que me abriese un canal. Me pareció una manera de poder mostrarme más”, recordaba en una conversación con la revista 'Icon'.

Foto: Detalle posterior del vestido de la reina Letizia. (Getty)

A través de esta plataforma, la influencer nos ha hablado de moda, de cosmética, de ideas para regalar y nos ha enseñado tutoriales de todo tipo. Pero también ha mostrado su lado más personal como sus rupturas amorosas o el anuncio de su bisexualidad. "La noche antes de publicarlo me puse a llorar, era un trocito de mi corazón. Pero yo soy la misma en las redes que en mi casa, tenía esa necesidad. Ahora me parece una tontería, pero temía que algunas marcas me rechazaran. Pensaba que me iban a insultar. Pero no", confesaba en esa misma entrevista.

Convertida en icono LGTB, fue muy notorio cuando en 2015 hizo pública su bisexualidad. "A mí toda la vida me han gustado los chicos, hasta que de repente, porque sí, yo noté ese hormigueo que sientes cuando ves a alguien", publicaba en su blog cuando anunciaba su relación con la también influencer Alba Paul Ferrer.

Dulceida, que había terminado una relación con el fotógrafo Sergi Gómez, se casaba con Alba el 10 de septiembre de 2016. Ambas comparten con su millonaria legión de seguidores tanto sus momentos más felices como los complicados. Ese fue el caso del ingreso en el hospital de Alba el pasado mes de febrero. "Es una operación sencilla, le quitan un quiste en el ovario, pero al final es una operación", dijo al respecto su mujer en su cuenta de Instagram.

Por supuesto, con un nivel de exposición tan grande como el suyo, la it girl no ha podido evitar verse envuelta en más de una polémica. Por ejemplo, durante un reciente viaje a Sudáfrica en el que no gustó que regalara unas gafas de sol a niños africanos o que apareciera bañándose en Ciudad del Cabo mientras el país sufría una sequía extrema.

También se la criticó por no tener tallas XL en su tienda, pese a que ella suele reivindicar el cuerpo de la mujer en todas sus formas, y su fiesta por su 30º cumpleaños saltó a los titulares por la pelea que protagoinizaron Oto Vans y el marido de María Pombo, Pablo Castellanos.

Escritora y empresaria, su imperio se completa con su propio festival de moda y música llamado Dulceweekend, una agencia de representación de influencers llamada Inmanagement y productos fruto de su marca personal como una colonia, joyas...

Pero más allá de lo material, Dulceida también nos ha mostrado una faceta solidaria, como cuando en pleno confinamiento el Ministerio de Sanidad decidió contactar con ella para que se dirigiera a los jóvenes y les diera instrucciones de prevención frente al coronavirus.

"Acabo de subir un post que me encantaría que leyerais y que compartierais", escribía en marzo del año pasado en sus redes. "Cuanta más gente lo lea mejor. Esta mañana se ha puesto en contacto conmigo el Ministerio de Sanidad y yo en todo lo que pueda ayudar, ayudaré, porque es algo muy grave que no hay que tomarse en broma. Hay que hacer caso a lo que nos dicen".

Dulceida Influencers
El redactor recomienda