Jordi Évole: éxito en el amor, los negocios y otras curiosidades del que fue el Follonero
  1. Famosos
TRAYECTORIA DEL FOLLONERO

Jordi Évole: éxito en el amor, los negocios y otras curiosidades del que fue el Follonero

El periodista, guionista y humorista cuenta con una trayectoria repleta de éxitos profesionales y personales, así como varias curiosidades desconocidas

Foto: Jordi Évole, en una imagen de la cadena La Sexta. (La Sexta)
Jordi Évole, en una imagen de la cadena La Sexta. (La Sexta)

Jordi Évole se ha ganado el respeto del mundo del periodismo como uno de los profesionales que más y mejor indagan en los personajes de sus entrevistas, y no extraña en absoluto. Humorista y guionista además de periodista, nació el 21 de julio de 1974 en Cornellá de Llobregat (Barcelona), aunque sus orígenes se remontan al sur de nuestro país: a Granada y Extremadura, exactamente, de donde son oriundos su madre y padre, respectivamente.

Estudió Comunicación en la Universidad Autónoma de Barcelona y empezó su carrera profesional en el ámbito deportivo e informativo; trabajó en Carrusel Cataluña, en los informativos de Telecinco y la Cadena SER. Su bautizó televisivo llegó en la cadena local Viladecans Televisió y en el año 2000 se cruzó en su camino El Terrat, la productora de Andreu Buenafuente, en la que primero ejerció de guionista y posteriormente se dio a conocer como el icónico Follonero.

placeholder Jordi Évole, en una imagen de archivo. (EFE)
Jordi Évole, en una imagen de archivo. (EFE)

El Follonero no era más que un supuesto crítico espontáneo del programa que, sentado entre el público, cantaba las cuarenta a Andreu Buenafuente y formaba espectáculo en cualquier evento al que asistía como reportero. Estas escasas (o nulas) reticencias a decir las cosas tal y como las pensaba, sin filtros, le llevaron a ser el protagonista de 'Salvados', y con la perspicacia, honestidad y naturalidad que le caracterizó entonces y ahora ha conseguido consagrarse como uno de los periodistas más relevantes.

Ganador de varios Premios Ondas y merecedor de muchos elogios por sus programas, Évole ha hecho cosas que años atrás parecían impensables. Por ejemplo, entrevistar al mismísimo Papa o poner en marcha un falso documental llamado 'Operación Palace'. En esta producción daba una nueva versión de los acontecimientos del golpe de Estado de 1981 y es que hace años que su calidad profesional le da licencia para hacer esta y otras muchas cosas. Eso sí, llegar a este punto no ha sido fácil. A sus espaldas hay una trabajada trayectoria con horarios draconianos, viajes por medio mundo, entrevistas difíciles y mucha exposición a las críticas.

placeholder El papa Francisco y Jordi Évole. (Atresmedia)
El papa Francisco y Jordi Évole. (Atresmedia)

Más allá de su lado mediático, es la cabeza visible de una empresa, Producciones del Barrio SL, que funciona a las mil maravillas. Tal y como publicó Vanitatis, los beneficios netos de la misma en 2018 fueron de 997.266 euros, con ingresos de hasta 5.088.871 euros. En 2019 alcanzó los casi 7 millones de euros y, aunque ha bajado algunos puestos, actualmente se encuentra en la posición 35 del ranking del sector actividades de producciones de programas de televisión, superado por grupos como Secuoya o Grupo Editorial Telecinco, según datos de 'El Economista'.

El presentador ha traducido ese éxito en una comodidad vital que se ha ganado a pulso: vive en una casa de 280 metros cuadrados en Santa Coloma de Cervelló, un pueblo localizado en la comarca del Bajo Llobregat. Esta casa cuenta con un bajo y un jardín. Además, posee otra casa (con una piscina de 35 metros cuadrados) en el Port de la Selva, lugar donde pasa los veranos con su mujer, Ester Delgado.

La fotógrafa se ha convertido en su mejor compañía desde que ambos contrajesen matrimonio, y juntos disfrutan de la buena salud de sus cuentas. Dedicada a su pasión por la fotografía, Delgado siempre ha preferido mantenerse en un discreto anonimato, alejada de la fama de su marido. "Me dedico profesionalmente a fotografiar personas, lugares, objetos. Lo que más me gusta es esperar hasta captar el mejor momento de cada uno de ellos", advierte en su página web Pura Coincidencia. A sus 44 años, el Follonero ha demostrado tener un buen ojo tanto para lo profesional como para lo amoroso, pero sus inquietudes no terminan ahí.

Fan incondicional de Fútbol Club Barcelona, la marcha de Messi fue un batacazo que le costó superar y eso que ya había tenido la oportunidad de charlar con él meses antes de partir del equipo catalán, en una esperadísima entrevista cuando aún no tenía nada decidido. "Tengo 47 años, pero ahora me pondría a llorar como un crío. Fue muy muy muy bonito mientras duró. Mucha suerte allá donde vayas", decía en un tuit por aquel entonces.

placeholder Jordi Évole, en 'El intermedio'. (Atresmedia Televisión)
Jordi Évole, en 'El intermedio'. (Atresmedia Televisión)

De este tema y otros, ha hablado con naturalidad en cada una de las charlas que ha tenido con personalidades como Ibai Llanos o Pablo Motos. De hecho, en algunas de sus habituales visitas a 'El hormiguero', la audiencia ha llegado a presenciar algún que otro ataque de la enfermedad que padece: la cataplexia. Una enfermedad que consiste en la pérdida de tono muscular al atravesar emociones intensas como la risa que, precisamente, es una de las claves del exitoso programa de Antena 3.

Más allá de su patología, otra de las curiosidades de las que más se habla acerca de Jordi Évole es del anecdótico parentesco que comparte con otro presentador de televisión de mismo nombre. Resulta que Évole es primo de Jordi Hurtado, presentador de 'Saber y ganar' desde 1997. "Su abuelo, Pedro Évole, y mi padre eran primos hermanos", afirmaba el propio Hurtado en una entrevista con Toñi Moreno hace algunos años.

placeholder Jordi Évole, en una imagen de archivo. (EFE)
Jordi Évole, en una imagen de archivo. (EFE)

En definitiva, Jordi Évole, más allá de ser el profesional que es y contar con una carrera envidiable a la que todavía queda mucho partido que sacar, es una auténtica caja de sorpresas en el plano personal. Su carisma engancha a su círculo más cercano, pero también a los miles de seguidores que se declaran fanáticos del periodista.

Jordi Évole
El redactor recomienda