Golpe financiero para los Franco: su sociedad patrimonial pierde casi medio millón de euros
  1. Famosos
CUENTAS DE 2020

Golpe financiero para los Franco: su sociedad patrimonial pierde casi medio millón de euros

La mayor parte de los bienes inmuebles de la familia del dictador se gestionan desde esta empresa que en el último ejercicio ha registrado números rojos

placeholder Foto: Carmen Franco y Polo. (Ilustración: Vanitatis)
Carmen Franco y Polo. (Ilustración: Vanitatis)

La mayor parte de los bienes inmobiliarios de la familia Franco se gestionan a través de la empresa Fiolasa, sociedad que heredaron de su madre los siete nietos de Franco. Desde enero de 2018, el presidente de esta firma es Cristóbal Martínez-Bordiú Franco, mientras que el resto de los hermanos son consejeros.

En plena polémica por la nueva ley de Memoria Democrática, las finanzas de los herederos del dictador siguen siendo noticia. La sociedad de los Franco ha presentado cuentas el último ejercicio, el de 2020, y los números no son demasiados buenos, sobre todo si los comparamos con los años anteriores. En este ejercicio contable, Fiolasa ha registrado unas pérdidas de 438.662 euros. En 2019 obtuvieron unos beneficios netos de 1,8 millones de euros y el anterior, 324.553 euros.

placeholder La familia Franco, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
La familia Franco, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

El importe neto del negocio de Fiolasa ha sido de 322.000 euros, ingresos a los que hay que restar gastos como los de explotación (371.719 euros), la amortización del inmovilizado (138.537 euros) y los gastos de personal, que ascienden a 68.074 euros. Con todo, cabe reseñar que la empresa cuenta con un activo millonario, lo que puede amortiguar el golpe de las pérdidas de este año. En patrimonio neto, la sociedad tiene 15,7 millones de euros, una cantidad inferior a la del ejercicio de 2019, cuando registró 16,2 millones de euros.

placeholder Carmen Polo, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Carmen Polo, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Carmen Franco Polo falleció a finales del año 2017 y unos meses después, en verano de 2018, sus hijos, los siete nietos de Francisco Franco, formalizaron legalmente las últimas voluntades de su madre. La herencia se adjudicó sin mayores problemas porque se respetó de forma precisa el testamento de la hija del dictador, que lo legó todo a partes iguales.

Aquel verano, los nietos de Franco recibieron principalmente propiedades inmobiliarias y empresas, la mayor parte en régimen de proindiviso (es decir, sin repartir), además de dinero en cuentas, joyas y otros fondos. El grueso de las propiedades se encuentra en Galicia y en Madrid, aunque también hay algo en Jaén, Estepona o Granada. Había varias 'joyas' dentro del legado, como el edificio de la calle Hermanos Bécquer de la capital o el pazo de Meirás, que tantos quebraderos de cabeza les dio posteriormente.

placeholder Carmen Franco Polo, con sus padres, su marido Cristóbal y sus hijos. (EFE)
Carmen Franco Polo, con sus padres, su marido Cristóbal y sus hijos. (EFE)

Fiolasa, que en vida de Carmen Franco gestionó temporalmente Luis Alfonso de Borbón, tiene un millonario patrimonio en inmuebles. Su historia contable se explica por la venta de algunos activos. Como sucedió en el año 2019, cuando cerró con unos beneficios después de impuestos de 1.807.000 euros, muy superiores a los del año anterior, cuando obtuvo 'solo' 324.500 euros. La razón de este 'pelotazo', según el informe de cuentas, se encuentra en que la familia vendió su participación en dos aparcamientos de la capital.

Además, la sociedad repartió en 2019 un dividendo extraordinario de 3.300.000 de euros que fueron a parar a su matriz, Sargo Consulting, poseedora del 100% de Fiolasa. Hasta hace unos días, Sargo seguía el mismo esquema corporativo: en este caso, la presidenta era Arancha y sus hermanos, los consejeros. Pero el pasado 26 de mayo se publicó oficialmente el cese como consejera de Carmen, lo que rompe el equilibrio que hasta ahora reinaba entre los hermanos tras recibir su legado.

placeholder Fachada principal del pazo de Meirás. (EFE)
Fachada principal del pazo de Meirás. (EFE)

Pero este año ha sido distinto, y Fiolasa ha registrado unas pérdidas que rozan el medio millón de euros, justo el año en el que los Franco han visto como perdían el pazo de Meirás. Estas cuentas contrastan con el ‘pelotazo’ que otra rama de la familia ha logrado hace poco al vender una de sus mejores propiedades. El Gran Hotel Velázquez de Madrid salió a la venta por 135 millones a finales de 2020. El establecimiento era propiedad de la familia Ardid-Villalosada, emparentada con los Franco a través del matrimonio de Mariola Martínez-Bordíu con Jaime Ardid-Villalosada.

El Gran Hotel Velázquez salió al mercado tras haberlo transformado en un Bless Collection, la cadena de lujo del grupo Matutes. El pasado 17 de julio se hizo público que RLH Properties, dentro de su plan de expansión por España, había adquirido el hotel. Este grupo mexicano, dueño del icónico Hotel Villa Magna, ha redoblado su apuesta por el turismo de lujo de Madrid y ha comprado el Bless Collection de la capital, edificio propiedad de la familia Ardid, a través de la sociedad Didra, y del fondo Aina de Rothschild.

placeholder Jose Cristóbal Martínez-Bordiú, Luis Alfonso de Borbón Martínez-Bordiú, Francis Franco y Jaime Martínez-Bordiú, en el Valle de los Caídos. (Reuters)
Jose Cristóbal Martínez-Bordiú, Luis Alfonso de Borbón Martínez-Bordiú, Francis Franco y Jaime Martínez-Bordiú, en el Valle de los Caídos. (Reuters)

Los negocios de los Franco son numerosos, y las pérdidas de Fiolasa no supondrán un gran dolor de cabeza para la familia. Cabe recordar que los hermanos Martínez-Bordiú Franco (o Franco Martínez-Bordiú, en el caso de Francis) controlan a través de otra sociedad, Sargo Consulting, el 16,56% de otra sociedad limitada, Arroyo de La Moraleja, que es propietaria de lo que les queda de la finca Valdefuentes. En todas las crónicas sobre la fortuna de los Franco se hace referencia a esta finca agraria y ganadera que el propio dictador explotó como empresa en Arroyomolinos (Madrid).

Un tercio de los cerca de diez millones de metros cuadrados de Valdefuentes, comprada en 1954, se recalificaron en 2001, convirtiéndose en el negocio más lucrativo de cuantos ha emprendido la familia del dictador. Hoy, en esos metros que pasaron de rústicos a edificables hay construidas casi 3.000 viviendas, tres polígonos industriales y un 'pequeño' centro comercial: el Xanadú.

Francisco Franco Herencia Negocios de famosos
El redactor recomienda