Mario Casas: novias, anécdotas y secretos del actor que se consagró con el Goya
  1. Famosos
triunfo y talento

Mario Casas: novias, anécdotas y secretos del actor que se consagró con el Goya

De empezar anunciando pizzas, el actor coruñés ha pasado a ser una de las caras más populares de nuestro cine

placeholder Foto:  Macarena Gómez y Blanca Suárez besan a Mario Casas. (Getty)
Macarena Gómez y Blanca Suárez besan a Mario Casas. (Getty)

Con esmoquin pero con sus zapatillas de Batman y rodeado por su familia. Así recibía Mario Casas el Goya al mejor actor por 'No matarás'. Un premio que llegaba para reconocer la trayectoria de un intérprete tan querido por el público como denostado a menudo por la crítica y que, desde su papel en 'Tres metros sobre el cielo', arrastra el sambenito de ser un 'actor para chicas' -sin tener muy claro tampoco lo que significa eso-. Incluso, jocosamente, su entrada en la Wikipedia reza: "Es principalmente conocido por quitarse la camiseta a la más mínima oportunidad".

Nacido en A Coruña en 1986, el camino a la fama de Mario Houses –como se hace llamar en sus redes sociales– arrancó haciendo de modelo infantil y apareciendo en varios anuncios. El más recordado es uno de Telepizza en el que, proféticamente, anuncia que con cada pizza te llevabas de regalo una película de Steven Spielberg.

Su primer papel importante le llegó en 2006 con la serie 'SMS'. Luego le llegaría el debut en el cine amparado por Antonio Banderas en la película 'El camino de los ingleses'. En 2015 daría también junto a él su salto internacional con 'Los 33', la película basada en el accidente que sufrieron 33 mineros chilenos después de quedar sepultados en una mina más de dos meses.

'Los hombres de Paco', la serie que está a punto de estrenar sus nuevos episodios más de una década después de concluir, fue su consagración en la pequeña pantalla. También marcó el momento en el que se convirtió en objetivo habitual de los paparazzi, ávidos de captarle con sus novias, a menudo sus propias compañeras de reparto.

placeholder  El actor, junto a Amaia Salamanca. (Getty)
El actor, junto a Amaia Salamanca. (Getty)

Fue el caso de Amaia Salamanca, a la que conoció en 'SMS', y Clara Lago, con la que participó en la comedia policiaca. Pero su primera relación seria la vivió con otra actriz, María Valverde, con la que protagonizó 'Tres metros sobre el cielo', el fenómeno adolescente basado en la novela de Federico Moccia. Lo que no todo el mundo sabe es que, en un principio, ambos no se podían ni ver. De hecho, Mario ha reconocido que ella le parecía una "pija estirada con pretensiones culturetas".

Foto: Penélope Cruz. (RTVE)

Su noviazgo duró cuatro años y terminó no precisamente en buenos términos. "Mario es alguien a quien quise mucho. Pero ahora tengo la sensación de haber estado con un desconocido. Ya no espero nada de él", aseguraba la actriz tras la ruptura en una entrevista con 'Marie Claire'.

placeholder  Mario Casas y Blanca Suárez, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Mario Casas y Blanca Suárez, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Enamorado de actrices, el actor enlazaría después romances con Berta Vázquez, con la que rodó 'Palmeras en la nieve', y con Blanca Suárez. Con esta última formó una de las parejas de intérpretes más atractivas y exitosas de nuestro país, pero cuando lo suyo parecía ir viento en popa, se les acabó el amor. Tras dos años juntos, las apretadas agendas de ambos acabaron desgastando su romance.

El vacío en el corazón de Mario lo ocupó, como no podía ser de otro modo, otra actriz. Fue durante el rodaje de la película 'El practicante' cuando conoció a su actual pareja, la belga Déborah François. El pasado verano ambos paseaban su amor por Mallorca, donde pudimos verles disfrutando de unas motos acuáticas junto a la familia del actor.

Encauzando su tirón popular por fin con el reconocimiento de la Academia del Cine, Mario Casas ha demostrado en más de una ocasión que puede sacrificarse por un papel al estilo del mismísimo Christian Bale.

Para preparar su rol en 'Bajo la piel de lobo', donde encarnaba a un fornido ermitaño, engordó 12 kilos. Todo un actor del método, poco después sería capaz de transformar su cuerpo nuevamente para 'El fotógrafo de Mauthausen', adelgazando hasta 22 kilos a base de comer durante semanas solamente piña.

Mario Casas
El redactor recomienda