Las vacaciones de lujo de Artur Mas en plena polémica por su fianza
  1. Famosos
IMÁGENES EXCLUSIVAS DEL 'EXPRESIDENT'

Las vacaciones de lujo de Artur Mas en plena polémica por su fianza

El Tribunal de Cuentas le reclama casi tres millones de euros. El pasado fin de semana viajó a Ibiza en 'jet' invitado por un amigo y navegaron por Formentera en un superyate

placeholder Foto: Artur Mas, en la cubierta del Alvium. (Foto: Vanitatis)
Artur Mas, en la cubierta del Alvium. (Foto: Vanitatis)

Aviones privados, yates, compras, buena gastronomía y deportes acuáticos. El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha sabido aprovechar el pasado fin de semana, del viernes 9 al domingo 11 de julio. Tres días de lujo en Ibiza y Formentera exprimiendo la estancia al máximo, de los que Vanitatis ha sido testigo en exclusiva. La mañana del viernes, precisamente, coincidiendo con el inicio del lujoso viaje, se hacía público que el 'expresident' había recurrido la fianza de casi tres millones de euros que le reclama el Tribunal de Cuentas tras la sentencia condenatoria del 9-N alegando indefensión por la "irregular" tramitación de diligencias. Al mal tiempo, dicen, buena cara.

[Dale al 'play' para ver el vídeo]

Acompañado por su mujer, Helena Rakosnik, el empresario y amigo de la pareja Marcel Pascual Forns y otro matrimonio, Mas voló del aeropuerto de Sabadell en un 'jet' privado Cessna Citation hasta Ibiza, tal y como se puede comprobar en las fotos y vídeos en manos de este medio. El viernes, despegaban a las 10:54 y aterrizaban en Ibiza a las 11:47. Mas y su grupo se subían al citado Cessna, con capacidad para ocho personas, propiedad de su amigo y acompañante Marcel Pascual, fundador de Greens Power Products y distribuidor de Honda. El empresario y anfitrión del matrimonio Mas es un destacado miembro de la sociedad civil catalana, patrono de fundaciones como la de Josep Carreras y mecenas de arte.

placeholder El avión de Artur Mas llega a Ibiza. (Foto: Vanitatis)
El avión de Artur Mas llega a Ibiza. (Foto: Vanitatis)

Desde Vanitatis, nos hemos puesto en contacto con el empresario, que se muestra preocupado por la lectura que se pueda hacer de esta información: “No me gustaría que se hable de que Artur Mas se está gastando el dinero o que lleva una vida de lujo, lo he invitado yo, como hago cada año con todos mis amigos”. Pascual Forns tiene una casa en Formentera, donde se ha alojado el grupo: “No pagan nada porque los invito yo a mi casa, somos amigos desde hace 30 años y siempre vienen, hago incluso rotación para que cada fin de semana venga alguien”.

Amable y educado, Marcel Pascual nos recuerda con pesar que esta primavera falleció su mujer, Pilar Forcada, y que este viaje ha sido especial para él. “Han venido a estar a mi lado en estos momentos tan duros, lo he pasado muy mal —señala—. Me preocupa, pobre hombre, que encima de que viene a apoyarme le critiquen por pasar un fin de semana de lujo, no ha sido así, ha estado en casa de un amigo. Lo único que han pagado ha sido el ferry de Ibiza a Formentera”.

Todo incluido

Desde el departamento de comunicación de Mas comentan lo mismo, que realiza este viaje cada año desde hace varias décadas y que este verano ha sido especial porque se trataba de estar junto a su amigo en un momento muy delicado, tras haber perdido a su esposa. Además, recuerdan que a él y a su mujer los invitan a todo: "Lo único que pagó fue el traslado de Ibiza a Formentera en el ferry", apuntan. Y subrayan que se trata de la vida privada del 'expresident' y que no afecta en nada a su vida pública.

placeholder El expresidente, con las maletas en Ibiza. (Foto: Vanitatis)
El expresidente, con las maletas en Ibiza. (Foto: Vanitatis)

El trayecto de Barcelona a Ibiza duró menos de una hora, y si hubieran alquilado el avión, el coste habría sido de unos 6.000 euros, algo que no han tenido que hacer porque es propiedad de Pascual desde 2007. El matrimonio Mas Rakosnik conoce esa aeronave a la perfección porque es la misma a la que se han subido muchos veranos en una escapada similar.

