Farruquito: “Ya hice mi redención. No voy a hablar más del accidente, solo voy a bailar”
  1. Famosos
ENTREVISTA

Farruquito: “Ya hice mi redención. No voy a hablar más del accidente, solo voy a bailar”

El bailaor, que ha triunfado este verano en el Teatro Real, habla para Vanitatis sobre sus próximos proyectos, su familia y el arte que ha heredado su hijo

Foto: Juan Manuel Fernández Montoya, 'Farruquito'. (EFE)
Juan Manuel Fernández Montoya, 'Farruquito'. (EFE)

El verano de 2021 figurará en los anales de la historia del bailaor Farruquito, como el año de su redención. Sus ansias de superación y su esfuerzo en las tablas, lo han puesto en lo más alto, tras su sonado éxito en el Teatro Real: “La experiencia en el Teatro Real ha sido única. Estoy muy contento de haber estado con mi familia dándolo todo en un sitio tan solemne. Estas cosas sirven para motivarse. La energía de ese lugar me ha dado fuerza para poder compartir las vibraciones del público y unirlas a las emociones que siempre nos ha dado a mi familia este lugar”, subraya el artista en la entrevista que concede a Vanitatis en Sotogrande.

Ha pasado el tiempo y el bailaor se ha sobrepuesto a su sentencia por homicidio, tras atropellar mortalmente a un peatón en 2003 mientras conducía por el barrio de San Pablo, en Sevilla. Tras pasar 14 meses en prisión, fue condenado a tres años, pero por su buena conducta logró el tercer grado y volvió a su actividad artística con el apoyo de su familia. Nos avisa al comenzar esta entrevista: “Mira, no voy a hablar más de este tema del homicidio. Ya he hecho muchas declaraciones diciéndolo, así que a partir de ahora lo único que voy a hacer es bailar que es lo que mejor se me da en la vida”.

placeholder

Desde que salió de prisión en 2010, las apariciones de Farruquito en los medios han sido escasas, pero en esta ocasión ha querido atender a Vanitatis, porque considera que él ya se ha perdonado a sí mismo, y piensa que Dios también lo ha hecho: “Dios es grande y solo le pido mucha salud para que salgamos de esta pandemia que se ha llevado a tanta gente. Necesitamos arrimar hombro con hombro para vencer. Y empezar a ser mejor personas. No tener tantos amigos en las redes y tener más en realidad y estar ahí cuando nos necesiten”.

Carrera internacional

Farruquito ha trabajado de Chile a EEUU, donde hizo un videoclip con Madonna y la revista ‘People’ seleccionó su rostro entre uno de los más bellos del planeta. Y es por esto y por mucho más, por lo que su incondicional Rosario Alcántara nunca se ha movido de su lado y siempre ha estado ahí. Su esposa le sonríe y sigue de cerca la entrevista, muy atenta a sus palabras. Ella y sus hijos han sido puntos clave para su redención: “Ahora solo hablo de ilusiones, como por ejemplo, que para este invierno estamos preparando un espectáculo fascinante con mi compadre Antonio Canales. Los dos vamos a hacer que el escenario cruja”.

Farruquito sabe que la vida te da y te quita. Pero su arte, que siempre ha estado envuelto entre el mito, la fascinación, la tragedia y la gloria, siempre prevalece y no deja de sorprender a los adeptos al baile flamenco. También hay quien lo ha vetado. Países como Japón, por ejemplo, que desde su sentencia por el atropello, le han prohibido entrar de por vida a bailar. "Japón fue siempre un lugar donde tenía un público muy fiel, pero de verdad, que no quiero hablar más de este tema, sino de todos los lugares donde sí voy a bailar. Tenemos el aquí y el ahora, y eso es solo lo que vamos a disfrutar".

La pandemia le ha afectado como al resto de la humanidad y espera que todo se relaje: “Nosotros somos artistas y vivimos de esto, de cantar y bailar que es nuestro pan y el de nuestros niños. Si no hay público no hay pan. Pero yo soy siempre positivo y pienso que no hay mal que cien años dure”.

Una vida muy familiar

El próximo mes de septiembre hará dieciséis años de la boda de Farruquito, con Rosario Alcántara. Juntos han tenido tres hijos: Juan ‘El Moreno’, que baila con su padre, y las mellizas Manuela y Triana que aprendieron a decir un “ole” antes que “papá o mamá”. “Las niñas tienen un arte que te caes”, nos dice su padre entre risas. “Las mellizas tienen ya seis años y de momento van al cole. Lo único que quiero es que estudien… A ellas les encanta el arte y la música, aunque aún son muy pequeñas. Les gusta desde escuchar a Camilo al más puro flamenco porque son como esponjas”.

Pero sin duda, el niño de sus ojos es su Juanito. La continuidad de la saga está garantizada con ‘El Moreno’, primogénito del bailaor: “Con cinco años quise que mi Juan bailara en Broadway y que repitiera el mismo repertorio que hice yo cuando tenía 5 años y bailé allí con mi abuelo. Fue una soleá que nunca se me olvidará. Perpetuar esa tradición en EEUU fue magnífico”.

Farruquito es consciente de que su hijo “tiene que estudiar mucho y que echar muchas horas bailando, pero la experiencia en el Teatro Real también le ha motivado mucho”. La frase del pequeño Juanito es siempre: “Voy a reventar, todos los días”. El crío es una calcomanía de su padre que bailaba dirigido por su abuelo y que muchos periodistas conocimos en una de sus primeras actuaciones en el Casino de Madrid de la calle Alcalá.

El nombre artístico que ha cogido su hijo es el de su abuelo, el padre de Farruquito, el cantaor Juan Fernández Flores El Moreno que falleció de un infarto sobre un escenario en presencia de Farruquito cuando este era un adolescente y así han perpetuado su nombre: “Siempre le haremos un homenaje”. Cuando le preguntamos si Rosario, su mujer, se subirá a un escenario, Farruquito y ella se ríen: “Mi mujer no está en el espectáculo, tendría que ensayar un poco todavía para bailar, ¿verdad niña?”.

María le saca a bailar

Farruquito le está muy agradecido a la aristócrata María del Prado de Hohenlohe, hija de los marqueses de Caicedo, que al igual que Cayetana de Alba en su día, tiene muchas ganas de honrar la cultura y la música flamenca. Y así ha llevado, entre otros artistas, al bailaor al Festival Flamenco Trocadero Sotogrande. El certamen que se celebra del 11 de junio al 27 de agosto ha incluido a los artistas más grandes para amenizar las noches de la exclusiva urbanización de la localidad gaditana de San Roque.

El día que actuó Farruquito se dieron cita personajes del mundo del arte y la cultura para seguir el baile del artista. María del Prado, casada con Pablo de Hohenlohe y apasionada del arte jondo, explica a Vanitatis: “Es una maravilla haber contado con Farruquito. Esta es la primera edición de este festival cuya decoración la ha pergeñado Pablo, mi marido y queríamos crear la sensación de algo exclusivo. Como aquellas fiestas de antaño que se hacían en las localidades de la costa".

placeholder

La hija de los marqueses de Caicedo, precisa a este medio: “Nos embarcamos en este proyecto en Navidad, a raíz de preparar cestas para los flamencos que estaban en paro por la pandemia. Así empezó a gestarse la idea del festival. Y de repente apareció Dionisio Hernández Gil, nos brindó su espacio, nos regaló botellas de vino para aquellas cestas y siempre con su deseo de apoyar a la cultura ha permitido llevar adelante este festival y que Farruquito esté hoy aquí”.

Noticias de Famosos
El redactor recomienda