Andrea Duro cumple 30: origen humilde, ruptura inesperada y un nuevo amor 'en la red'
  1. Famosos
FELICIDADES

Andrea Duro cumple 30: origen humilde, ruptura inesperada y un nuevo amor 'en la red'

La actriz que se dio a conocer en la serie 'Física o Química' se ha consolidado en lo laboral y en lo personal con su última pareja

Foto: Andrea Duro, en el Festival de Cine de Málaga. (Getty)
Andrea Duro, en el Festival de Cine de Málaga. (Getty)

La conocimos como la Yoli, una chica de barrio que aún no había alcanzado la mayoría de edad cuando llegó a ‘Física o Química’, la serie que convertiría a Andrea Duro en una actriz reconocida junto con otro puñado de actores de su generación salidos de la misma serie, entre los que estaban Javi Calvo, Úrsula Corberó o Angy Fernández.

Ahora que cumple 30, Duro se siente plena y dispuesta a empezar la vida de verdad. Así lo expresaba en una entrevista para la revista 'In Style' hace poco: “He llegado a un punto en el que los 29 me dan hasta pereza. Los 20 han sido una época de mucho aprendizaje, de cambios muy divertidos, pero también muy cansados. Quiero que se acabe; estoy harta. En mi opinión, la vida empieza a los 30. Antes no sabías nada y ahora tienes experiencia, sabes quién eres, cómo eres... Jamás volvería a los veintipocos. Crees que estás de vuelta de todo y no tienes ni idea de nada”.

Han pasado trece años desde el estreno de aquella serie que le cambiaría la vida, y aunque su camino no ha sido tan rutilante como el de su compañera Úrsula, convertida en estrella internacional gracias al éxito de ‘La casa de papel’ y una de las españolas con más seguidores en Instagram (casi 24 millones), lo cierto es que Andrea no se puede quejar. Desde aquel 2008 no ha parado alternando cine (‘Con quién viajas’ es lo último que ha presentado en el Festival de Málaga) y televisión (‘Velvet Colección y ‘Amar es para siempre’).

Origen humilde

Su nombre completo es Andrea Duro Flores, y llegó al mundo un 14 de octubre de 1991. La actriz pasó su infancia en Fuenlabrada, en un modesto piso con su familia y su hermana pequeña, Claudia, a la que está muy unida. “Yo creo que ser de Fuenlabrada significa tener unas raíces humildes, como de barrio. Y ello implica un carácter más basado en la vida. A mí me parece un lugar maravilloso para vivir”, ha declarado la actriz reivindicando sus orígenes. Su afición por la interpretación le viene de su madre, que hacía teatro. Esa pasión fue creciendo durante la adolescencia y la moldeó en la escuela de interpretación Juan Carlos Corazza.

Su debut televisivo llegó a los 15 años en 'Cuestión de sexos’ (Cuatro), aunque el pelotazo definitivo vino con la serie de Antena 3 sobre el instituto Zurbarán. Setenta y siete episodios después, Duro se convertía en una de las actrices abanderadas de la generación FOQ. La propia Andrea ha contado que al principio no tenía muy claro presentarse al casting, pues había actores profesionales y ella no se sentía preparada. Sin embargo, terminó consiguiendo el papel. Años después ha confesado que no le gusta verse en la serie, pues considera que lo hacía bastante mal.

Del chonismo a la sofisticación

Poco, o más bien nada, queda de la Yoli en la imagen actual de Andrea. Su forma de vestir, maquillarse o incluso peinarse ha cambiado radicalmente, pero sin dejar de lado su esencia. Hace un año, la actriz decía apuntarse al corte bob recto y ultraliso que le daban un toque más sofisticado a su look. “Si no me siento la misma de antes, si ahora me siento mucho más segura, decidida, mucho más a gusto en mi piel, mucho más concienciada con lo que quiero y con lo que no... si ahora me siento más fuerte, si me conozco mucho más, si me quiero y respeto más [...] ... ¿Por qué tengo una imagen con la que no me siento reflejada?”, confesaba con la fotografía con la que celebraba su nuevo look capilar. Desde entonces se ha mantenido fiel a esa nueva imagen más madura aunque ha ido introduciendo algún ligero cambio: aunque Duro ya había jugado con el color, dejando atrás el negro intenso de Yoli para apostar por tonos miel más claros, en los últimos meses la hemos visto optar directamente por los tonos rubios.

Cuestión de amores

Fue una de las rupturas más inesperadas de 2021. La relación que unía a Andrea Duro con Juan Betancourt se rompió después de dos años de compartir fotos y felicidad en sus redes sociales. Sus fans llegaron a pensar en una posible boda cuando en el cumpleaños de la madrileña el modelo cubano le regaló un anillo de oro blanco con pequeños brillantes engarzados. Pero la idea hizo aguas y finalmente se separaron.

Antes de llegar a las puertas de un posible altar con Betancourt, Andrea había tenido varias relaciones sentimentales, entre las que se encuentran Joel Bosqued, con el que estuvo tres años y que después sería pareja de la actriz Blanca Suárez, Adrián Ríos (la historia más discreta de la actriz porque él no pertenece al mundo mediático) y el futbolista mexicano Javier Hernández ‘Chicharito’ (una de las más ‘posteadas’ en Instagram y que terminó con un unfollow de ambos).

Este verano, la actriz de ‘La catedral del mar’, que siempre ha explicado que tiene una concepción del amor muy sólida, volvía a enamorarse, esta vez del jugador de pádel Ale Galán. La pareja se convertía en una de las sorpresas del verano después de compartir fotografías en Menorca, aunque en realidad, como ellos reconocían, lo suyo venía de antes

De hecho, el número uno mundial en su deporte subía una imagen de lo que podría ser su primer ‘aniversario’ o al menos: "Hace un año... que me invitaste a vino al conocerme", escribió el deportista en sus redes sociales junto con una imagen en la que aparecía con la actriz, que no dudó en hacer lo propio en su perfil respondiendo a su pareja con gran sentido del humor: "Qué buen ojo tuve", escribía y acompañaba el mensaje con el hashtag '#lanzada'.

Esta nueva relación les ha salido de lo más viajera: en lo poco que llevan juntos ya han paseado su amor por las islas Baleares, por Roma y por Barcelona, donde Ale Galán disputó su último torneo World Pádel Tour.

Cumpleaños
El redactor recomienda