Es noticia
Menú
Karlos Arguiñano y las tres letras de su truco para perder peso: CLM
  1. Famosos
con fundamento

Karlos Arguiñano y las tres letras de su truco para perder peso: CLM

El popular chef vasco tiene una receta para los que deseen quitarse de encima unos cuantos kilos sin tener que renunciar además a comer sus platos favoritos

Foto: Karlos Arguiñano, en la presentación de su recetario 'La cocina de tu vida'. (EFE/Juan Herrero)
Karlos Arguiñano, en la presentación de su recetario 'La cocina de tu vida'. (EFE/Juan Herrero)

Lleva más de treinta años en televisión adornando platos con perejil, contando chistes, celebrando los éxitos de su Real Sociedad de alma y, sobre todo, enseñándonos a comer "rico, rico". Por eso Karlos Arguiñano se ha convertido en uno de los personajes más queridos por los espectadores españoles sin necesidad de tener una estrella Michelin.

Aunque lleva insistiendo en que debemos comer sano en sus miles de programas emitidos y en sus numerosos libros de recetas, el que fuera el primer fenómeno culinario actual en la televisión en España tras el 'Con las manos en la masa' de Elena Santoja, quiere ayudar una vez más a los que deseen perder peso sin renunciar a nutrirse correctamente.

placeholder Arguiñano, en plena receta. (Atresmedia)
Arguiñano, en plena receta. (Atresmedia)

Su receta son tres letras: CLM. ¿Su significado? Comer la mitad. Este simple truco, que a él al menos siempre le ha funcionado, lo contaba en una entrevista con el programa 'Play gastro' de la Cadena SER. "Tengo la receta del régimen para que no vayáis a una consulta pagando: CLM, comer la mitad. Esto lo vengo predicando hace años. A mí también me sobran 3 o 4 kilos, pero ya sé por qué. Porque me lo como todo. ¡Tengo mucho apetito!".

Así, con su naturalidad habitual, lo explicaba antes de destacar la sencillez de su método: "En vez de tres cazos de alubias, cazo y medio; en vez de 220 gramos de carne, 100 gramos de carne; y en vez de dos bolas de helado, una. Se trata de comer la mitad haciendo la misma comida. Es un consejo que me dio un médico hace 45 años en Zaragoza, donde yo trabajaba de cocinero antes de montar mi restaurante".

Foto: Fernando Simón y Arguiñano. (La Sexta).

¿Necesitas otro truco? Prescinde de un poco de dulce cada día. "A mis cortados les he quitado el azúcar. ¡Dos sobres al día son 700 al año! La grasa es esencial para cocinar, pero no para comer. Por eso siempre me veis desengrasar cuando cocino. Igual no lo quitas todo, pero sí el 80%", revelaba también el guipuzcoano, que también asegura que camina "cerca de dos horas todos los días".

El cocinero, que acaba de publicar el libro 'La cocina de tu vida', destaca ante todo que "una familia bien alimentada es una familia sana y feliz". Por eso insiste en la importancia de evitar en la medida de lo posible los alimentos ultraprocesados y dedicarse a cocinar "para uno mismo y para el resto de la familia. Si no tienes 30 minutos al día para cocinar es que tu trabajo es la hostia. Será que eres el responsable de hacer la gasolina", decía con su habitual humor marca de la casa.

No es la primera vez que Arguiñano, que pasó de estar al borde de la quiebra a ser poseedor de un boyante emporio culinario, cuenta en una entrevista detalles de su vida personal. El pasado mes de septiembre confesaba, por ejemplo, en conversación con la revista 'Pronto' que había donado médula ósea para combatir la leucemia que sufre su hermana Loinaz.

Sobre su propio estado de salud, el chef vasco, que acaba de cumplir 73 años, se declaraba en buen estado de forma. "La verdad es que son muchos, pero estoy perfecto para cocinar. Además, el actual presidente de Estados Unidos tiene 78 y si él puede presidir un país, yo podré hacer unas lentejas con chorizo", aseguraba socarrón.

Lleva más de treinta años en televisión adornando platos con perejil, contando chistes, celebrando los éxitos de su Real Sociedad de alma y, sobre todo, enseñándonos a comer "rico, rico". Por eso Karlos Arguiñano se ha convertido en uno de los personajes más queridos por los espectadores españoles sin necesidad de tener una estrella Michelin.

Adelgazar Karlos Arguiñano
El redactor recomienda