Ni vacunas ni PCR: la última pesadilla de Djokovic en Australia pasa por Marbella
  1. Famosos
EN SU MANSIÓN DE LUJO

Ni vacunas ni PCR: la última pesadilla de Djokovic en Australia pasa por Marbella

El foco de las autoridades australianas estaría ahora puesto, además, en demostrar si el número uno del mundo de la ATP habría mentido en el formulario requerido por las autoridades aeroportuarias antes de entrar al país

Foto: Novak Djokovic, en Australia. (EFE/EPA/Pool/Kelly Defina)
Novak Djokovic, en Australia. (EFE/EPA/Pool/Kelly Defina)

Novak Djokovic es el protagonista indiscutible del arranque del año. La polémica en torno a su participación (aún en el aire) en el Open de Australia se ha convertido en el culebrón de estos primeros días de 2022, en los que las noticias sobre el tenista se acumulan minuto a minuto.

Si hace unos días era obligado a confinarse en un hotel en Melbourne a la espera de una resolución oficial respecto a su visado, ahora su oposición a las vacunas no es el único de sus problemas.

Según ha publicado la prensa internacional, el foco de las autoridades australianas estaría ahora puesto además en demostrar si el número uno del mundo de la ATP habría mentido en el formulario requerido por las autoridades aeroportuarias antes de entrar al país.

Entre la normativa covid, además de la obligatoriedad de estar vacunado, también se encuentra la de no haber visitado ningún país, además del de origen, en los 14 días anteriores a su entrada en Australia.

Djokovic contestó que no. Sin embargo, diferentes medios así como fotos publicadas en Instagram atestiguan que el tenista pasó fin de año disfrutando de uno de sus rincones favoritos del mundo: Marbella.

Apasionado de la Costa del Sol, el serbio adquirió tras la pandemia la mansión que había alquilado para pasar la cuarentena con su familia, muy cerca de la de su hermano Marco, otro amante de España. Una residencia en la que habría disfrutado de unos días en familia rodeado de lujos, comodidades y un clima mucho más agradable que el de Suiza, país en el que residen.

Según publicaron medios locales y diarios deportivos, durante sus vacaciones, además de disfrutar de la compañía de su mujer y sus hijos, también aprovechó para entrenar en las instalaciones de lujo de Puente Romano, donde es habitual verle.

Allí incluso se fotografió con varios niños con los que compartió cancha ante la emoción de los pequeños amantes del tenis, que no podían creer la suerte de coincidir con su ídolo.

“¡Feliz año nuevo a todos! Deseándoles toda la salud, el amor y la felicidad en cada momento presente y que sientan amor y respeto hacia todos los seres de este maravilloso planeta”, publicó el tenista justo antes de embarcar rumbo a Australia. “Pasé un tiempo de calidad fantástico con mis seres queridos durante las vacaciones y hoy me dirijo a Down Under con un permiso de exención. ¡¡Vamos 2022!!”. Unos días de calidad que ahora, apenas una semana después, podrían convertirse en su peor pesadilla.

Desde luego, frentes abiertos no le faltan al tenista. Aunque su familia ha intentado en varias ruedas de prensa defenderle y presentarle al mundo como “el Espartaco del siglo XXI”, lo cierto es que ante este nuevo escenario, vacaciones en Marbella mediante, no les ha quedado más remedio que cancelar su última comparecencia ante los medios.

Vacaciones Australia