La huella de Rocío Jurado en cada rincón de Chipiona 15 años después
  1. Famosos
ANIVERSARIO

La huella de Rocío Jurado en cada rincón de Chipiona 15 años después

En la localidad donde nació la cantante hay fotos suyas en casi todos los establecimientos y su música suena todos los días. Pero hay más, mucho más

placeholder Foto: Rocío Jurado, durante una actuación en los años 2000. (EFE)
Rocío Jurado, durante una actuación en los años 2000. (EFE)

Este 1 de junio se cumplen 15 años de la pérdida de una mujer, Rocío Mohedano Jurado, pero no de la estrella que sigue brillando y cuya personalidad ha marcado y es referente para otras artistas. Rocío Jurado escogió su apellido materno para convertirse en una artista reconocida internacionalmente.

Foto: Rocío Jurado. (Vanitatis)

Chipiona, pueblo turístico principalmente de pescadores y agricultores, es cuna de mujeres fuertes, que han sido motores de la economía familiar. En casa de Rocío pasaba lo mismo. La abuela materna, Rocío, marcó su vida: las primogénitas de la familia heredaban el nombre y también la fortaleza de una mujer sabia que fue guía para muchos. La Jurado fue la mayor de una familia de tres hermanos, formada por Fernando Mohedano, zapatero y aficionado al flamenco, y Rosario Jurado, de la familia de los Pililla, una mujer bellísima, discreta y que cantaba, dicen en el pueblo, “casi mejor que la hija”, aunque solo lo hacía en privado. El día del bautizo de su hija mayor los vecinos pudieron comprobarlo. Cuentan también que cuando hacía las tareas de la casa, con las ventanas abiertas, eran muchos los que se paraban a escucharla.

placeholder El busto de Rocío Jurado en su tumba en el cementerio de Chipiona. (EFE)
El busto de Rocío Jurado en su tumba en el cementerio de Chipiona. (EFE)

Siendo niña, Rocío tenía muy claro que lo suyo era cantar. Cantaba en todos lados: en el colegio, en los balcones en Semana Santa… Y cuando su padre se enteraba, la castigaba. La tragedia familiar al quedarse huérfana hizo que posibilitara dedicarse profesionalmente al mundo artístico. Aunque antes, tuvo que hacer una huelga de hambre para que su abuelo materno, con el que se fueron a vivir al fallecer su padre, le permitiera irse a Madrid a trabajar. Siempre con su madre al lado, comenzó cantando en los tablaos flamencos, aunque ya antes había ganado muchos concursos de radio siendo conocida como ‘la niña de los premios’.

Ricardo Naval, primo de la afamada locutora de RNE Mariló Naval, era una de las personas que la acompañaba y disfrutaba de sus éxitos. Con los años, montó un establecimiento (Bar Tani) en la calle Isaac Peral, que se convirtió en el primer museo extraoficial dedicado a Rocío. Ricardo falleció, pero el negocio sigue abierto al público y tiene una gran colección de fotos inéditas, recortes de prensa y hasta la maqueta del monumento dedicado a Rocío Jurado, obra de Juan de Ávalos.

Placas, estatua y banda sonora

Rocío tiene también una avenida con su nombre en el pueblo, un colegio que se llama como ella y la placa en la fachada de la casa donde nació, en la calle Larga, y en la que vivían sus abuelos maternos. Además, la Asociación RJ La Más Grande, donde se aglutinan sus admiradores y cuya presidenta es su hija menor, Gloria Camila, inauguró un monumento con una estrella junto al santuario de Regla, lugar que era visitado por la chipionera cada vez que llegaba a su pueblo y cuando se marchaba.

placeholder Rocío Jurado, Ortega Cano y sus hijos, viendo pasar a la Virgen de Regla en Chipiona. (CP)
Rocío Jurado, Ortega Cano y sus hijos, viendo pasar a la Virgen de Regla en Chipiona. (CP)

La huella de Rocío está también en muchos establecimientos, tiendas y bares, como la cafetería Memi en la avenida de Huelva, donde se puede ver una foto de una jovencita Rocío con su bisabuela Lole, una señora muy querida que tiene una calle con su nombre junto al santuario de Regla. En la playa de Camarón, una de las de Chipiona con un litoral de 14 kilómetros, se rodaron algunas de las escenas de su película ‘La Lola se va a los puertos’. Allí un chiringuito que se llama Pepe acostumbra a poner todas las tardes banda sonora a la puesta de sol con la voz de Rocío interpretando ‘Que no daría yo por empezar de nuevo’. Acaba la canción cuando el sol entra en el mar y provoca siempre el aplauso espontáneo del público presente.

Programas especiales

El Ayuntamiento de Chipiona además tiene como himno oficial para todos sus actos el de Andalucía grabado por Rocío Jurado, su voz sigue sonando en todos los actos institucionales de Chipiona y la RTV municipal, que dirige Cristóbal Ruiz, hace programa especiales dedicados a su ilustre paisana con motivo de fechas señalas. ‘Chipiona estación flamenca’, presentado por Juan Carlos Sáenz, emitirá una entrevista con Manolo Sanlúcar hablando de Rocío.

placeholder Una imagen de la Rocío Jurado más joven. (Fotos del libro 'Canta, Rocío, canta')
Una imagen de la Rocío Jurado más joven. (Fotos del libro 'Canta, Rocío, canta')

Esta primera semana de junio emitirán una programación de radio especial, del 31 al 4 de junio de doce a una, recuperando entrevistas con Rocío, a la que por costumbre siempre felicitaban el día de su cumpleaños, el 18 de septiembre. Habrá un mensaje del alcalde de Chipiona, Luis Mario Aparcero, y la Asociación de Mujeres Progresistas hará un recital de poemas dedicados o inspirados en la cantante. ‘Rocío de ida y vuelta’ será un programa de copla dedicado íntegramente a la artista presentado y dirigido por Juan Mellado. Se recordarán las 24 horas intensas que se vivieron del 1 al 2 de junio, cuando se instaló el equipo técnico para facilitar la señal a todas las televisiones nacionales, por petición de la familia, desde el interior del santuario de Regla. Las autoridades municipales irán hoy mismo, día 1, al monumento a Rocío y luego al mausoleo a hacer una ofrenda floral.

El respeto hacia Rocío en su pueblo natal es enorme, hasta el punto que cuando hace 15 años las televisiones nacionales intentaron alquilar las azoteas de las casas colindantes al cementerio para retransmitir lo que ocurría en su interior, los propietarios se negaron por respeto a la intimidad de la familia.

Rocío Jurado