Es noticia
Menú
Arantxa Sánchez Vicario cumple 50 años: casada, pendiente de un juicio y dando clases
  1. Famosos
CUMPLEAÑOS SEÑALADO

Arantxa Sánchez Vicario cumple 50 años: casada, pendiente de un juicio y dando clases

Su separación legal sigue su curso en Miami, donde no se ha movido nada desde el pasado mes de julio. Falta concretar también la fecha de su juicio contra el Banco de Luxemburgo

Foto: Arantxa Sánchez Vicario, con su nuevo look. (Vanitatis)
Arantxa Sánchez Vicario, con su nuevo look. (Vanitatis)

Faltaban solo cuatro días para que Arantxa Sánchez Vicario celebrase su 23 cumpleaños cuando fue proclamada la mejor tenista del año. Hablamos de 1994, temporada en la que la tenista española había ganado Roland Garros y el US Open. Quién le iba a decir a aquella joven que llegaría a cumplir los 50 con un proceso duro de divorcio que no termina de cerrarse y un proceso penal pendiente de juicio.

Este sábado, la excampeona entra en el medio siglo con una vida muy distinta a la que ella misma aspiraba. Es decir, sigue casada por ley con un hombre del que se separó hace cuatro años y además debe defenderse de una entidad como el Banco de Luxemburgo para evitar entrar en prisión. No es poca cosa.

placeholder Arantxa Sánchez Vicario, en el documental de TV3. (Cortesía)
Arantxa Sánchez Vicario, en el documental de TV3. (Cortesía)

El divorcio de la pareja se ha extendido en el tiempo por la petición de Santacana de trasladar el proceso a España. La justicia española ha dado la razón a su todavía mujer y el proceso de divorcio sigue abierto en los juzgados del condado de Miami Dade, donde viven ambos. Es este juzgado, y no el de Barcelona, como pedía el todavía marido, el encargado de decidir cómo será el divorcio. El proceso empezó justo un año después de recibir la querella del Banco de Luxemburgo, es decir, en 2017. Fue Santacana quien inició el proceso después de 10 años de matrimonio y dos hijos en común.

Foto: Arantxa Sánchez Vicario. (Getty)

La última cita en los juzgados estadounidenses debía celebrarse el 22 de julio de este año, pero se suspendió porque las partes no podían acudir a los tribunales. Y, por ahora, el proceso está en suspenso. Eso supone que Sánchez Vicario y Santacana siguen legalmente casados.

Hablamos con Ramón Tamborero, abogado de la extenista en su proceso en España y nos detalla la situación: "No sé nada de ella desde el pasado mes de septiembre, cuando me llamó para pedirme unos documentos. En su proceso de divorcio, en el que aquí ya no hay nada que decir, hay que partir de cero. Todo lo que se ha hecho hasta ahora no ha servido para nada, ellos siguen casados y será el tribunal de Miami el que decida qué pasa, en España está ya todo cerrado”.

Recurso desestimado

Santacana presentó un recurso a la decisión de la Audiencia Provincial de trasladar el proceso a EEUU y esperaba poder llevarlo al Tribunal Supremo, pero el recurso fue desestimado y el proceso quedó cerrado. Ahora, son los abogados americanos quienes llevan el divorcio, que todavía no se ha decidido.

placeholder Arantxa Sánchez Vicario y Pep Santacana, en los Premios Laureus de 2013. (Getty)
Arantxa Sánchez Vicario y Pep Santacana, en los Premios Laureus de 2013. (Getty)

Otro proceso judicial del que está pendiente la extenista es el que la enfrenta al Banco de Luxemburgo, entidad que pide incluso pena de prisión para ella. Desde el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya nos dicen que la fecha del juicio todavía no está fijada. Hace semanas que se espera saber cuándo se celebrará el proceso y ella sigue a la espera. Como su exmarido, Josep Santacana, quien está también encausado por varios delitos por los que la Fiscalía pide cuatro años de prisión para ambos.

Foto: Arantxa Sánchez Vicario. (Getty)

Se trata de un asunto complejo que se remonta a los años en los que la extenista declaró tener la residencia en Andorra. Hacienda la multó al considerar que no era cierto y ella pidió un aval para pagar la multa. Un aval que nunca se pagó. El Banco de Luxemburgo se querelló entonces contra la tenista por un presunto delito de alzamiento de bienes al considerar que había vendido todas sus propiedades sin pagar el monto que debía a la entidad bancaria. Fue en diciembre de 2016, noticia que adelantó Vanitatis, y a los pocos meses la querella fue ampliada contra Santacana y contra varias empresas.

Foto: Arantxa Sánchez Vicario. (Getty)

El Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona la admitió a trámite y en noviembre de 2020, tras el periodo de instrucción, recibió los escritos de acusación. “Primero se presentan los escritos de acusación -según nos cuentan fuentes del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya-, después se presentan los de las defensas, y cuando toda la documentación está en el tribunal, se envía la causa al reparto de juzgados penales o a la Audiencia, según corresponda”. “Una vez señalado el tribunal, el juzgado pone fecha para el juicio, algo que todavía puede tardar bastante”, añaden las mismas fuentes. Y así ha sido, no hay fecha fijada por el momento.

Secundaria estelar

Mientras, ambos tratan de seguir sus vidas. Santacana vive con su nueva pareja y Sánchez Vicario lo hace volcada en sus hijos y en relanzar su carrera como maestra de tenis. El pasado 4 de diciembre, la RPTenis (Registro Profesional del Tenis) rindió homenaje a la deportista en la entrega de sus premios a los mejores de 2020. Desde que se separó de Santacana se acercó a su familia y reestableció las relaciones con los suyos. Ahora, Emilio, su hermano, es una de las personas más importantes de su vida. Arantxa da clases en la escuela de tenis que su hermano tiene en Naples, Florida, donde vive.

Foto: Arantxa Sánchez Vicario.(EFE)

La excampeona es actualidad estos días también por otra cuestión, la ficción. HBO ha estrenado el docudrama ‘King Richard’, en el que se narra la vida de las hermanas Williams, Venus y Serena, y de su padre, Richard, interpretado por Will Smith. Y en él aparece Arantxa, solo un momento, pero ha dado mucho que hablar a los espectadores, porque su papel es fundamental en la historia. Eso es a lo que ella aspiraba, nada más, a ser una deportista recordada por sus triunfos y por abrir el tenis femenino al público de nuestro país. Pero nadie tiene el poder de decidir su destino.

Faltaban solo cuatro días para que Arantxa Sánchez Vicario celebrase su 23 cumpleaños cuando fue proclamada la mejor tenista del año. Hablamos de 1994, temporada en la que la tenista española había ganado Roland Garros y el US Open. Quién le iba a decir a aquella joven que llegaría a cumplir los 50 con un proceso duro de divorcio que no termina de cerrarse y un proceso penal pendiente de juicio.

Arantxa Sánchez Vicario Noadex
El redactor recomienda