Logo El Confidencial

La gastronomía de Luisiana, en peligro por el vertido de petróleo

El desastre natural provocado por el derrame de petróleo procedente de una plataforma de extracción en el Golfo de México ha causado un grave daño en

Foto: La gastronomía de Luisiana, en peligro por el vertido de petróleo
La gastronomía de Luisiana, en peligro por el vertido de petróleo

El desastre natural provocado por el derrame de petróleo procedente de una plataforma de extracción en el Golfo de México ha causado un grave daño en la vida natural de toda la región. Las imágenes de delfines, aves y peces cubiertos en fuel ya han recorrido el planeta. Al igual que ocurriera en Galicia a raíz del vertido del Prestige, esta no es la última tragedia: el vertido también provoca daños colaterales en la gastronomía y la industria de la zona, muy vinculadas a la pesca.

Hay quien ya ha decidido tomar cartas en el asunto. La chef Susan Spicer ha presentado una demanda federal contra BP. La propietaria del restaurante Bayona, en el Barrio Francés de Nueva Orleans, considera que la petrolera debe responsabilizarse de los problemas provocados en el sector por el vertido. "Gran parte de nuestro negocio se basa en la calidad única de los mariscos de Luisiana, así como en la trazabilidad de estos recursos a partir de los productores iniciales, ya sean pescadores o cultivadores de ostras o  gambas", afirma en su demanda.

 

En el texto de 18 páginas con el que Spicer espera obtener justicia también se indican otros posibles responsables. Así, incluye en la demanda a la compañía que operaba la plataforma, Transocean Ltd, además de Cameron International Corp, responsable del supresor de escapes, y la unidad de Halliburton Co que proveyó el cemento para taponar el escape. Spicer no sólo busca indemnizaciones para su negocio a través de esta acción judicial, sino para todos aquellos que se vean afectados por la situación.

 

Pérdidas millonarias

 

Gumbo, sopa de tortuga, bisque de gambas, diversas preparaciones con la ostra como materia prima... Los platos de la cocina criolla con pescados, moluscos o crustáceos son algunos de los más apreciados de toda la gastronomía estadounidense. La materia prima existente en la zona es la razón: Los productos procedentes del golfo de México son alabados dentro y fuera de Estados Unidos.

 

Su industria pesquera es de las más rentables del país: genera cada año más de 2.000 millones de dólares y da empleo a decenas de miles de personas, pero en este 2010 los resultados pueden ser nefastos. BP ha querido curarse en salud y por si acaso ha adelantado un cheque de 5.000 dólares a los pescadores en concepto de indemnización, creando además una cuenta-depósito de 20.000 millones de dólares que serán repartidos en cuatro años comenzando este mismo 2010.

 

“Esta cuenta no es ni la base ni el tope de las responsabilidades”, afirman desde Louisiana Seafood, organismo que se encarga de promocionar el consumo del marisco del estado. A pesar del desastre que ha supuesto el vertido para las arcas de los pescadores y los cocineros, el lobby también ha presionado para que el gobierno federal levante la moratoria de seis meses sobre la extracción de petróleo del golfo. “El pozo de BP es una tragedia, pero una moratoria también resulta catastrófica” para la economía del estado, asegura la entidad en un comunicado.

Gastronomía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios