El triunfo de David Bisbal: el éxito internacional de un hombre familiar
  1. Famosos
20 años de 'OT'

El triunfo de David Bisbal: el éxito internacional de un hombre familiar

El almeriense fue uno de los favoritos casi desde el principio, su patada voladora, su simpatía y gorgoritos convirtieron a David Bisbal en una estrella

Foto: David Bisbal posando para los medios en Puerto Rico. (EFE)
David Bisbal posando para los medios en Puerto Rico. (EFE)

Ninguno de los 16 participantes podían imaginar lo que ‘Operación Triunfo’ sería para ellos. Un concurso musical con el que esperaban comenzar su carrera, pero que ni en sus mejores sueños pensaron que les podría hacer cumplir sus mayores sueños, tal y como le sucedió a David Bisbal, uno de los favoritos por el público casi desde el principio y que, desde que dejó la Academia no ha dejado de cosechar éxitos.

Aunque todos llegaron muy jóvenes al programa, muchos de ellos ya llevaban tiempo luchando por cumplir su sueño, David era uno de ellos, él formaba parte de la Orquesta Expresiones, por quienes siempre ha guardado un gran cariño y de cuya etapa a su lado tiene un buen recuerdo. Sin embargo se le cruzó la oportunidad de participar en este programa, tras pasar los castings leía entre lágrimas la carta que decía que estaba seleccionado y su vida cambiaría para siempre.

placeholder David Bisbal junto a su padre en una imagen de sus redes sociales. (Instagram @davidbisbal)
David Bisbal junto a su padre en una imagen de sus redes sociales. (Instagram @davidbisbal)

Hijo de boxeador y costurera, José Bisbal y María Ferre, él tenía claro desde muy pronto que los estudios no eran lo suyo, que estaba destinado a triunfar en la música. Desde siempre en su casa se había escuchado música, sobre todo flamenco y copla -su verdadera pasión- por lo que desde pequeño se había empapado de ella, el paso más lógico para él era dedicarse a su pasión.

Sin embargo no fue cosa suya dar el paso para lograrlo, de hecho, como tantas veces en la vida, bien se podría decir que la decisión vino acompañada de un poco de suerte y mucha casualidad. Así contaba el artista como tomó la decisión durante una entrevista con Bertín Osborne en ‘Mi casa es la tuya’: “Nunca pensé que podría trabajar y vivir de la música hasta que un día, en unas prácticas para ser guarda forestal, una mujer me escuchó y me dijo que su marido tenía una orquesta, Expresiones, y que si me gustaría hacer una prueba”.

placeholder David Bisbal en una imagen de sus redes sociales. (Instagram @davidbisbal)
David Bisbal en una imagen de sus redes sociales. (Instagram @davidbisbal)

Con tan solo 17 años, el talento de Bisbal ya era evidente, por lo que no hubo dudas a la hora de darle el puesto en la orquesta. Junto a ellos fue ganando tablas y perdiendo timidez, participaron en giras por Andalucía y firmaron numerosos bolos. Una experiencia que le ayudó a crecer y a encontrar el amor, tenía una relación con Raquel Segovia, su compañera en la orquesta. Cuando se presentó a ‘Operación Triunfo’, ya con 22, era un hombre enamorado y también lo era cuando salió de la Academia, pero en ese caso la afortunada ya era otra.

Su paso por el programa fue uno de los mejores, comenzó despuntando desde el principio gracias a su simpatía, a su sencillez y a sus rizos, que con el tiempo se convirtieron en su seña de identidad. Sin embargo todo eso quedaba eclipsado por su presencia en el escenario, su paso por la orquesta le había ayudado mucho y el calor del público le ayudó todavía más. En la Academia, Bisbal lo dio todo, bailó como el que más, fue desabrochándose cada vez más botones y, sobre todo, presumió de voz, de giros vocales (y físicos) y de gorgoritos. Era un programa de cantar y él esa parte la tenía controlada.

placeholder David Bisbal y Chenoa durante una actuación en 'Operación Triunfo'. (Cordon Press)
David Bisbal y Chenoa durante una actuación en 'Operación Triunfo'. (Cordon Press)

No se le daba tan bien el inglés -quiél le iba a decir que esa asignatura actualmente la ha aprobado con creces-, temor para casi todos los concursantes que recibían clases en la Academia para pronunciar las canciones que había que hacerlo, dejando por el camino muchas caras frustradas y muchos vídeos que conseguían soltar varias carcajadas en la audiencia. Lo consiguió esquivar, casi siempre, porque con ‘When a man loves a woman’ tuvo que enfrentarse a lo que todos temían y sus propios miedos salieron a la luz. Por suerte contó con el apoyo de sus compañeros, sobre todo el de Chenoa, que siempre creyó en él.

