Felipe Varela y la vida sin Letizia: subvenciones públicas, préstamos y ¿futuro?
  1. Famosos
MODA Y REALEZA

Felipe Varela y la vida sin Letizia: subvenciones públicas, préstamos y ¿futuro?

La Reina no estrena una prenda del que fue su diseñador de cabecera desde 2019. La firma ha sufrido el golpe económico de la pandemia y ha tenido que acudir a la ayuda estatal

Foto: La reina Letizia en la Pascua Militar, de las últimas veces que lució un Felipe Varela. (Limited Pictures)
La reina Letizia en la Pascua Militar, de las últimas veces que lució un Felipe Varela. (Limited Pictures)

Nunca sabremos qué pasó. Si fue un desencuentro personal o simplemente una decisión profesional. Felipe Varela y la reina Letizia mantenían una buena relación en los dos ámbitos, hasta que hace tres años la esposa de Felipe VI empezó a diversificar su armario y a apostar por otros creadores. El diseñador madrileño se quedó sin su mejor clienta, la que había hecho famosa su firma de costura esmerada y sastres impecables. Doña Letizia no estrena una prenda de Varela desde los Premios Princesa de Asturias de 2019 y solo usa ya prendas recicladas como el vestido de bouclé blanco que eligió para inaugurar el Museo de Helga de Alvear en Cáceres. Ni siquiera en el tradicional Día de la Hispanidad echó mano de su viejo amigo.

Acudimos a la firma para consultarles qué les parece este giro de guion y responden mecánicamente: "Agradezco mucho tu interés, pero como sabes es política de empresa no hablar sobre los clientes de la firma ni de cuestiones relativas a la organización interna de la empresa". Siempre amables y siempre opacos en lo referente al diseñador, que no concede entrevistas, o a su relación con la Reina.

Foto: Los Reyes, en la Fiesta Nacional. (LP)

Felipe Varela, nacido en Madrid en 1968, vive a caballo entre la capital y París, la ciudad en la que se formó. Según su biografía oficial, estudió en el Institut Français de la Mode y en la Escuela Internacional de Diseño Esmod. En París trabajó en los ateliers de grandes firmas como Thierry Mugler, Kenzo, Dior y Lanvin, hasta que decidió regresar a España para fundar su propia firma. En 1996 comenzó a desfilar en Cibeles, cosa que hizo hasta 2002 y en 2016 retomó brevemente "para celebrar el 20 aniversario de la marca".

Una segunda marca

Aquel movimiento desconcertó a algunos por aquello de la alergia a la exposición pública de Varela, pero formaba parte de la estrategia que se había puesto en marcha en el seno de la empresa para relanzarla comercialmente. Había que amoldarse al signo de los tiempos y decidieron crear una segunda marca, Varela, para esas mujeres a las que les gusta la calidad que él ofrece pero no cuentan con tanto poder adquisitivo. Se trataba, como contaban entonces portales especializados como 'Moda.es', de “democratizar el mensaje y el producto”.

placeholder La reina Letizia, saludando al público en los Premios Princesa de Asturias de 2019. (EFE)
La reina Letizia, saludando al público en los Premios Princesa de Asturias de 2019. (EFE)

La idea era que esta segunda marca pudiera distribuirse en las tiendas multimarca, sin perder de vista al buque insignia de la firma, la alta costura, que seguiría vendiéndose en la calle José Ortega y Gasset de Madrid. Si una prenda de la marca madre se encuentra entre los 800 euros y los 1.200 euros, con Varela la horquilla se quedaba entre los 400 y los 500 euros. También querían "seguir expandiéndose internacionalmente".

Ayudas públicas

Lo cierto es que la aventura de volver a Cibeles no duró y Varela volvió al ostracismo, del que no ha vuelto a salir. El diseñador vende su trabajo de forma online y cuenta con tres corners en tres centros comerciales de Sevilla, Madrid y Valencia, pero la pandemia le ha golpeado duro, como al resto del sector. Con las señoras quedándose en casa y sin ocasión de lucir sus vestidos, la firma, que ahora gestiona el hermano de Felipe, Abraham, se ha visto obligada a solicitar las ayudas públicas que han puesto a disposición tanto el Estado como la Comunidad de Madrid para paliar los efectos del covid en las pequeñas y medianas empresas. En su caso, según la documentación que maneja Vanitatis, hasta diez.

Centro de Costura Castresana SL ha recibido dos ayudas directas de la Comunidad de Madrid, una de 99.846 en julio y otra de 12.500 en agosto. Además, entre marzo, abril y mayo de 2021, el Ministerio de Industria a través de la Compañía Española de Reafianzamiento y el Ministerio de Asuntos Económicos a través del ICO les facilitaron diversas vías de financiación para capear el temporal. En su caso, se trata de ocho operaciones en las que el Estado ha actuado de garante para la solicitud de préstamos bancarios. Los avales que han pedido van desde los 144.000 euros que solicitaron en marzo a los 72.000, 67.200 y 96.000 euros de abril o los 96.000 y 80.000 euros del pasado mayo.

Factura casi dos millones

La empresa no ha actualizado las cuentas del ejercicio 2020, pero ya en 2019 tenía varios compromisos financieros. Se trata de cuatro pólizas de crédito, dos de ellas prácticamente solventadas, y otras dos suscritas con Caixabank. Una póliza de crédito es un contrato por el que una entidad financiera se obliga a tener a disposición de una persona física o empresa una determinada suma de dinero dentro del límite pactado y por un tiempo fijo o indeterminado. La primera póliza con Caixabank es una línea de crédito de 200.000 euros que vence en abril de 2022. Y la segunda es de 100.000 euros y se extiende hasta noviembre de 2024.

En el ejercicio 2019 Varela facturó 1.760.000 euros, 140.000 euros menos que en 2018. Las ganancias, una vez pagadas todas las facturas, se quedaron en 21.754 euros. La empresa da trabajo a una veintena de empleados, la mayoría mujeres. Estos números no difieren especialmente de los de 2018, cuando ganó 25.000 euros.

placeholder La reina Letizia, en la inauguración del Museo Helga de Alvear. (LP)
La reina Letizia, en la inauguración del Museo Helga de Alvear. (LP)

Puede que estos créditos sean necesarios de cara a invertir en el viaje internacional de la firma, la aspiración principal de los Varela desde hace unos años (Felipe es el creativo, pero sus hermanos le ayudan con la gestión de la empresa). El diseñador dio la sorpresa cuando en 2020 decidió solicitar su entrada en ese amplio paraguas que es la Asociación de Creadores de Moda de España. Siguiendo el protocolo, Felipe Varela pidió formar parte de ACME a través de una carta enviada a su presidente, Modesto Lomba. El documento estaba firmado por dos asociados y en ella se acreditaba "estar en posesión de la marca con la que se presenta o trabajar para ella como director creativo".

Tras una votación de los asociados con resultado positivo, Varela pasó a formar parte de ACME, la organización profesional formada por creadores de moda procedentes de toda España. Actualmente cuenta con más de 70 firmas asociadas, "dedicadas al diseño de moda y complementos, que participan en las principales pasarelas y plataformas de moda a nivel nacional e internacional". En la nota de prensa que hicieron pública entonces, la asociación ya hablaba de esta "nueva etapa" de la firma Felipe Varela, "fuera de las pasarelas y muy centrada en la venta y la expansión internacional".

Reina Letizia