Rociista, 'cañera' y con un alter ego: quién es 'Pam', la nueva secretaria de Igualdad
  1. Famosos
PERFIL COMBATIVO

Rociista, 'cañera' y con un alter ego: quién es 'Pam', la nueva secretaria de Igualdad

Ángela Rodríguez veía escrito su nombre junto a su cargo en el BOE este martes, el mismo día que soplaba las 32 velas

Foto: Ángela Rodríguez e Irene Montero. (Ministerio de Igualdad)
Ángela Rodríguez e Irene Montero. (Ministerio de Igualdad)

En la vida y sobre todo en el trabajo de Irene Montero no hay espacio para el azar. Ella cuida todo hasta el último detalle y así lo ha demostrado este 12 de octubre, Día de la Hispanidad, cuando acudió a la recepción ofrecida por los Reyes, don Felipe y doña Letizia, con una mascarilla estampada con la bandera trans, toda una declaración de intenciones. Pero esa no es la única decisión polémica que ha tomado en los últimos días: también ha decidido incorporar al organigrama del Ministerio de Igualdad a Isa Serra, Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer, todos inmersos en procesos judiciales por diferentes motivos.

La primera fue condenada por el Supremo, el pasado julio, a un año y siete meses de inhabilitación por agredir a una mujer policía en un desahucio. Actualmente lo tiene recurrido. Los segundos están acusados por el PP de malversación y prevaricación por unos informes del Open de Tenis. Ante este panorama, no es extraño que haya pasado desapercibido el fichaje de Ángela Rodríguez como secretaria de Estado de Igualdad y Violencia de Género. Activista hasta la médula y conocida en redes sociales y el mundo YouTube como Pam, su alter ego, su versión más cañera. Te contamos todos los detalles de la nueva mano derecha de Montero.

La joven veía escrito su nombre junto a su cargo en el BOE este martes, el mismo día que soplaba las 32 velas. Sin duda un regalazo, pues no es casualidad que se haya pensado precisamente en ella para ocupar este puesto. El trabajo que lleva años ejerciendo ha puesto su nombre en la lista de los candidatos. Desde enero de 2020 forma parte, como asesora parlamentaria, del gabinete de Irene Montero, pero antes de ello ha ocupado diferentes cargos políticos menores siempre enfocados a luchar por los derechos de los colectivos más olvidados.

Activista y carrasquista

Ángela, a pesar de su juventud, se ha preparado sobradamente para el puesto. Nació en Pontevedra y se licenció en Filosofía por la Universidad de Santiago de Compostela. Años más tarde completó su currículo con un máster en Creación e Investigación en Arte Contemporáneo en la Universidad de Vigo y otro en Malos Tratos y Violencia de Género en la UNED. Teniendo esto en cuenta, no es extraño que para estrenar su cargo haya decidido aunar política y lucha social visitando la librería Mary Read en Madrid, que se define como “lbrería LGTBQ+ transfeminista”, y cuyo lema es “Frente a su odio, nuestras lecturas".

placeholder Irene Montero, junto a Ángela Rodríguez (a la izquierda de la imagen) y otras políticas. (EFE)
Irene Montero, junto a Ángela Rodríguez (a la izquierda de la imagen) y otras políticas. (EFE)

Y es que Ángela es de esas mujeres que siempre ha dicho lo que piensa y después de decirlo se ha comprometido con ello. Una mujer sin miedo a abanderar a quienes otros consideran diferentes. Y es que en sus redes sociales queda patente que no hay ‘fregao’ sobre el que no tenga algo que decir: desde la defensa de la víctima de La Manada hasta el más mediático de los casos de violencia de género, el de Rocío Carrasco, a la que alaba y llama valiente por compartir su historia en televisión.

Pero además de su lado más comprometido, Ángela muestra al mundo su otro yo, el más personal. Su casa, su pareja (aunque no le gusta llamarla así, ella la llama novia con todas las letras y todo el orgullo), su abuela (a la que le dedica muchas de las guerras que ahora abandera), las fotos que se hace para explicarle a su madre que está bien en su nuevo puesto y las palabras agradecidas de sus amigos y conocidos por dar voz a quien a veces no la tiene.

Pasión por sus compañeras

No en pocas ocasiones da las gracias a Irene Montero, por su labor y por pequeños detalles que, según ella, marcan la diferencia. Cree que con ella a cargo de la cartera de Igualdad ha comenzado un cambio y se siente en el compromiso de acompañarla, porque considera que “no se puede ir hacia atrás” y muestra su infinito orgullo por las oportunidades que la ministra le ha brindado. A otra de las mujeres a las que dedica un rinconcito y palabras bonitas es a Yolanda Díaz, actual ministra de Trabajo y Economía social y vicepresidenta segunda del Gobierno, a la que le une, además de admiración, cariño.

placeholder Yolanda Díaz, en el palacio de la Moncloa. (Reuters)
Yolanda Díaz, en el palacio de la Moncloa. (Reuters)

Hay otros temas que ocupan gran parte de su contenido como el movimiento ‘body positive’: ha confesado que sufre desde hace años un trastorno de la conducta alimentaria y ha defendido la belleza del cuerpo sin importar el color, la forma o el tamaño. También ha abogado por visibilizar la ansiedad, las enfermedades mentales y los miedos. Ella habla sin tapujos del llamado ‘síndrome de la impostora’ o de su pánico a estar sola en casa, y sus trucos para llevarlo mejor. Ángela se expone, dice lo que piensa y cuando la contestan, lo defiende. Desde hace años, en redes, como Pam concretamente desde 2012, ahora también en el Gobierno. La sucesora de Noelia Vera, quien antes ocupaba el cargo, viene pisando fuerte, es lo que ella pidió y por lo poco que ha dicho parece orgullosa de la persona que ha recogido su testigo. Suerte Ángela.

Irene Montero Mujeres influyentes
El redactor recomienda