Edmundo Bal íntimo: de su adosado en Mirasierra a su mujer abogada
  1. Famosos
ELECCIONES 4-M

Edmundo Bal íntimo: de su adosado en Mirasierra a su mujer abogada

El candidato de Ciudadanos se ha desquitado de tantos años de estudio por las oposiciones a la Abogacía del Estado y llena su vida de decenas de aficiones

placeholder Foto: Edmundo Bal. (Foto: Jesús Hellin)
Edmundo Bal. (Foto: Jesús Hellin)

Hace 30 años, Edmundo Bal se compró una chupa de cuero en el Rastro y la conserva como un tesoro. La usa cuando toca la batería y, a veces, cuando sale en moto. Tiene en el garaje de su adosado de Mirasierra dos motos y una motocicleta, y cada vez que puede, sale con su Harley Davidson o con su BMW a darse un garbeo.

La afición por las motos le viene de pequeño: tenía un amigo mecánico y pasaba largas horas con él en el taller, donde aprendió de todo. Ahora arregla sus propios vehículos. Y no solo eso, el candidato de Ciudadanos es un manitas, nos cuentan desde su entorno, y se hace sus propios ordenadores. Una suerte de informático doméstico. Aviso al lector: si es usted alguien perezoso puede que este artículo le cause cierto estrés, porque el protagonista no para. Nunca.

Este abogado del Estado nacido en Huelva y criado en Madrid dejó su carrera en 2019 para entrar en política. Es un hombre con una larga lista de deseos. ¿De dónde saca el tiempo? Nadie lo sabe, nos apuntan que eso es lo que tiene haber pasado tantos años hincando los codos con el estudio, que después se abre el cielo y da tiempo para todo. En la vida de Bal están las motos, hacer excursiones en dos ruedas, una de sus tantas pasiones que, además, puede compartir con su mujer, Maje, con quien lleva 26 años casado.

Familia de abogados

El matrimonio tiene dos hijos universitarios que, según ha contado el propio Bal, no comparten sus ideas políticas. Ya se sabe… Su hijo mayor, que se llama como él por tradición familiar (es el nombre del abuelo), estudia Filología Hispánica y a veces da clases como profesor particular a chavales de instituto. Se anuncia incluso en una página de internet especializada en deberes. Por 12 euros la hora, Edmundo Jr. ayuda a tu hijo a mejorar sus notas.

Foto: A la izquierda, Edmundo Bal durante el debate; a la derecha, Manuel Chaves Nogales

Lo mismo hace el padre con su hija, estudiante de Derecho, a quien ayuda con casos prácticos puesto que compartirán, en algún momento de su vida, profesión. Es una casa de abogados, sí, porque Maje es abogada y mediadora, coordinadora de parentalidad. Ambos estudiaron en la Complutense, donde se conocieron. Ella, además, prosiguió sus estudios, para especializarse en mediación, en la Universidad a Distancia de Madrid.

Propiedades

Como abogado del Estado cobraba 102.000 euros brutos anuales (su último sueldo fue en 2018), dinero que le ha permitido hacerse con cierto patrimonio: una vivienda unifamiliar en Madrid, comprada al 100% en 1998; una vivienda unifamiliar en Duruelo (Segovia) al 50%, comprada en 2005, y una parcela urbana en Duruelo, al 100% y comprada en 2007. Además, según su declaración de bienes, heredó un piso y un garaje en Madrid, de los que tiene el 33%, en 2001. A esto habría que sumar un coche Citrôen C1 y las citadas motos.

Hablábamos de las aficiones del candidato naranja y no podemos obviar aquí la cocina. Tanto le gusta que su mujer le regaló un curso de repostería. Su especialidad, cuenta él mismo, es el arroz al horno con restos de cocido, cocido que, por cierto, suele bordar su mujer. “El mejor de Madrid”, ha dicho Bal con orgullo en alguna entrevista.

Sin parar

Otro de los momentos que encuentra para sí mismo es salir a correr. Se le nota en lo afilado de su aspecto y en los resultados que muestra en las redes sociales. Una marca de 5 kilómetros en 25 minutos no es de podio, pero sí de alguien que le da al trote con asiduidad. Es colchonero y siempre que puede va a ver a su Atlético del Madrid al estadio. Y, sí, también le gusta la lectura y llegó a citar a Chaves Nogales en un discurso. Que no, que no sabemos de dónde saca el tiempo.

Porque, además, toca la batería, como buen amante de la música heavy. Metallica, AC/DC y Led Zeppelin son algunos de sus favoritos internacionales, y españoles, Loquillo y los Trogloditas. ¿Se acuerdan de Sabino Méndez, guitarra del mítico grupo? Pues colaboró con Bal en una suerte de cumplir un sueño para una canción que interpretó el propio candidato con su grupo.

Foto: Xavier Cima y Arrimadas, en una imagen de archivo. (EFE)

Fue en febrero de este mismo año: ‘La suerte de ser libres’ sonó interpretada por su banda, Vitamina C, integrada también por el exvicepresidente del Parlament de Cataluña Joan García, Toni Valenzuela y Javi García Toni. Aquel día, Bal lució su querida chupa de cuero, aquella que se compró en el Rastro hace 30 años.

Noticias de Famosos
El redactor recomienda