Porque ella fue el otro motivo por el que David nunca más volvió a ser el mismo. La química entre los dos concursantes traspasaba la pantalla y, en un momento en el que la información que se recibía del programa era la justa y no se contaba con un canal 24 horas como ahora, ya era evidente que, como diría Paula Echevarría aunque por otros motivos, en esa casa ‘pasaban cosas’. La audiencia apostaba por su amor y ellos respondieron con bonitos duos y pocas palabras, pero una vez finalizado el concurso, en el que David quedó segundo -no por nada a Rosa se la conocía como ‘Rosa de España’-, ya no pudieron seguir escondidos. David y Laurita, como él la llamaba cariñosamente, pasaron a ser la pareja para la que todo el mundo deseaba un final feliz y lo han tenido, solo que no juntos.

placeholder David Bisbal poco antes de grabar su disco 'Bulería'. (Instagram @davidbisbal)
David Bisbal poco antes de grabar su disco 'Bulería'. (Instagram @davidbisbal)

Mientras Bisbal se centraba en su carrera y Chenoa seguía trabajando por triunfar la vida les iba separando. El año que marcó el final de una historia de amor y el principio de una leyenda fue 2005, él confirmaba desde Latinoamérica que ya no estaban juntos, pero que seguirían “siendo grandes amigos”. Ella, entre lágrimas, protagonizaba el momento que marcaría su vida, bajando en chándal a hablar con la prensa para pedir respeto y confirmar que eran momentos complicados, “no lo estoy pasando bien”. Sus vidas se separaban y el cuento de hadas se rompía.

Sin embargo el mal de amores no apagaba la llama del artista, desde que salió de la Academia, e incluso antes, estaba claro que Bisbal estaba destinado al éxito, ‘Corazón latino’ así lo puso de manifiesto. El disco que grabó nada más terminar el concurso, a caballo entre Barcelona, Nueva York y Miami se convertía en todo un éxito, y él en una estrella. Número uno de ventas durante siete semanas seguidas, un Grammy Latino como Artista Revelación, un premio Ondas y un Disco de Diamante, y esto era solo el principio.

placeholder David Bisbal en una imagen de sus redes sociales. (Instagram @davidbisbal)
David Bisbal en una imagen de sus redes sociales. (Instagram @davidbisbal)

Después llegó ‘Bulería’ (2004), con el que consiguió su segundo Disco de Diamante, dos años después publica su tercer disco, ‘Premonición’, con éxitos como ‘Quien me iba a decir’ o ‘Silencio’. Su éxito ya es imparable y también a nivel internacional, tanto es así que en 2008 colabora con Rihanna en ‘Hate that I love you’, ese mismo año conseguiría su segundo Grammy Latino, aunque no por esa canción, sino por ‘Aquí estoy yo’, con Luis Fonsi, con quien mantiene una sólida amistad, Alex Syntek y Noel Schajris.

Como ya es evidente, el éxito le fue acompañando en todos los demás discos que ha ido lanzando, ‘Sin mirar atrás’ (2009), cuyo primer sencillo ‘Esclavo de sus besos’ fue un exitazo, en 2011 publicó ‘Una noche en el Teatro Real’, un DVD con una impresionante actuación en acústico. En 2014 llegó ‘Tú y yo’, su sexto álbum vio la luz en 2016, bajo el título ‘Hijos del mar’. Su último álbum de estudio, de momento, es ‘En tus planes’ (2020).

placeholder David Bisbal durante un concierto en Almería. (EFE)
David Bisbal durante un concierto en Almería. (EFE)

Todas estas grabaciones han ido acompañadas de un gran trabajo de promoción, de giras y conciertos que le han llevado a recorrer el mundo y a que su nombre sea conocido allí por donde pasa. Lo ha ido compaginando con otros proyectos relacionados con la música, como su papel de jurado en ‘La Voz’, también en la tercera temporada de la edición mexicana, y otros un poco más alejados de su papel habitual, como sus apariciones en ‘7 vidas’, ‘Hospital Central’ o ‘Jane the virgin’, donde interpretó su canción ‘Esclavo de sus besos’.

