Quién es la millonaria familia anfitriona del matrimonio Mas en Ibiza y Formentera
  1. Famosos
ESCAPADA DE FIN DE SEMANA

Quién es la millonaria familia anfitriona del matrimonio Mas en Ibiza y Formentera

Marcel Pascual Forns es un empresario que conoce al 'expresident' desde hace 30 años. Su mujer, fallecida el pasado mayo, era mecenas. Uno de sus hijos fundó la cadena Udon

placeholder Foto: El empresario Marcel Pascual, con sombrero panamá. (Vanitatis)
El empresario Marcel Pascual, con sombrero panamá. (Vanitatis)

Finalizaba la década de los 90 cuando el empresario Marcel Pascual Forns y Artur Mas se conocieron. Pascual ya era un empresario de éxito y Mas acababa de dejar el Ayuntamiento de Barcelona para ser diputado de CiU en el Parlament a la sombra de su mentor, Jordi Pujol. Aquella relación profesional se convirtió en una amistad sólida entre los dos matrimonios.

Tanto es así que ahora Pascual Forns invita casi cada año a su amigo político a pasar unos días en Ibiza y Formentera, unas escapadas que acaparan las miradas de la prensa. Pero ¿quién es el anfitrión de Artur Mas?

placeholder El yate en el que ha navegado Artur Mas. (Vanitatis)
El yate en el que ha navegado Artur Mas. (Vanitatis)

Pascual Forns nació en Sant Vicenç de Castellet hace 73 años. Tras estudiar un máster de ADE en Esade creó Greens Power Products SL y además la distribuidora de Honda en España. Su empresa es, en la actualidad, líder en el mercado de pequeña maquinaria para el jardín, la industria y el ocio. Pascual Forns aparece en numerosas sociedades en el Registro Mercantil aunque es Greens Power Products la niña de sus ojos. Y con razón. La empresa cuenta con un capital social de más de 84 millones de euros y, en las cuentas de 2020, el volumen de negocio fue de 18 millones de euros, en plena crisis sanitaria, y obtuvo unos beneficios netos de 2,4 millones.

7.800 euros al día

Con unas cuentas tan saneadas no es de extrañar que la vida económica de este empresario sea muy plácida. Y que además quiera compartirla con sus amigos. Tiene un avión privado, un Cessna Citation con el que llevó a Artur Mas y su mujer, Helena Rakosnik, a Ibiza, como hace casi cada año. Y allí les invitó a alojarse en su preciosa casa de Formentera y a navegar en un yate alquilado que cuesta unos 7.800 euros al día.

[En vídeo: la escapada de Artur Mas a Ibiza]

Cuando esta semana Vanitatis se puso en contacto con este empresario para preguntarle sobre su escapada a las Pitiusas con Mas, él fue muy claro: “No me gustaría que se hable de que Artur Mas se está gastando el dinero o que lleva una vida de lujo, lo he invitado yo, como hago cada año con todos mis amigos. No pagan nada porque los invito yo a mi casa, somos amigos desde hace 30 años y siempre vienen, hago incluso rotación para que cada fin de semana venga alguien”.

Foto: Artur Mas, de relax en Ibiza. (Foto: Vanitatis)

Pascual Forns nos recordó, además, que es un año complicado para él: “Han venido a estar a mi lado en estos momentos tan duros, lo he pasado muy mal. Me preocupa, pobre hombre, que encima de que viene a apoyarme le critiquen por pasar un fin de semana de lujo, no ha sido así, ha estado en casa de un amigo. Lo único que han pagado ha sido el ferry de Ibiza a Formentera”.

Un duro golpe

El empresario se refería a la pérdida que ha sufrido esta primavera. Su mujer, Pilar Forcada, fallecía el 11 de mayo, lo que supuso un golpe para su familia y amigos. Al entierro acudieron amigos conocidos, como Pilar Rahola y Màrius Carol, quienes escribieron artículos para recordar a esta mujer, que se había convertido en una potente figura dentro del mundo del mecenazgo artístico internacional. El emotivo funeral tuvo lugar en la parroquia de Sant Esteve de la Garriga, donde vivía el matrimonio desde hace años.

Rahola la definió como “una de esas raras almas buenas que radian una estela de armonía a su alrededor”. Y habló de la pareja que formaba junto a su marido como “el complemento perfecto, ella todo entrega y amabilidad, él protector y cómplice, con un amor sostenido, tejido durante décadas, en una sólida red de complicidad y respeto”.

Foto: Artur Mas, en la cubierta del Alvium. (Foto: Vanitatis)

Alejados de la alta sociedad barcelonesa, la llamada burguesia catalana, los Pascual Forcada han ido creándose su propio espacio dentro de la sociedad civil. Él es patrono de la Fundación Internacional Josep Carreras, con la que colabora de manera asidua. Además, en 2001, la Generalitat, entonces presidida por Artur Mas, lo nombró uno de los vocales del Consell Social de la Llengua Catalana, una institución dedicada a defender el catalán.

placeholder Una de las exposiciones auspiciadas por Pilar Forcada. (EFE)
Una de las exposiciones auspiciadas por Pilar Forcada. (EFE)

Su mujer, por su parte, empezó como coleccionista de arte y poco a poco se fue labrando un nombre en este mundo como mecenas. Fue la comisaria y directora del Premio Nacional de Pintura Honda, patrocinado por la empresa de su marido, y en 2010 creó Art Situacions, dedicado al arte contemporáneo, y llevó sus exposiciones a Barcelona, Madrid y Roma, entre otros lugares. En 2017 creó el Premio Art Situacions ARCOmadrid, cita obligada para los amantes del arte y los asiduos a la feria madrileña.

Hijos emprendedores

Juntos tuvieron dos hijos, Cristian y Jordi, ambos casados y con cuatro hijos en total, los nietos del matrimonio. Cristian es uno de los directores del Barcelona Health Hub, entidad nacida en 2018, la primera asociación tecnológica de la ciudad que une a grandes corporaciones, empresas emergentes e inversores para impulsar proyectos de innovación en el ámbito de la salud digital. Jordi, por su parte, es uno de los creadores de la empresa Udon, la cadena de restaurantes de comida asiática, con franquicias por toda España.

Fue en 2009 cuando Jordi decidió emprender esta aventura de éxito junto a un amigo, Jordi Vidal, cuyas familias se conocen desde hace años. Fueron precisamente sus padres quienes les dieron la idea de crear Udon cuando ambos plantearon en sus casas que querían dar un nuevo rumbo a sus carreras profesionales. Los pusieron en contacto y, gracias a su amor y conocimiento de la cultura japonesa, la idea salió viento en popa. La empresa tiene unas cuentas saneadas, con un activo de 2,6 millones, y unos beneficios netos, en el último ejercicio presentado (2019), de más de 800.000 euros.

Artur Mas
El redactor recomienda