Sandra Sánchez: su mala leche, su amuleto y el mejor regalo de aniversario
  1. Famosos
oro en tokio 2020

Sandra Sánchez: su mala leche, su amuleto y el mejor regalo de aniversario

La karateka española le ha regalado una flamante medalla de oro a Jesús del Moral, su entrenador y marido, para celebrar su quinto aniversario de boda

placeholder Foto: Sandra Sánchez en los JJOO de Tokio 2020. (Getty)
Sandra Sánchez en los JJOO de Tokio 2020. (Getty)

Con emoción, con ganas, con mala leche... Así llegaba la brillante deportista talaverana al Nippon Budokan de Tokio el día del estreno olímpico del kárate, tras unos años que han supuesto una montaña rusa de emociones" por la incertidumbre sobre la disputa de la competición. "Si los Juegos se hacían es porque el mundo iba un poco mejor", aseguraba a la agencia EFE Sandra Sánchez, que el día de su gran final tiene dos cosas que celebrar.

"He dormido bien. La verdad que me he despertado antes de lo habitual. Lo primero que he hecho ha sido felicitar a Jesús [del Moral, su entrenador y marido] por nuestro aniversario. Día 5, cinco años de casados, en un ciclo olímpico de cinco años... muchas casualidades", comentaba la karateca entre risas. "Le dije: 'Te voy a regalar por el aniversario una medalla olímpica'. A ver qué hace él, no digo que me lo mejore, pero ¡que me lo iguale!", bromeaba.

placeholder El árbitro señala a Sandra Sánchez como la ganadora del oro en Tokio 2020. (Getty)
El árbitro señala a Sandra Sánchez como la ganadora del oro en Tokio 2020. (Getty)

Y menudo regalo: Sandra conseguía la medalla de oro en la especialidad de kata imponiéndose a la otra gran favorita, la japonesa Kiyou Shimizu.

Esta es la culminación de un arduo camino para esta "pequeña duende, divertida, traviesa y juguetona, llena de sueños e ilusiones", como se describe en la biografía de su web. Un camino que a sus 39 años ha estado lleno de éxitos pero también de sinsabores y sufrimientos, acompañados de mucho esfuerzo y sudor.

Todo comenzó para Sandra cuando sus padres apuntaron a kárate a su hermano Pakito y a ella a baile cuando tenía cuatro años. Aquella niña se empeñó en acompañar a su hermano al gimnasio y lejos de aburrirse, de allí surgiría un flechazo con este deporte, que acabaría convirtiendo en su modo de vida.

Uno de sus combates más importantes lo disputó junto a su madre, a la que diagnosticaron un cáncer de mama cuando Sandra tan solo llevaba un mes viviendo y entrenando en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid. Entonces decidió dejar su beca en la capital para estar junto a ella en Talavera de la Reina. En 2019 se convertía en la protagonista del vídeo 'Kata contra el Cáncer', un emotivo homenaje en apoyo a las mujeres que cada día se enfrentan a esta enfermedad.

Foto: Saúl Craviotto en una imagen de archivo. (Getty)

Con el lema 'no te canses de intentarlo y convertirás lo imposible en una realidad', se ha proclamado seis veces campeona de Europa, una vez del Mundo y ha sido ganadora cinco veces del circuito mundial. Ha entrado incluso en el libro Guinness de los Récords por su enorme número de medallas ganadas. Pero los metales no dan de comer y la manchega ha tenido que hacer las maletas en más de una ocasión para ganarse la vida lejos de España.

Incluso se llegó a retirar y hasta se fue a vivir durante un año a Australia donde sobrevivía dando clases de kárate. Más tarde llegaría un viaje al Open de Dubái, donde sucedió algo extraordinario. "Nada más terminar el campeonato, unos señores de allí me pasaron a una sala de reuniones y me dijeron que querían que me quedase a vivir en Dubái para dar clases a los niños del club y para competir en su nombre por todo el mundo", confesaba en una entrevista con 'Público'. "Me ofrecían unas condiciones, un sueldo, una casa, un coche… algo increíble, yo pensaba que era una broma".

Su historia de éxitos corre paralela a su historia de amor con Jesús del Moral, al que tuvo que convencer con mucho tesón para que la entrenase. "Gracias a que hacemos un gran tándem, incluso como pareja, podemos complementarnos a la perfección. Todo lo que aprendemos diariamente, requiere una planificación previa a futuro, lo ponemos en común y también en práctica", dice orgullosa en su web.

Aunque puede parecer por su concentración que es seria y distante, nada más lejos de la realidad. Siempre sonriente y bromista fuera del tatami, esta enamorada de 'Dragon Ball' y de Son Goku, que le recuerda mucho a su infancia y todo lo que compartía con su hermano, ha encontrado en las bolas del dragón el amuleto infalible que la acompaña en cada campeonato, para seguir haciéndonos sentir orgullosos de ella.

Japón Noticias de Famosos
El redactor recomienda