Exotismo importado y elaboración casera
  1. Gastronomía

Exotismo importado y elaboración casera

La cocina alternativa no implica únicamente novedades en cuanto a la preparación y fusión de diferentes platos. La cocina alternativa también puede ser entendida como innovación

Foto: Exotismo importado y elaboración casera
Exotismo importado y elaboración casera

La cocina alternativa no implica únicamente novedades en cuanto a la preparación y fusión de diferentes platos. La cocina alternativa también puede ser entendida como innovación desde la primera fase: la elección de la materia prima. Esta es la propuesta de La Granja, un consolidado restaurante que, tras casi veinte años en funcionamiento, se ha renovado a sí mismo asumiendo nuevos retos sin renunciar a la cocina sencilla que venía elaborando. Las carnes exóticas son su gran apuesta.

Para descubrir cuál ha sido y sigue siendo la base de su éxito hay que dejarse caer por la zona Norte de Madrid. Allí encontraremos la esencia de La Granja de toda la vida, pero con un aspecto mucho más moderno y una carta visiblemente ampliada. Lo que no ha cambiado es su mítico horno de leña, el cual hizo famoso su plato estrella: el pollo criado con grano amarillo asado con aderezo de siete especias y vino blanco.

Pero ahora, los admiradores de esta famosa receta pueden degustar además una lista inimaginable de carnes de primera calidad. La mejor y puede que una de las pocas oportunidades de conocer la carne de gacela, cebra, camello, ternera de Kobe, antílope y potro, entre otras.

Llegados a este punto, es cuando los verdaderos amantes de la carne disfrutan de un momento especial. Elegir entre tanta variedad de cortes y tipos de carne no es fácil, sobre todo cuando las carnes son tan desconocidas como tentadoras. Además de las clásicas de nuestra gastronomía, como las chuletas de cordero, el solomillo o el entrecot de ternera y de buey, La Granja ofrece exclusividad importada y elaboración casera. El lomo de canguro y el de gacela son simplemente exquisitos. Su carne tierna y jugosa adquiere su punto ideal en la parrilla con brasas de encina. El lomo de camello y el de antílope son igualmente atractivos, aunque siempre supeditados a la época de caza.

Hamburguesas suculentas

Otra modalidad es el carpaccio, pero más allá de los habituales de solomillo, buey o ternera, ofrece carpaccios menos frecuentes en nuestra gastronomía como el de bisonte o el de kobe. Sin embargo, las hamburguesas se han convertido en su nueva especialidad.

Servidas en pan de pita y acompañadas por diferentes lechugas, tomates cherry y vinagre balsámico, son una magnífica elección.  Todas ellas son diferentes entre sí, pero igual de suculentas. La de cebra se caracteriza por su intenso sabor y su alto valor proteínico; la de kobe  por su suavidad; y la de bisonte por una mayor ligereza, al contener menos grasa y colesterol que la de vacuno. Aunque puede que los fieles del producto nacional prefieran la de potro, la de toro de lidia, la ibérica, la de cordero o la de pollo.

Erich Biersack, al frente del restaurante desde hace más de doce años, es uno de los tantos hosteleros afectados por la crisis. Su clientela, principalmente familias y trabajadores de la zona, se ha reducido por el mal momento generalizado de la economía. Aun así, Biersack confía en su particular valor añadido, eso que él ofrece y el resto no: la calidad. Pese a que su reclamo reside principalmente en su cautivadora lista de carnes, La Granja no ha prescindido de los platos que nunca fallan, los tradicionales.

Siempre es un acierto incluir en la carta entrantes como las berenjenas a la cordobesa, migas del pastor, habitas baby salteadas con ibérico, verduras asadas con queso de cabra o cazuelita de morcilla. Recetas mediterráneas ideales para abrir boca. Biersack también decidió mantener el surtido de ensaladas de la época anterior, desde la de pollo a la de setas, pasando por la templada de brie o la especial de la casa.

Precisamente para hacer frente a la crisis, el restaurante puso en marcha una sugerente promoción. Durante los meses de octubre y noviembre los entrantes y platos principales cuentan todas las noches con un interesante descuento del 30%. Son las llamadas ‘Cenas de La Granja’. Además, de cara a los eventos y reuniones navideñas, también cuenta con variados asequibles menús de Navidad y una propuesta de cocktail para los que prefieran una mayor variedad, ambos a un precio de 25 euros por persona.

La metamorfosis del local ha sido espectacular. La Granja se ha adaptado a las exigencias del momento y se ha transformado en un restaurante moderno y funcional. Sus dos salones están decorados en tonos suaves que, junto a los grandes ventanales con los que cuenta, confieren a la sala un ambiente luminoso y acogedor. Las sillas de metacrilato combinan con las lámparas y las mesas en color gris y negro. Y para el verano, La Granja cuenta con un espacio al aire libre para disfrutar del buen tiempo además de su cuidada cocina.

 

LA GRANJA

Dirección: Avenida de la Victoria, 33. El Plantío. Madrid

Horario: de 13.30 a 16.30 h. y de 20.30 a 23.30 h. Viernes y sábado por la noche se retrasa el cierre hasta las 00.00 h. Permanece cerrado domingos por la noche.

Teléfono: 91 372 87 79.

Restaurante Riff