Rocío Carrasco y Antonio David: su distinto concepto de la libertad de expresión
  1. Famosos
ENFRENTADOS

Rocío Carrasco y Antonio David: su distinto concepto de la libertad de expresión

Sus respectivos abogados lo pusieron de manifiesto en el proceso de la denuncia por presuntos daños psicológicos que interpuso contra el ex guardia civil

placeholder Foto: Rocío Carrasco. (VA)
Rocío Carrasco. (VA)

La demanda interpuesta por Rocío Carrasco contra Antonio David Flores, a quien acusa de presuntas lesiones psicológicas, un caso, por cierto, sobreseído provisionalmente por el Supremo, dio lugar a que ambos equipos legales empleasen toda su artillería y enfrentaran dos visiones antagónicas de cómo se ha desarrollado la vida de ambos desde que se separaran, en 1999, tres años después de su boda.

Uno de los derechos que esgrimió la defensa del ex guardia civil a propósito de sus declaraciones durante dos décadas a propósito de la madre de sus dos hijos mayores es la libertad de expresión. Y así, aseguran que "se está manteniendo una denuncia falsa contra mi ponderante, que no tiene otro objeto que privar a este del ejercicio de su profesión y su libertad de expresión".

placeholder Rocío Carrasco, en el episodio 10 de su docuserie. (Mediaset)
Rocío Carrasco, en el episodio 10 de su docuserie. (Mediaset)

Ante esta afirmación, el abogado de Rocío Carrasco se pregunta: "¿Qué nos pretende dar a entender, que está esperando a que se archive este procedimiento para seguir con la tendencia de desprestigiar, defenestrar, dejar en mal lugar a la denunciante, como persona, como madre, como profesional?".

Foto: Olga Moreno y Antonio David Flores. (Vanitatis)

El letrado abunda en esta idea al afirmar que "ella no denota sino prisa, buscar de forma apresurada el archivo y sobreseimiento de la causa. Y confunde la 'libertad de expresión' con la comisión de delitos a través de los medios de prensa y al hilo de que, cometiendo delitos, el Sr. Flores Carrasco, maltratando y creando daños de carácter psicológico a mi representada de forma intencionada, obtiene cuantiosos ingresos económicos".

Como ya informamos en Vanitatis, otro de los argumentos de la defensa del que fuera colaborador de 'Sálvame' es que Rocío Carrasco no ha demandado a sus familiares por haber hablado mal de ella ni sus declaraciones le habrían hecho el daño que sí atribuye a las de su exmarido.

placeholder Antonio David Flores, en 'Supervivientes'. (Mediaset)
Antonio David Flores, en 'Supervivientes'. (Mediaset)

Por eso, el abogado de la hija de Rocío Jurado argumentaba: "Toda esa gente, por mucho que la desprestigien en los medios de prensa, no le causan el daño que le causa quien es el padre de sus hijos, quien no ha parado de desprestigiarla todos estos años atrás, a través de un plan preconcebido de ataque y de mofa contra la misma".

Y, sobre todo, hay un hecho diferencial, que destacaba: "A nadie en un semáforo se le para diciendo, como explicó en su declaración la Sra. Carrasco de forma reiterada con frases de temor, '¿qué le has hecho a tu tío' o '¿qué le has hecho a la mujer de tu padre?'. Ello no crea ningún tipo de viso de generar ningún tipo de daño. El daño se lo crea que le increpen 'mala madre, cómo tendrás que ser para que no te quieran tus hijos', '¿quién es una madre que no quiere a sus hijos?'. Frases de tal tenor sí que generan un daño directo psicológico en una persona que viene padeciendo año tras año lo mismo".

La demanda interpuesta por Rocío Carrasco contra Antonio David Flores, a quien acusa de presuntas lesiones psicológicas, un caso, por cierto, sobreseído provisionalmente por el Supremo, dio lugar a que ambos equipos legales empleasen toda su artillería y enfrentaran dos visiones antagónicas de cómo se ha desarrollado la vida de ambos desde que se separaran, en 1999, tres años después de su boda.

Rocío Carrasco Antonio David Flores
El redactor recomienda