Laura Ponte: "Me parece bien la llamada del presidente a Rocío Carrasco"
  1. Famosos
ENTREVISTA

Laura Ponte: "Me parece bien la llamada del presidente a Rocío Carrasco"

Hablamos con la modelo y empresaria de la hija de Rocío Jurado, el procés, el rey Juan Carlos y su propia situación afectiva

placeholder Foto: Laura Ponte. (Olga Moreno/Carla Aguilar)
Laura Ponte. (Olga Moreno/Carla Aguilar)

Laura Ponte es una mujer multitareas y no se considera influencer como tal. Imaginativa y creativa, es capaz de abrir varios frentes relacionados con el mundo de la moda. Tiene su propio taller en su casa, donde cita a las novias que quieren que les haga su traje nupcial. Tuvo su etapa como diseñadora de joyas, como pintora e incluso, de pronto, dibuja un jarrón que si a alguien le gusta, lo vende online. A diferencia de otros personales, no tiene problemas para opinar sobre la actualidad.

Ha visto poco la docuserie de Rocío Carrasco, a la que conoció hace años en un desfile, y asegura que su testimonio es desgarrador, que sirve para visibilizar el maltrato venga de donde venga. De la que fue su familia política explica que hay que poner en valor la figura de don Juan Carlos en la transición y le da pena su situación actual. Al rey Felipe lo admira y le considera un hombre diez. Se moja con respecto a los indultos que el Gobierno tiene previsto conceder a los condenados por el procés. Prepara sus vacaciones de verano, que se dividirán entre Asturias, Galicia y Mallorca, y está encantada de ser la imagen del nuevo Citroën SUV C5 Aircross Hybrid.

PREGUNTA: Tu nueva opción profesional es crear vestidos de novia a pequeña escala.

RESPUESTA: Sí, tengo el taller en casa y soy yo la que recibo, la que me junto con la novia y planeamos cómo quiere que sea su vestido. No tengo página web y funciona el boca a boca. Empecé con esto justo antes de que comenzara la pandemia y se paralizó el sector, mejor dicho, el mundo. Nunca he abandonado este sector.

P: Ser Laura Ponte abre puertas. Hay muchas empresas pequeñas relacionadas con el mundo textil que han tenido que cerrar.

R: Soy una privilegiada en todos los sentidos. Tengo un colchón económico que me ha permitido aguantar. También he puesto a la venta parte de mi ropa con piezas únicas. No son trapos de los que me quiera desembarazar, sino piezas exclusivas que he ido adquiriendo a lo largo de mi vida.

placeholder Laura Ponte. (Getty)
Laura Ponte. (Getty)

P: El mundo es cada vez más global, ¿qué opinas del independentismo?

R: Lo que no me gusta, y lo digo abiertamente, es que la gente del procés tenga que estar en la cárcel. No vivo en Cataluña y, por lo tanto, lo que opine es diferente a la gente que sí vive en Cataluña. Hay maneras de convivir y de respetar que todo es posible. Cada uno elige ser lo que quiere. Amar a tu familia, a tus amigos, a tu barrio, a tu patria... A veces hay estructuras que no nos permiten ese diálogo más humano. Hay intereses y conflictos que hacen que todo se complique.

P: Hace tiempo decías que no tenías mucha confianza en los partidos políticos, ¿piensas igual?

R: No creo en los partidos políticos. Creo que se tiene que acabar ya. Soy apolítica total porque no creo en el sistema. No nos da libertad y lo único que hace es posicionar a la gente. Habría que buscar una manera de gestionar la economía, la sociedad, las relaciones sociales... En nuestro pequeño mundo, funcionamos, y no olvidemos que estuvimos sin gobierno y seguimos adelante.

P: ¿Cuál crees que sería esa manera de gestionar?

R: No tengo esa claridad y lo que sí sé es que las redes domésticas funcionan. Sabemos gestionar nuestras cosas y tenemos mucho más poder del que creemos. Nos lo dan cada cuatro años y ejercemos ese poder. A lo mejor nos tenemos que reeducar y retomar los valores de vida, y hacer la vida más fácil y tener fe. Yo perdí la fe y la volví a recuperar.

P: Otra pregunta relacionada con la actualidad. El docudrama de Rocío Carrasco ha dividido a la población...