Han sido muchos otros veranos en los que el 'expresident', su esposa y Pascual han viajado a Ibiza y Formentera en una estancia de lujo muy parecida a la de este verano. Con una diferencia, entonces les acompañaba también Pilar Forcada, la mujer de Pascual Forns, fallecida el pasado mes de mayo, lo que supuso un duro golpe para la familia y sus incontables amigos. Forcada era una mujer muy querida y respetada, y con Pascual tuvo dos hijos y cuatro nietos.

Así, este viaje se ha convertido en una excusa para dar cariño y apoyo a su amigo, quien pasa por un mal momento tras quedarse viudo, tal como él mismo nos ha contado. Acaso por el mismo motivo, otro matrimonio, procedente de Inglaterra, amigos también del empresario, se unió al grupo, que llenó de actividades su estancia en las Pitiusas.

Un yate de 8.000 euros al día

Su primera parada fue la tienda de decoración Sluiz, situada en Santa Gertrudis, uno de los municipios más bellos de Ibiza. Allí, en un local típico de la isla, con decoración extravagante, grandes elefantes de tela y carteles de vivos colores, todos se fotografiaron. Pasaron buena parte de la mañana en la tienda, que vende exóticos objetos de decoración y además tiene un restaurante de moda. Salieron todos con bolsas y después prefirieron ir a un local menos turístico para comer.

placeholder Artur Mas, su mujer y sus amigos visitan algunas tiendas en la isla. (Foto: Vanitatis)
Artur Mas, su mujer y sus amigos visitan algunas tiendas en la isla. (Foto: Vanitatis)

Tenían mesa reservada a nombre de Pascual en el restaurante Sa Nansa, en la Marina Botafoch. Especializado en arroces, pescados y mariscos, el local es un clásico ibicenco con una buena relación calidad-precio. Suele costar entre 50 y 60 euros por persona y los productos son frescos y de proximidad, algo muy apreciado en Ibiza.

Después de pasar una buena sobremesa, el grupo se dirigió en una furgoneta negra Mercedes al puerto, del que se desplazaron en ferry a Formentera, para alojarse en la casa de Pascual. Ya en la pequeña isla, pasaron un día en un superyate. Protegidos en tierra en todo momento con mascarillas y casi siempre ataviados con sombreros, todos los miembros del grupo se embarcaron en el Alvium, un Sunseeker modelo Predator 84 que se alquila en el puerto, en los meses de julio y agosto, por 7.800 euros al día, tal y como informa la página web que lo tiene a su disposición.

placeholder Mas y sus amigos, en el traslado hacia el puerto. (Foto: Vanitatis)
Mas y sus amigos, en el traslado hacia el puerto. (Foto: Vanitatis)

Ibiza-Sabadell-Milán

Este superyate, de 26 metros de eslora, “puede acomodar a nueve invitados en cuatro cabinas en suite increíblemente elegantes que se distribuyen en suite principal, cabina vip y dos cabinas 'twins', una de ellas con capacidad extra para un niño”, tal y como se informa en la citada web. “La tripulación del superyate Alvium cuenta con tres profesionales que se asegurarán de que tu estancia sea inolvidable”.

placeholder Artur Mas se relaja en el yate. (Foto: Vanitatis)
Artur Mas se relaja en el yate. (Foto: Vanitatis)

El barco tiene todo tipo de juguetes acuáticos: moto acuática, esquí, tabla de 'paddle surf', máscara de buceo… Todo un arsenal a disposición de Mas y sus acompañantes durante todo el fin de semana. El Alvium dispone de “un 'tender' auxiliar para adentrarte en los rincones más espectaculares de las Islas Baleares, una moto de agua, un ‘donut’, un ‘wakeboard’, esquís acuáticos, tablas de windsurf y 'paddle surf' y equipo de 'snorkel' para conocer el precioso mar Mediterráneo”, informa la misma empresa. Y así fue, el grupo navegó el fin de semana y aprovecharon para practicar deportes marinos como el 'snorkel'.

placeholder La mujer del 'expresident', en el yate Alvium. (Foto: Vanitatis)
La mujer del 'expresident', en el yate Alvium. (Foto: Vanitatis)

Fueron dos días en Formentera, disfrutando del barco y de uno de los parajes más bellos de la costa mediterránea española. El lunes 12 de julio por la mañana, a las 10:00, el avión privado despegaba de Ibiza, donde les había esperado con los motores encendidos. A las 10:45 aterrizaba en Barcelona, en concreto en el aeródromo de Sabadell, poniendo así punto final a un fin de semana idílico. El avión, con su propietario a bordo, ponía entonces rumbo a Milán para seguir con la agenda laboral del empresario.

placeholder La pareja, practicando 'snorkel'. (Foto: Vanitatis)
La pareja, practicando 'snorkel'. (Foto: Vanitatis)
Artur Mas
El redactor recomienda