Su carrera es muy importante para él, pero eso no ha hecho que se olvide del amor. De hecho, poco después de finalizar su relación con Chenoa comenzaba una nueva con Elena Tablada. Ella estaba viviendo en Miami y fue allí donde se conocieron cuando Elena le pidió un autógrafo para una amiga. La pareja, por la que pocos apostaban, siguió adelante con su relación y cinco años después se convertían en padres.

placeholder Bisbal y Tablada en la boda de Amelia Bono. (CORDON)
Bisbal y Tablada en la boda de Amelia Bono. (CORDON)

El amor no fue suficiente y se separaban poco después, en 2011, confirmando el final de su historia con un comunicado. “Queremos dejar patente que seguimos conservando un profundo respeto el uno por el otro; guardaremos en nuestros corazones los mejores y más bellos momentos vividos”, rezaba la nota con la que lo hicieron oficial. Comenzaba un tiempo de soltería para Bisbal, aunque no le duraría mucho pues pronto entró en su vida la modelo Raquel Jiménez. La relación terminaba en 2013, un verano en el Bisbal se dejaba ver de la mano de la Miss Universo Zuleyka Rivera. Se acabó el verano y con él el amor.

David y Raquel se daban entonces una nueva y breve oportunidad, pues rompían de nuevo y de forma definitiva poco después. En el rodaje del videoclip ‘Hoy’, en 2014, es cuando conoce a la argentina Eugenia ‘la China’ Suárez, un flechazo que ardió demasiado deprisa, pues su historia, aunque apasionada, duraba poco.

placeholder El cantante David Bisbal y su pareja, la modelo venezolana Rosanna Zanetti en Marbella. (EFE)
El cantante David Bisbal y su pareja, la modelo venezolana Rosanna Zanetti en Marbella. (EFE)

Algo de lo que seguramente el cantante no se arrepiente, pues fue después de esta relación cuando llegó a su vida la definitiva. Un amigo común le presentaba a Rosanna Zanetti en 2016 y ese momento sí que lo cambió todo. Este año además cuenta con otro hito que merece la pena señalar, pues es cuando se celebró ‘OT. El reencuentro’, un momento mágico en el que todos los concursantes volvieron a reunirse para recordar cómo fue su paso por la Academia, cómo vivieron la fama, cómo habían cambiado sus vidas… y donde pudimos ver el verdadero reencuentro, el de Bisbal y Chenoa.

placeholder Bisbal y Chenoa en 'OT. El reencuentro'. (TVE)
Bisbal y Chenoa en 'OT. El reencuentro'. (TVE)

Más de 10 años después ambos demostraron que, si bien lo de ser amigos no había salido como esperaban, sí que eran más que capaces de volver a poner la piel de gallina a todo el mundo, sobre todo durante el concierto posterior, cuando tras cantar ‘Escondidos’ se fundían en un extraño abrazo.

Otro momento que, a pesar de estar protagonizado por los dos, persiguió a Chenoa durante mucho tiempo. Aunque algunos concursantes de 'OT 1' sí quisieron sellar su reencuentro con un beso, no fue el caso de David y Chenoa.

placeholder David Bisbal y Rosanna Zanetti en sus redes sociales. (Instagram @davidbisbal)
David Bisbal y Rosanna Zanetti en sus redes sociales. (Instagram @davidbisbal)

Respecto al corazón del almeriense, Rosanna y él han estado juntos desde que se conocieron, se han dejado ver felices y enamorados, como una pareja sin fisuras que comparte planes de futuro. Se casaron por sorpresa en una boda íntima celebrada en Segovia en 2018, poco después daban la bienvenida a su primer hijo en común (2019) y en octubre de 2020, al segundo bebé.

Ahora convertido en padre de tres, Bisbal es un hombre tranquilo, familiar y orgulloso, aunque no está dispuesto a dejar de lado su pasión, la música, aunque sea responsable de una de las cosas que peor lleva su mujer de estar casada con él, según explicó para Europa Press: "Se lleva mal la distancia. Me reconforta que por los menos estoy con los niños y hablamos mucho".

El redactor recomienda