Es noticia
Menú
Se busca tiara para la novia de José Luis Martínez-Almeida: por qué no puede llevar la de su madre en su boda
  1. Famosos
PRIMICIA

Se busca tiara para la novia de José Luis Martínez-Almeida: por qué no puede llevar la de su madre en su boda

Teresa Urquijo, que en menos de dos meses se casará con el alcalde de Madrid, no podrá hacerlo con la misma diadema que llevó su madre al altar y que perteneció a su bisabuela

Foto: Teresa Urquijo, en la recepción del día de la Fiesta Nacional. (Limited Pictures)
Teresa Urquijo, en la recepción del día de la Fiesta Nacional. (Limited Pictures)

Teresa Urquijo y José Luis Martínez-Almeida se encuentran inmersos en los preparativos de su inminente boda. Fue en Nochebuena cuando la pareja anunció a sus familias y amigos cercanos que este 6 de abril darían el paso definitivo en su relación, por lo que, desde el primer minuto, el tiempo ha corrido en su contra.

Con la finca y la iglesia ya cerradas (la primera pertenece a la familia de Teresa Urquijo), quedan por delante infinidad de detalles, entre los que se encuentran todos los relativos al vestido, complementos y accesorios que lucirá la novia en su gran día.

El diseño del vestido de novia es uno de los aspectos que con más tiempo se preparan en casi todos los casos. No en este, en el que Teresa tan solo ha contado con algo menos de cuatro meses para ponerlo en marcha.

Foto: La boda entre Teresa de Borbón-Dos Sicilias y Borbón-Parma con Íñigo Moreno y de Arteaga en abril de 1961. (Europa Press)

Aunque aún se desconoce si cumplirá con la tradición de su madre y su abuela de lucir el mismo vestido, sí sabemos que lo firmará Navascués y que no podrá lucirlo con la tiara familiar que llevó su madre.

Tal y como confirma a Vanitatis David Rato, experto en joyas de la Casa Real española y creador de la cuenta Spanish Royal Jewels, la impresionante tiara de Chaumet de diamantes y rubíes fue vendida hace años a la millonaria familia Lin. Un legado familiar que ahora descansa en alguna de las cajas fuertes donde los Lin guardan sus tesoros y cuya historia nos desvela algunos secretos de los joyeros reales.

Los tres aderezos de Chaumet

La tiara, antes que a Teresa de Borbón, abuela de la novia, perteneció a su madre, la infanta Alicia de Borbón-Parma y Habsburgo-Lorena, que según se aprecia en las imágenes de la época tenía un joyero maravilloso.

“En 1936, su marido, el infante Alfonso Borbón-Dos Sicilias encargó a la joyería Chaumet tres aderezos para su mujer: uno de rubíes, uno de zafiros y otro de perlas hechos a partir de joyas heredadas de la infanta María de las Mercedes y de su abuela, la reina María Cristina”, relata el experto en conversación con Vanitatis.

Se trata de tres aderezos impresionantes de estilo de art déco que a su muerte heredaron sus hijas. “El de rubíes llegó a manos de la princesa María Teresa, que lo lució en diferentes ocasiones. Una de ellas, durante la cena de gala previa a la boda de don Felipe y doña Letizia, donde fue la única que llevó diadema saltándose el protocolo”, continúa. "La princesa usó este aderezo con bastante frecuencia. Lo lució en algunas de las bodas de sus hijos, en la celebración de sus bodas de plata y en la boda de la infanta Elena. El collar-diadema fue lucido, además, por dos de sus hijas en sus respectivas bodas".

El aderezo lo completan un brazalete, unos pendientes y otras piezas de valor incalculable también de diamantes y rubíes que combinan a la perfección con la diadema que también puede usarse a modo de collar.

Pues bien, tal y como apunta el experto, la joya “ya no pertenece a la familia Borbón-Dos Sicilias”. Según relata, en 2018, durante la exposición de Chaumet en Mónaco, “pudimos comprobar que ya no pertenece a esta familia, como pensábamos, sino a los Lin, una potentada familia china”.

La joya podría haber sido vendida en una subasta que se celebró ese mismo año en Sotheby's, donde no solo se subastaron muchas joyas de la infanta Alicia y de María Antonieta, sino que sirvió para seguir la pista de muchas piezas que estaban perdidas a ojos de la gente y de las que ahora podemos saber con mayor exactitud su paradero o, al menos, quiénes son sus dueños.

Una venta que ha provocado que ni Teresa Urquijo ni su prima Victoria López-Quesada, también descendiente de la rama Borbón-Dos Sicilias por parte de madre, puedan llevarlas en sus respectivas bodas, las dos con fecha de este año.

Foto: Victoria López-Quesada y Enrique Moreno de la Cova. (Lagencia Press)

El vestido de su madre y abuela

El 16 de abril de 1961, Teresa de Borbón-Dos Sicilias e Íñigo Moreno de Arteaga se dieron el 'sí, quiero' en un fastuoso enlace celebrado en la Real Basílica de Nuestra Señora de Atocha. Para la ocasión, la novia se enfundó en un impresionante vestido que, años más tarde, llevaría su hija Beatriz Moreno y de Borbón para su boda, otro día 16, pero de junio de 1995. Un traje, dos novias, madre e hija, y puede que una próxima mujer de la familia en lucirlo: Teresa Urquijo, Teresita para sus íntimos, en la boda con Almeida.

Teresa Urquijo y José Luis Martínez-Almeida se encuentran inmersos en los preparativos de su inminente boda. Fue en Nochebuena cuando la pareja anunció a sus familias y amigos cercanos que este 6 de abril darían el paso definitivo en su relación, por lo que, desde el primer minuto, el tiempo ha corrido en su contra.

Poder