Blas Cantó responde a las burlas: Eurovisión, dolor y una nueva vida
  1. Famosos
víctima de mofas

Blas Cantó responde a las burlas: Eurovisión, dolor y una nueva vida

El cantante español ha criticado a la televisión noruega por reírse de que su canción esté dedicada a la figura de su fallecida abuela

Foto:  Blas Cantó, en una imagen del videoclip de 'Universo'. (TVE)
Blas Cantó, en una imagen del videoclip de 'Universo'. (TVE)

A punto de cumplir, esta vez sí, su sueño de representarnos en Eurovisión, el cantante murciano ha debido enfrentarse a las duras palabras que le han dedicado desde una televisión noruega. "Es horrible ser tan negativa con Blas, pero se hace demasiado aburrido", aseguraban sobre el tema de Blas Cantó.

"Creo que está sobredimensionado. La abuela vuelve y él baila con ella, parece una especie de sketch. Canta sobre ella y tienen que mostrarla", añadían con evidente falta de sensibilidad. "Hay una historia ahí: perdió a su abuela por culpa del covid. Tal vez sea ella la que venga. Y su padre murió mientras escribía la canción. Algo me conmueve, pero no me llega", finalizaban diciendo de manera un tanto lamentable.

El artista, a su vez, les ha respondido desde su cuenta de Twitter afirmando que "no puedo reconstruir mi alma viendo cosas como esta. Nadie sabe por lo que estoy pasando ni el esfuerzo que hago incluso para seguir vivo". Sin querer entrar en más polémicas añadió: "No les culpo, seguro que ellos están perfectamente. Todo mi amor siempre".

"Ser espléndido tiene sus cosas buenas y malas. Las buenas es que lo disfrutas y las malas es que cuando alguien te decepciona tienes que asumir que lo hiciste con todo tu cariño en ese momento. No cabe el reproche. Soy derrochador en su justa medida. Si lo hubiera sido tanto como algunos pueden pensar, no tendría ahora mismo una estabilidad económica con la que pagar mi casa, en la que me he metido hace un mes". Con estas palabras, Blas Cantó nos contaba el pasado mes de junio otro importante paso en su vida, cuando decidía comprarse su nueva casa.

El cantante encontraba en Rivas-Vaciamadrid la que por el momento se ha convertido en la casa de sus sueños, pues tiene unas características ideales para el estilo de vida que le gusta llevar. Se trata de una vivienda unipersonal de dos plantas, con cerca de 140 metros cuadrados útiles, dos baños, tres dormitorios y garaje, que adquirió mediante una hipoteca de unos 360.000 euros a 50 años, modalidad a la que se puede acoger al ser menor de 35 años.

Para ponernos en situación, estas declaraciones nos las hacía en plena promoción de su libro 'Blas Cantó. Historia de una estrella sin nombre' (Ed. Martínez Roca) y en sus páginas narra cómo era su vida como arrendatario: "Sí, porque esa parte la escribí hace un tiempo y se cumple el deseo que contaba en él, tiene jardín para que los perritos puedan correr y puedes desconectar de la ciudad. Conseguirlo ha costado mucho trabajo. No es llegar a Auryn, hacerte popular y ganar dinero. Llevo guardándolo desde que tengo siete u ocho años. Hay que saber administrarlo, porque lo mismo que viene se va. Y el vehículo para que llegue han sido las canciones".

Foto: Blas Cantó, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

En ese libro, el murciano habla de lo desprendido que ha sido con sus íntimos en lo que respecta al dinero, pero enfatizando que siempre se ha comportado como una persona muy responsable. Lleva el que fuera cantante de Auryn una vida muy tranquila, pues desde que dio sus primeros pasos artísticos siendo un niño, siempre ha tenido unos hábitos saludables, en los que no ha habido lugar para ciertos peligros que entraña la fama mal asimilada: "No quiero que se malinterprete y quiero que pongas esto con cuidado, pero admiro más a los que nunca caen. Es increíble la carrera de Michael Bublé o Céline Dion, que estuvieron siempre alejados de las drogas. A veces parece que cuanto más bebes o más te drogas eres más cool, pues a mí no me importa no ser cool. Sigo ingresando dinero en mi cuenta, tengo una casa maravillosa, una familia increíble y estoy bien".

En definitiva, nadie mejor que él mismo para definirse: "Soy muy tranquilo y, aunque me gusta agarrar el coche e irme a todas partes, soy un chico de mi casa. Me gusta ser así. No me gusta demasiado salir de fiesta". Y para mantener su equilibrio, ha recurrido al psicólogo cuando lo ha necesitado y ha subrayado en numerosas entrevistas lo importante que es la salud mental, cuyo cuidado requiere a veces recursos económicos que no siempre están al alcance de todo el mundo: "La primera vez fue con ocho o nueve años. Creo que volví cuando tenía unos 14 y cuando estaba en Auryn, con 20. Después de todo lo de 'Tu cara me suena' también he regresado. Hay etapas de tu vida en las que hay que ordenar cosas".

placeholder Blas Cantó, presentando 'Universo'. (EFE)
Blas Cantó, presentando 'Universo'. (EFE)

Otra de las cuestiones que cuida mucho el artista es la calidad del sueño, que no siempre ha sido óptima en su caso: "Es muy importante dormir bien porque si no es así, luego te levantas y tienes el día horrible. Ahora estoy en una buena etapa en ese sentido. Tengo sueños lindos y cuando no los tengo, estoy tranquilo".

2020 fue un año muy duro para Blas Cantó, porque en el mes de mayo fallecía su padre, con quien no tuvo la mejor de las relaciones, aunque le dio tiempo a cerrar las heridas: "Sí, había que cerrarlo. Fíjate, que se cancela Eurovisión y coincide que yo estoy allí, fue muy bonito para despedirse. El círculo se ha cerrado y allá donde esté verá lo que vamos haciendo y espero que me ayude". En el mes de diciembre fallecía su abuela, Josefina, a quien adoraba, víctima del coronavirus.

Así se despidió de ella en las redes sociales: "Estoy roto de dolor, pero necesito compartir que acabo de perder a la persona más importante de mi vida, nunca le gustó que la llamara abuela, por eso, hoy, sigue siendo mi madre. La que nos ha enseñado todo, la que me ha criado, la que ha cuidado de mí de pequeño y de grande. De mis primos, de mi madre, de mis tías, de mi chache, de mi abuelo. Jamás nos imaginamos la vida sin ti, me duele el corazón".

Blas Cantó