Rocío Madrid, tras las cámaras: artista todoterreno y madre guerrera
  1. Famosos
hambre de triunfo

Rocío Madrid, tras las cámaras: artista todoterreno y madre guerrera

La chica Sardá que saltara a la fama en 'Crónicas marcianas' no ha dejado de trabajar en televisión y teatro mientras trata de conciliar el éxito con su vida familiar

placeholder Foto: Rocío Madrid, en 'Tu cara me suena'. (Atresmedia)
Rocío Madrid, en 'Tu cara me suena'. (Atresmedia)

Entre sus vacaciones en Cádiz y platós de televisión como el de 'Pasapalabra'. Así está pasando Rocío Madrid sus vacaciones de verano, de las que nos está dejando envidiables muestras en su Instagram. Aunque quizá alguno le ha perdido la pista desde que la malagueña saltara directa al estrellato tras su paso por las 'Crónicas marcianas' de Javier Sardá, ella no ha dejado de trabajar y hasta le ha dado tiempo de formar una familia, rechazando realities a diestro y siniestro por el camino.

Mala estudiante, a ella la escuela no le interesaba. Pero le apasionaba bailar y sabía que la universidad no era para ella. Así que quiso formarse para trabajar en un jardín de infancia, hasta que descubrió que lo suyo era ser artista e hizo las maletas para irse de casa en dirección a la capital.

La jovencita que aterrizó en la capital con solo 17 años para estudiar arte dramático, reconoce que tuvo suerte porque en aquella época eran pocas las modelos publicitarias que además tuvieran dotes para la interpretación. Por aquellos tiempos hacía cuatro o cinco castings diarios y pudo debutar en series como 'Querido maestro' con Imanol Arias o 'Compañeros'. Después llegaría su momento de mayor fama, primero con la primera edición de 'Operación Triunfo' y luego con 'Crónicas marcianas'. Aquella etapa la recuerda con cariño, pero también tuvo un lado duro.

"Me costó un poquito adaptarme y me llevé muchas lloreras en el primer año, que fue duro. Yo veía que ellos llevaban 5 años juntos y yo llegaba nueva y yo quería hacer más de lo que esperaban de mí. Quería perfeccionar… Pero estaba en un lugar que era como una cadena que ya rodaba sola. Tuve que adaptarme a eso. Pero tengo un recuerdo maravilloso de todos. El apoyo incondicional de Boris, desde el principio. Cómo me protegió siempre. Javier también. Entendían mi edad y mi situación", reconocía en una entrevista para Vanitatis.

placeholder Rocío Madrid, en 'Crónicas marcianas'. (Telecinco)
Rocío Madrid, en 'Crónicas marcianas'. (Telecinco)

Terminada esa aventura, a la andaluza le costó deshacerse del sambenito de que solo podía ser presentadora, cuando lo que ella quería era ser actriz. Pero su polivalencia se acabó imponiendo y terminó haciendo más televisión –la hemos visto en 'Amar en tiempos revueltos' y en 'El Ministerio del Tiempo'–, además de musicales y en obras de teatro. Solo puso la línea roja en no participar en realities televisivos, en una época en la que, según confiesa, parecía que solo la llamaban para eso.

Más allá de su faceta televisiva y artística, Rocío también es madre. En 2006, en pleno boom de su carrera, se casó con Ángel Morales, exjugador de fútbol que militó en equipos como el Espanyol o el Alavés. "Tengo un marido que vale oro. Siempre le digo que tiene su parte femenina muy desarrollada, aunque él lo niega. Hace todo igual o mejor que yo", decía orgullosa de su media naranja en una entrevista con 'Diez Minutos'.

Ambos son padres de dos hijos: en 2007 nació su hija Candela y en 2011 llegó la segunda, Triana. Madre dedicada, ha compartido también con sus seguidores los malos tragos que a veces depara la paternidad. Como hace dos años cuando a su primogénita la tuvieron que intervenir de urgencia por una apendicitis.

"Apendicitis sin preaviso se llama la película... Pobrecita mi muñeca", contaba entonces a sus seguidores desde la habitación del hospital. Aquel contratiempo familiar supuso interrumpir los ensayos de uno de los muchos musicales en los que ha participado estos últimos años. Precisamente la conciliación laboral, o en ocasiones la falta de la misma, es un tema que preocupa mucho a la actriz y así lo comentaba en 'La Vanguardia'.

"Todo está mal construido. Desde los horarios hasta las personas que te contratan. Afortunadamente cada vez se facilita más esa conciliación, pero no es fácil. Si eres mujer, madre y artista, entonces ya es como rizar el rizo, y aún más si has pasado los 40 años. Las mujeres trabajadoras artistas mayores de 40 nos convertimos en auténticas guerreras. Solo nos falta la espada. Mi consejo es dejar de quejarse tanto de lo que pasa fuera y usar tu propia estrategia porque solo puedes cambiar lo que está en ti".

Afortunadamente tiene en su pareja un gran aliado en estas labores. Su secreto para mantener sana su relación después de tantos años es, según nos contaba, "saber superar los momentos más flojos y quedarte con lo que se convierte tu pareja con el paso de los años. El otro día leía lo que me pareció una gran definición: tu pareja se convierte en tu mejor amigo con grandes momentos de sexo. Con los años entiendes que uno no pertenece al otro, que cada uno tiene que tener su vida dentro de la relación".

Una trayectoria familiar y profesional que, a pesar de su amplia experiencia, no para de crecer. Seguiremos atentos, porque Rocío Madrid promete seguir sorprendiéndonos durante mucho tiempo más para nuestra alegría.

Noticias de Famosos
El redactor recomienda