La nueva maniobra de Javier Santos para solucionar su cruzada filial con Julio Iglesias
  1. Famosos
UN CONFLICTO QUE VIENE DE LEJOS

La nueva maniobra de Javier Santos para solucionar su cruzada filial con Julio Iglesias

El cantante se enfrentará a un mediador oficial que intentará resolver un conflicto que ya dura muchos años. Su origen se remonta hasta principios de los años noventa

placeholder Foto: Julio Iglesias. (Reuters)
Julio Iglesias. (Reuters)

Julio Iglesias se enfrentará a un mediador oficial en el caso de la filiación de Javier Santos. Este es el último movimiento de ficha que puede servir para que el conflicto parental entre el artista y Santos pueda solucionarse. En la primera demanda que María Edite Santos interpuso en 1991, cuando el hijo era menor, hubo una sentencia favorable que reconocía esa paternidad. Julio Iglesias recurrió y al cabo del año se desestimó. Javier, que ahora tiene 45 años, no está dispuesto a abandonar lo que considera su historia vital.

El abogado Fernando Osuna, que defiende los derechos de Santos, explica que “la figura del mediador está reconocida en todo el mundo. En este caso, Javier Alés pertenece al Foro Internacional de Mediadores Profesionales. Ha obtenido muy buenos resultados en conflictos en América y Europa. Se trata de mediar en litigios de toda índoles (guerrillas, desarmes, terrorismo, derechos humanos) y conflictos familiares como es este caso. El caso se encuentra en el Tribunal Constitucional”.

placeholder Javier Santos y Fernando Osuna. (EFE)
Javier Santos y Fernando Osuna. (EFE)

Los puntos fuertes de su reclamación, y que utilizará el mediador, son los siguientes como apunta el letrado: “El ADN le da la razón; no hay cosa juzgada; el tiempo juega en contra del cantante; el Tribunal Supremo ha cambiado mucho en favor de los hijos no reconocidos; y la negativa de Julio Iglesias a someterse a la prueba de paternidad, entre otras. Y, sobre todo, que las pruebas del juicio anterior de paternidad se celebraron en Valencia en 1991”.

Javier Santos continúa con su cruzada para reivindicar la paternidad con la intervención de Javier Alés. Su penúltima acción fue enviar a través de su abogado, Fernando Osuna, la documentación a la OMS (Organización Mundial de la Salud), al Colegio de Médicos de España, al Comité de Bioética y otras instancias médicas cuya finalidad es velar por la salud de los ciudadanos. Con esa decisión quería reivindicar que la verdad científica está por encima de cualquier sentencia. Así lo explicaba el propio interesado: “Mi derecho a conocer mi verdadera filiación es un derecho a la identidad de la persona humana. Se presentó una prueba de ADN que acredita en el 99,9% esa realidad”.

placeholder Javier Sánchez Santos y María Edite. (EFE)
Javier Sánchez Santos y María Edite. (EFE)

Santos vive actualmente en Italia y fue padre hace unos meses. Escribe su biografía 'A corazón abierto', que será su catarsis personal. “Ahora que soy padre no entiendo cómo se puede renegar de un hijo”, ha comentado. A la espera de los informes y respuestas de los anteriores organismos, el protagonista de esta lucha judicial quiere plasmar toda su experiencia a través de su un libro donde contará su historia vital desde que su madre, María Edite, interpuso la primera demanda.

Un libro, una vida

En esta autobiografía hay varios colaboradores colaterales. Entre ellos, el detective que consiguió la muestra de ADN de Julio José Iglesias Preysler sin que él lo supiera: una botella de agua abandonada sirvió para datar la prueba.

María Edite Santos también relatará lo duro que fue quedarse embarazada a los 18 y convertirse en madre soltera en unos años donde esas maternidades estaban proscritas. El abogado, Fernando Osuna, será otro de los protagonistas del libro. El letrado, que ya defendió causas como las del torero Manuel Díaz, la hija del futbolista Samuel Eto’o y el hijo del cantante Carlos Baute, considera que no hay revancha, sino “el derecho a que todo el mundo sepa la verdad de este caso tan insólito”. Y añade: “Javier Santos ha visto infringido su derecho a la igualdad sin discriminación al impedir, de hecho, la averiguación de la paternidad por parte de los tribunales, aun cuando constitucionalmente existe la obligación de los ciudadanos a prestar la colaboración requerida, lo que no ha hecho su padre, Julio Iglesias”.

Julio Iglesias
El redactor recomienda