Álex Clavero: humor con sentido, pueblo pequeño y distintas aficiones
  1. Famosos
CÓMICO, ACTOR Y GUONISTA

Álex Clavero: humor con sentido, pueblo pequeño y distintas aficiones

El humorista es uno de los rostros más queridos de nuestro país, sin embargo, no todos conocen su faceta más íntima. Repasamos su vida profesional y personal

Foto: El humorista Álex Clavero. (Cedida)
El humorista Álex Clavero. (Cedida)

Afirman desde la propia página web del cómico, actor y guionista Álex Clavero que “se dedica a contar historias desde la verdad”. Nacido el 3 de febrero de 1981, al que “le encanta su generación” y de ello da buena muestra siempre que puede a través, como casi siempre, del humor sincero que le ha llevado a consolidar su trayectoria profesional y contar con una nutrida carrera en la que ha participado en algunos de los formatos más relevantes de los medios como ‘El hormiguero’.

No obstante, aunque es un rostro habitual en la pequeña pantalla y, sobre todo, una voz más que conocida por los oyentes de Rock FM, tras 900 monólogos, siendo el FrancotiraRock en el programa 'El Pirata y su banda', no todo el mundo sabe dónde están sus orígenes y cómo llego a dedicarse a la comedia en una época que no era fácil hacerlo. “En mi caso fue un poco por casualidad”, confesaba en una entrevista para El Confidencial, y es que, efectivamente, la suerte tuvo que ver en su destino.

Animado por un amigo, Álex Clavero se presentó a un concurso que terminó ganando y luego a otro en el que coincidió, incluso, con Leo Harlem y en el que, finalmente, quedó cuarto. El paso del tiempo y un currículum labrado, no sin esfuerzo, le han llevado a donde esta hoy: un empleo fijo en la radio y a punto de terminar una gira con su espectáculo #MiMadreEsTrendingTopic, del que ya han podido disfrutar cientos de espectadores que valoran con gran puntuación este show en diversas plataformas. El humorista afirma que su único objetivo es hacer reír, no transgredir y, para ello, se sirve de un humor blanco basado en sus propias experiencias.

Así, aunque considera que todo es objeto de hacer comedia, no se mete en grandes charcos porque, según dice, "al humor no hay que ponerle límites, hay que ponerle sentido" y, con el mismo sentido común, opina de causas como la polémica suscitada hace un tiempo por el rechazo de 'La chocita del loro' a las cómicas mujeres. Al respecto declara que "quien considere que son menos graciosas o que deben tener menos oportunidades no ha visto suficiente comedia".

Controversias aparte, Álex Clavero se define como un tipo sencillo, con un gran vínculo a su pueblo "tan pequeño que se llama Casasola". Es allí donde pasa gran parte de sus vacaciones de verano y, aunque no es muy fan de las redes sociales, desde donde comparte algunos de los momentos más íntimos de su día a día. Sus más de 50.000 seguidores en Instagram pueden dar fe de que el cómico utiliza la plataforma, por lo general, para fines laborales y promocionales.

En más de una ocasión, ha declarado que las redes sociales le resultan aburridas, aunque, de vez en cuando, tiene a bien deleitar a sus followers con alguna instantánea que, por la razón que sea, quiere dejar reflejada. Lo cierto es que no en muchas aparece su pareja, quien permanece en un discreto segundo plano porque prefiere mantener su faceta anónima; en cambio, sí lo hace su hija en torno a quien gira la vida del guionista y con quien pasa todo el tiempo libre que su apretada agenda le permite tener.

Tiempo en el que también tienen cabida algunas de sus aficiones como la escalada, los videojuegos o cantar, aunque confiesa que ninguna de ellas se le da del todo bien. Por esta razón, cuando en El Confidencial le plantean la posibilidad de entrar a un concurso como 'MasterChef', él afirma que le encantaría hacerlo, pero no sería una experiencia especialmente sencilla. Es posible que Clavero sea más de comer que cocinar, teniendo en cuenta que, precisamente, muchas de las fotografías de su Instagram hacen referencia a días de barbacoas, visitas a bodegas o apetitosos vermuts en familia.

En cualquier caso, lo que sí sabe bien es cuáles son los ingredientes para triunfar delante de un micrófono: la simpatía, la absurdez y el ritmo. Elementos que consiguen que cualquiera que escuche uno de sus monólogos esboce, como poco, una sonrisa, aunque la realidad es que casi siempre termina en carcajada. A sus 40 años, pocos son los palos que le quedan por tocar a este cómico, guionista y actor, pero no está dispuesto a dejar de reinventarse y, por eso, tiene muchos otros proyectos pendientes de estreno por la falta de tiempo: un podcast y otro espectáculo, entre ellos.

Actores y actrices
El redactor recomienda