Es noticia
Menú
Paloma del Río, la voz de los Juegos, icono LGTBI y viral en las redes
  1. Famosos
icono del periodismo

Paloma del Río, la voz de los Juegos, icono LGTBI y viral en las redes

Premiada pionera en el periodismo deportivo femenino, su nombre lleva años siendo sinónimo de las mejores retransmisiones de gimnasia, patinaje o hípica

Foto: Paloma del Río, en una imagen de archivo. (EFE/RTVE)
Paloma del Río, en una imagen de archivo. (EFE/RTVE)

Son quince los Juegos Olímpicos que la veterana periodista lleva a sus espaldas y, sin embargo, no pudo evitar emocionarse una vez más con la ceremonia de apertura de los de Tokio 2020. Era la cuenta de Twitter de TVE, dedicada a la información deportiva, la que rescataba unas imágenes de Paloma del Río llorando al escuchar el himno del evento, que no se habían ofrecido en directo. Un gesto que reflejaba el sentimiento de esta reputada profesional que para los Juegos Olímpicos de París 2024 ya estará jubilada, pues ha dado por terminada su etapa como comentarista.

La niña, que de pequeña dormía con una radio bajo la almohada escuchando música y noticias, se ha convertido junto a Olga Viza o María Escario en una de las figuras más importantes y representativas de las mujeres dedicadas al periodismo en nuestro país, con más de 35 años en el mundo de la comunicación tratando de dar visibilidad a los deportes minoritarios.

Aunque en principio su carrera no parecía destinada a estar tras un micrófono narrando gestas épicas en pos de una medalla. La joven Paloma, tras acabar el Bachillerato, realizó un curso de auxiliar de clínica y empezó a trabajar en el turno de noche de la UVI de la Clínica Ruber de Madrid para pagarse sus estudios. Más adelante se decidió a cursar Periodismo en la Complutense y sus buenas notas le permitieron optar en 1986 a una beca del Instituto RTVE para hacer prácticas en televisión, en la sección de deportes de los informativos.

Foto:
Las 25 mujeres más influyentes de la televisión en España
Fruela Zubizarreta Irene de Pablo Marina G. Ortega Luis Rodríguez

Un encuentro de tenis de mesa en Sevilla sería su primera experiencia como narradora, estrenándose en una competición importante en los Juegos del Mediterráneo de Latakia (Siria) en 1987, donde se encargó de poner voz a las ceremonias y a las pruebas de gimnasia, un deporte que ya pocos entendemos sin sus siempre acertados y amenos comentarios.

"Cubrir unos Juegos Olímpicos es el sueño de cualquier periodista por la dimensión de deportistas, de los centros de prensa, el continuo movimiento de personas, la logística y la convivencia que suponían los deportistas entre sí. Te cuentan historias dentro de la Villa Olímpica muy emocionantes", resalta Paloma.

Pese a toda la experiencia que acumula en eventos importantes, siempre recuerda con especial cariño los JJOO de Seúl 88, porque, según confesó en declaraciones a la Agencia EFE, le hacía "mucha ilusión" acudir por primera vez a esta competición y poder cubrirlos como periodista "era todo un honor".

"Me impactaron muchísimo y los viví como una debutante. Luego con el paso del tiempo he ido aprendiendo más y más, pero son impactantes, desde luego. Yo creo que un periodista deportivo tiene que tener la posibilidad de participar en los dos grandes acontecimientos del mundo del deporte, los Juegos Olímpicos y la final de la Copa del Mundo de fútbol", asegura.

Con numerosos premios en su haber como la Medalla de Plata y de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, el Premio Ondas a mejor presentadora o el premio a mejor comunicadora en el deporte en los Premios Mujer, Deporte y Empresa, la periodista asegura que para ella "todos son una sorpresa" porque no trabaja para conseguirlos, pero que le da "orgullo, satisfacción e ilusión" recibirlos.

Convertida en icono gay y feminista, su nombre aparece a menudo en las listas de los personajes LGBTI más influyentes y nunca ha tenido tapujos en hablar abiertamente de su sexualidad, como lo hizo en un artículo para Vanitatis publicado el año pasado.

"Me pregunto qué le puede molestar a la gente que yo sea lesbiana y que ame y quiera compartir mi vida con una persona de mi mismo sexo", escribía la periodista. "¿Qué les molesta? ¿Qué les importa? Si ellos supieran que su vida a mí me parece perfecta si es la que ellos han decidido vivir... No soy yo nadie para criticar o juzgar la vida, los gustos de todo tipo (musicales, gastronómicos, de apariencia, el estilo de vida…, en fin, mil cosas) de los demás y no entiendo por qué los demás tienen que juzgar la mía".

"Tener que oír 'qué pena, con lo guapo que es' cuando recientemente Pablo Alborán ha dado el paso de hablar de su vida personal hace que a mí, personalmente, se me caiga el alma a los pies y me lleve a pensar cuánto respeto nos falta por aprender a los periodistas", reflexionaba a continuación.

En este camino su referente ha sido la legendaria tenista Martina Navratilova. "Ella y otras deportistas que claramente hablaron de su homosexualidad, de su condición sexual", decía en los micrófonos de la SER, recordando que en su día al verla pensaba: "Esta señora sigue ganando y sigue siendo tan prestigiosa independientemente de qué amoríos tenga. Los que somos, digamos populares, no voy a hablar por los demás, tenemos una obligación con la sociedad y esto puede ayudar más que perjudicar a la gente que es homosexual y que vive una situación complicada en su entorno, en su pueblo, en su ciudad o donde sea".

placeholder El tuit viral de Paloma del Río. (Twitter @urinethearmynow)
El tuit viral de Paloma del Río. (Twitter @urinethearmynow)

A punto de despedirse de las retransmisiones de los JJOO que tantas alegrías le han dado, Paloma del Río protagonizaba un gran momento viral en Twitter durante el verano de 2021. Todo comenzó cuando un espectador escribía: "Yo: flipando, boquiabierto con la gimnasia artística. La comentarista de TVE: Oh, qué pena no mantuvo el fronsklin antes de girar el ñosplin. Se le ve sufriendo en los cransplen". El tuit tuvo un enorme éxito y la guinda del pastel fue la celebrada respuesta de la periodista que, junto a unos cuantos emojis de risas, contestó con buen humor: "Me has entendido perfectamente... Me quedo más tranquila".

Este buen humor, unido a la profesionalidad que ha demostrado a lo largo de toda su trayectoria, es lo que la convierte, precisamente, en una de las figuras históricas de la televisión y una auténtica pionera del periodismo deportivo español, un terreno que antes solo estaba permitido al género masculino.

Son quince los Juegos Olímpicos que la veterana periodista lleva a sus espaldas y, sin embargo, no pudo evitar emocionarse una vez más con la ceremonia de apertura de los de Tokio 2020. Era la cuenta de Twitter de TVE, dedicada a la información deportiva, la que rescataba unas imágenes de Paloma del Río llorando al escuchar el himno del evento, que no se habían ofrecido en directo. Un gesto que reflejaba el sentimiento de esta reputada profesional que para los Juegos Olímpicos de París 2024 ya estará jubilada, pues ha dado por terminada su etapa como comentarista.

LGTBI Mujeres influyentes
El redactor recomienda