Tamara Falcó celebra un año de amor con Iñigo Onieva entre rumores de boda
  1. Famosos
ANIVERSARIO ARISTOCRÁTICO

Tamara Falcó celebra un año de amor con Iñigo Onieva entre rumores de boda

La aristócrata ha celebrado este fin de semana su primer aniversario con Iñigo Onieva

placeholder Foto: Tamara Falcó, junto a Iñigo Onieva. (Instagram @tamara_falco)
Tamara Falcó, junto a Iñigo Onieva. (Instagram @tamara_falco)

Tamara Falcó lleva 365 días enamorada. Un año de amor, felicidad y muchos planes que la marquesa de Gríñón ha celebrado junto a su pareja, Iñigo Onieva, en una cena de la que ella misma nos ha hecho testigos a través de sus redes sociales.

“You are outta this world” ("Eres de fuera de este mundo"), le ha dedicado en sus redes sociales a su novio junto a un mensaje que no deja lugar a dudas: “Por muchos años más juntos”, y dos fotos y un vídeo en el que animados brindan con dos copas de pisco.

Una celebración íntima y romántica que pone de manifiesto que a pesar de las turbulencias que hace unos meses sacudían los cimientos de su relación, cuando varios medios apuntaban a una supuesta infidelidad por parte de Iñigo, están mejor que nunca.

De hecho, esta magnífica sintonía ha sido la banda sonora de su primer año de amor. Cuando saltó la polémica, Tamara contrarrestó los comentarios maliciosos con una acaramelada sesión de fotos en una boda y la amenaza de demandar a todos los que siguieran dando pábulo a los rumores.

Tras la repentina muerte de Carlos Falcó, Tamara experimentaba un cambio radical en su vida. Superar la pérdida del marqués fue solo el principio. Tras saber que heredaría el título en pleno confinamiento y, por tanto, gran parte de su legado, la aristócrata poco a poco viró el rumbo de su vida hasta colocarse en el camino que la ha llevado este domingo a celebrar una vida nueva.

Meses más tarde de recibir uno de los varapalos más duros, Tamara se enamoró de Iñigo -una noticia que dimos en exclusiva en estas páginas-. Fue a finales de verano cuando lo que era una amistad se transformó en un amor que cada día es más fuerte. "Tamara está muy ilusionada y enamorada", aseguraban entonces las personas de confianza de la hija de Isabel Preysler que confirmaron la noticia a Vanitatis.

Hoy, al ser preguntadas, no dudan al afirmar que “son inseparables” y que “con Iñigo Onieva está fenomenal, feliz de la vida…”. Eso sí, señalan que, a pesar de los rumores, “aún es pronto para hablar de boda” aunque “nunca se sabe qué puede pasar en 2022”.

Por lo pronto, este primer año de vida en común lo han exprimido al máximo. No solo han viajado a lo largo y ancho del mundo, sino que desde hace meses han empezado una pseudoconvivencia en el apartamento que Tamara alquiló hace unos meses como oficina.

Tal y como nos comentaban hace unos días personas del entorno de la pareja, la casa, que cuenta con todos las comodidades, se ha convertido en su segundo hogar y, aunque aún pasa algunos días en la residencia de Isabel Preysler, lo cierto es que su oficina es el nidito de amor perfecto donde dar rienda suelta a su amor.

Bodas, bautizos y comuniones

No todo han sido viajes románticos. Muchos de ellos han sido para asistir a la larga lista de compromisos nupciales que han copado las agendas de ambos. Con una vida social de lo más agitada, las bodas han servido de escenario perfecto para las presentaciones pertinentes y, por qué no, para oficializar una relación que avanza a toda vela.

De hecho, además de estar completamente integrados en los grupos de amigos, también los están en las familias. Tamara ha sido fotografiada en varias ocasiones en compañía de su cuñada, la actriz Alejandra Onieva, y su suegra; mientras que Iñigo ya es uno más en casa de Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa. La buena relación con su cuñado Fernando Verdasco es incuestionable. De hecho, no pierde ocasión de hacer publicidad de la marca de gorras que lanzaron poco después del confinamiento, Cocowi Brand.

¿Mudanza a la vista?

Una vida en común cada día más sólida que podría terminar de consolidarse en los próximos meses. En primer lugar, con la mudanza oficial de Tamara al ático de lujo que se compró hace unos meses en una promoción de nueva construcción a poco más de 200 metros de la de su madre, en La Florida.

Unos apartamentos que cuentan con todas las comodidades posibles y cuyas llaves está previsto que se las entreguen a principios del año que viene.

En segundo lugar, porque no es ningún secreto que Tamara, con unas convicciones y una fe tan fuertes, tenga en sus planes casarse y formar una familia. El próximo 20 de noviembre cumplirá 40 años y, con una trayectoria laboral cada día más solvente, la llegada de una nueva etapa en lo personal podría estar más cerca de lo que pensamos.

Tamara Falcó