La nueva vida de Jordi Ballart, el alcalde de Terrassa abiertamente gay y víctima de acoso
  1. Famosos
"prioridad absoluta"

La nueva vida de Jordi Ballart, el alcalde de Terrassa abiertamente gay y víctima de acoso

El político ha anunciado que reorganizará la alcaldía de cara a los próximos meses para poder dedicarse por completo a su hijo mayor, enfermo de leucemia

Foto: Jordi Ballart junto a presidente de la Generalitat Pere Aragonès. (Twitter @ajterrassa)
Jordi Ballart junto a presidente de la Generalitat Pere Aragonès. (Twitter @ajterrassa)

Un alud de mensajes solidarios se han sucedido tras el anuncio en las redes del alcalde de Terrassa de la grave enfermedad de uno de sus tres hijos, motivo por el cual reorganizará las funciones de la alcaldía en los próximos meses para poder dedicarse por completo a atenderle. "Disculpad si en los próximos meses no os atiendo ni respondo como he hecho siempre. Como todo ha ido muy rápido, ahora me tengo que reorganizar la vida y también la alcaldía. El ingreso en el hospital será largo y yo estaré a su lado", comunicaba Jordi Ballart en Twitter, explicando que su "prioridad absoluta" es que su hijo se cure.

"Estamos en buenas manos e irá bien. Pero ya nos han advertido que el camino será largo y muy duro", ha añadido también, antes de agradecer la "humanidad" de los profesionales del Hospital de Sant Joan de Déu, donde se está tratando el pequeño.

Diversos políticos, así como instituciones o vecinos del municipio vallesano y de otras localidades han mostrado su solidaridad con Ballart y con su hijo, que padece leucemia. Por ejemplo el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha mandado "un abrazo gigante" al político de Tot per Terrassa y "mucho ánimo y mucha fuerza".

Este politólogo de 42 años comenzó muy joven en la política y con dieciséis años ya estaba metido en las Juventudes Socialistas de Cataluña. Se autodefine como una persona de carácter y un poco tozudo y llegó a la alcaldía de la tercera ciudad de la comunidad en 2012 por el PSC hasta que, en noviembre de 2017, dimitió del cargo.

Ahora, vuelve a ser alcalde de ese municipio con su propio partido, Tot per Terrassa. Abiertamente gay, tiene pareja y tres hijos adoptados. Precisamente su condición sexual ha hecho que sea víctima de acoso homófobo en varias ocasiones, algo que ha denunciado públicamente.

Los ataques en redes sociales comenzaron en 2017 tras negarse Ballart a ceder espacios municipales para el referéndum independentista organizado por el Gobierno de la Generalitat el 1 de octubre, que había sido suspendido por el Tribunal Constitucional. Posteriormente recibió amenazas por el cambio de nombre de la calle Salvador Gros, un voluntario de la División Azul.

Foto: Javier Ruiz, en 'El programa del verano'. (Telecinco)

"No diré que estoy acostumbrado porque nunca nos podemos acostumbrar a que nos falten al respeto, pero no es la primera vez y seguramente no será la última", dijo entonces el político. "Se han metido con mi condición sexual y han traspasado los límites metiéndose con mi pareja y mis padres" añadió desde sus redes.

Al respecto de la independencia de Cataluña, Ballart decía a 'El Periódico' en 2019 que "por lo que a mí respecta, no soy independentista, pero sí defiendo la democracia y creo que para resolver el conflicto político se tendrá que hacer un referéndum legal y acordado".

Más allá de la política, este aficionado a la música, que estudió violín en el conservatorio de su ciudad donde además participó en el coro y en la orquesta, comparte a menudo en sus redes sociales tanto temas de interés para sus conciudadanos como entrañables momentos familiares junto a sus tres hijos.

También ha seguido con atención los Juegos Olímpicos desde su Instagram, donde cuenta con casi treinta mil seguidores, y donde ha dedicado varias publicaciones a animar a su paisano, el futbolista Dani Olmo, que logró la medalla de plata con la selección de fútbol tras perder en la final contra Brasil.

Concebollista declarado, las tortillas son curiosamente una parte importante de su estilo de hacer política. Todo empezó, según contaba en una entrevista con la web 'Dos manzanas', con un concierto en su ciudad de Fangoria. Al descubrir, sorprendido, que Alaska pedía por contrato que hubiera una tortilla de patatas casera en su camerino, decidió hacérsela él mismo.

"Le hizo mucha gracia y, a partir de este episodio, los vecinos me pedían por las redes que hiciera tortillas de diferente tipo", confesaba el alcalde, añadiendo que "en Cataluña, en este momento, hacen falta muchos momentos tortilla. Son tortillas para la convivencia y el diálogo".

Cataluña Perfil
El redactor recomienda