Espartaco, fuera de los ruedos: eventos, inmobiliaria y ganadería
  1. Famosos
HOY, BODA

Espartaco, fuera de los ruedos: eventos, inmobiliaria y ganadería

El torero y su familia serán protagonistas este fin de semana por la boda de su hija mayor, Alejandra. Vive volcado en el campo, donde explota ganado

placeholder Foto: Juan Antonio Ruiz, Espartaco. (CP)
Juan Antonio Ruiz, Espartaco. (CP)

"Tengo que seguir teniendo miedo, porque tengo que seguir luchando por mantener todo lo que he conseguido gracias a Dios, al toro y al público. Me han dado tantas posibilidades para seguir luchando en la vida que me ha tocado vivir, sea desde la agricultura, la ganadería… y para sacar hoy día todos los negocios que llevo para adelante. Tengo miedo para poder trabajar más y cuidar más todo lo que me rodea". En una honda entrevista publicada por 'Escaparate', el maestro Juan Antonio Ruiz Espartaco hablaba no hace mucho de su nueva vida. Esa que le ha alejado paulatinamente del ojo mediático donde tan incómodo se encontraba, y al que regresa hoy porque se casa su hija mayor con el empresario sevillano Ernesto de Novales.

El torero empeñó su niñez y su juventud por el mundo del toro. Comenzó su trayectoria profesional con 12 años. Fue número uno del escalafón taurino durante ocho años, siete de ellos consecutivos. "Con su conocimiento excepcional del toro y de su lidia, y una fama arrasadora, dentro y fuera de las plazas, mantuvo su extensa andadura profesional durante cinco lustros, obteniendo un reconocimiento mundial legendario", se lee en su biografía oficial. En el año 2015 se retiró en la Real Maestranza de Sevilla "y desde entonces vive por y para el toro bravo en Dehesa Majavieja", su finca sevillana.

"Fue una figura por su regularidad con los toros. Sin embargo, en Madrid (que al final es la cátedra) no entró. En Madrid se mira con lupa a los toreros que han triunfado en Sevilla. De la misma manera que en Madrid a los 'sevillanos'. Es pura tradición. Pero Espartaco se mantuvo en lo alto del escalafón durante la mayor parte de su etapa profesional, y eso no lo hace cualquiera", explica un conocedor del mundo taurino, que sobre todo destaca su parte humana. "Es uno de los toreros más queridos y respetados porque es muy buena gente".

Foto: Espartaco y Patricia Rato. (Cordon Press)

Desde que se retirara vive volcado en su ganadería, que fundó en la Dehesa Majavieja (Sevilla) en 1993. Está dedicado al campo, a la agricultura y al ganado, tanto al bravo como al manso. Él, medio en broma medio en serio, dice que "antes era artista y ahora un trabajador".

Disfruta de esta vida donde impera la tranquilidad y no se ve obligado a salir demasiado. Su carácter profundamente tímido es conocido en todo el sector. Ni siquiera cuando ha sido objeto de interés por su separación de Patricia Rato, la madre de sus hijos, o por su noviazgo con Macarena Bazán, él ha roto su particular ley del silencio. "Siempre he estado en silencio. El silencio como la honestidad es difícil. Es una carga que te cae encima y cuesta mucho, porque a veces el que calla otorga y autoinculpa. El tiempo pone todas las cosas en su sitio, las aguas acaban volviendo a su cauce y todo y todos caen por su propio peso. El tiempo es el mejor juez que existe. El silencio y el tiempo es lo que he empleado en los momentos difíciles", reconocía en 'Escaparate'.

placeholder Espartaco y su hija Alejandra. (José Martín)
Espartaco y su hija Alejandra. (José Martín)

De hecho, ni él ni Patricia Rato han vendido su vida privada. Ahora, cuando se casa Alejandra, tampoco lo harán. Repartirán de forma gratuita algunas imágenes familiares a través de la agencia Efe. Los negocios del torero van por otros derroteros. Algunos, impulsados por la propia Alejandra, como el proyecto de hacer de la Dehesa Majavieja un destino turístico donde se pueden contratar eventos corporativos o se muestra el día a día del campo. La joven se instaló de nuevo hace tres años en la ciudad hispalense para vivir con su padre en el campo y decidió poner en marcha esta idea adaptando la finca para poder ser visitada por grupos reducidos.

Foto: Espartaco y su hija Alejandra. (Foto: José Martín)

Además del campo y del nuevo proyecto de Alejandra, Espartaco invirtió durante sus años de bonanza en el sector inmobiliario, y cuenta con un buen patrimonio en este sentido. Sus intereses empresariales, tanto los que tienen que ver con la explotación de ganado como los inmobiliarios, se gestionan a través de su empresa Espartaco SL, con sede en Sevilla. Esta sociedad declara unos activos por valor de más de ocho millones de euros, aunque los resultados del pasado ejercicio (2019) se quedan en 36.459 euros.

En el balance de cuentas de esta empresa vienen descritas las propiedades que Espartaco rentabiliza en Sevilla, Huelva y Madrid. Cuenta con un ático con dos plazas de aparcamiento y un trastero en una urbanización cerca de la playa en Huelva; dos pisos en Justicia, uno de los barrios de moda de Madrid; una parcela en Espartinas, y otras propiedades en Sevilla. Lo habitual cuando las figuras han tenido carreras de tan largo recorrido como la suya. Además, la finca recibe subvenciones del Fondo Andaluz de Garantía Agraria.

De sus tres hijos, de momento solo Alejandra se ha mostrado interesada en el campo y la ganadería como salida profesional. Isabella, la mediana, trabaja en Cuatrecasas como abogada, en su sede londinense. Y Juan, el pequeño, sigue estudiando.

"Tengo que seguir teniendo miedo, porque tengo que seguir luchando por mantener todo lo que he conseguido gracias a Dios, al toro y al público. Me han dado tantas posibilidades para seguir luchando en la vida que me ha tocado vivir, sea desde la agricultura, la ganadería… y para sacar hoy día todos los negocios que llevo para adelante. Tengo miedo para poder trabajar más y cuidar más todo lo que me rodea". En una honda entrevista publicada por 'Escaparate', el maestro Juan Antonio Ruiz Espartaco hablaba no hace mucho de su nueva vida. Esa que le ha alejado paulatinamente del ojo mediático donde tan incómodo se encontraba, y al que regresa hoy porque se casa su hija mayor con el empresario sevillano Ernesto de Novales.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Espartaco