R: Hay un maltrato general en los colegios, en las familias, en el trabajo y no significa que sea una agresión física. El maltrato psicológico es mucho más perverso. Vi un día el programa y me parece que ha hecho bien. Es valiente y creo lo que dice. Confesar su situación es muy duro.

P: Este tema ha pasado del mundo rosa al político con la llamada del presidente Sánchez.

R: Agradezco un montón que gente como ella, con una visibilidad grande, hable abiertamente de una situación durísima, horrorosa, como la que ha vivido ella. Hay que perder el miedo a contar esas cosas. Abre una vía para otras llamadas y para ese maltrato que puede ser generalizado y no solo de hombres a mujeres, sino a la inversa. Es un tema de comportamiento general.

P: ¿Conocías a Rocío Carrasco?

R: Sí, hace años desfilando. Me pareció una buena chica. Era muy jovencita y con personalidad. El sector le hacía luz de gas. Fue encantadora conmigo porque yo era muy tímida. También conocí al padre y a Raquel Mosquera.

placeholder Rocío Carrasco. (Mediaset)
Rocío Carrasco. (Mediaset)

P: Rocío Carrasco habla de muchos cómplices.

R: Es que en un maltrato los hay. Gente que pone excusas a esa manera terrorífica de actuar como que tiene una mala racha, que tiene problemas con la bebida y se mira para otro lado. Un grito continuado es un maltrato.

P: ¿Cómo ves a la familia Borbón?

R: Voy a hablar de Felipe, que es un hombre diez. Educado, saladísimo, inteligente, tierno y, sobre todo, preparado para lo que tenga que venir. Nos vemos poco. En una situación cambiante estoy convencida de que no va a imponer nada.

P: ¿Te parece injusta la situación del rey Juan Carlos?

R: Siempre fue cariñoso conmigo y tengo un millón de anécdotas con él. Me zarandeó al principio, cuando entré en la familia porque al ser muy tímida, estaba muy nerviosa. No es fácil su situación y creo que no es nuevo a lo largo de la historia. Me da pena el tema de la unidad familiar y por su situación personal. Es mayor, está fuera de España y solo. No podemos olvidar lo importante de su papel en la transición. Es triste, pero la justicia actúa porque no hay perdón para nadie. La justicia es la que tiene que actuar y no la mediática.

P: ¿Cuál es legado que dejó la infanta Pilar?

R: Generosidad y muchísimo cariño. Era muy divertida y pendiente de todo el mundo sin meterse en vidas ajenas. Tengo muchas cosas suyas. La recuerdo en verano, vestida de blanco con unas hopalandas supercómodas. Decía que era como copito de nieve.

placeholder La infanta Pilar. (Getty)
La infanta Pilar. (Getty)

P: Tu situación afectiva, ¿cómo esta?

R: No hay que estar con la misma persona. Cada uno que reparta amor como quiera y como pueda. Yo he estado al día con algunas de las personas y lo hemos pasado muy bien, y ya. Me alegro de las relaciones que he tenido y, por supuesto, que no pasa nada si no estás emparejada.

P: ¿Reivindicas la vida en pareja?

R: Hay tantas combinaciones como personas. Matrimonios que viven en la misma casa y se ven poco. ¿Qué es una pareja?, que me lo expliquen. Yo estoy muy bien con quien quiero y cuando quiero.

P: ¿Eres influencer?

R: Pues no. Y digo a las marcas que no me envíen cosas porque no uso o no las necesito y acabo regalándolas.

P: ¿Colaboras con alguna ONG?

R: Con la fundación Cadete, Alianza por la Solidaridad y Banco de Alimentos. Cosas pequeñas en las que me pueda involucrar directamente. Siempre que mi voz sirva para algo, allí estoy. En vez de poner en mi Instagram una lámpara, prefiero publicar una historia solidaria que sirva para dar visibilidad a una buena causa.

P: Eres imagen de un coche, ¿conduces habitualmente?

R: Cuando vivía en Puerta de Hierro era conductora casi a tiempo completo: llevar a los niños a las extraescolares, la compra, quedar con amigos... Ahora vivo en Madrid y este coche, que es de ciudad y pequeño, me soluciona muchas gestiones.

Laura Ponte
El redactor recomienda