Bodega Poblet, para comer a base de buenas tapas y raciones
  1. Gastronomía
rincones secretos

Bodega Poblet, para comer a base de buenas tapas y raciones

Un pequeño restaurante con encanto, en Andorra. La simpatía de Tatiana y el saber hacer de Albert en la cocina, para cenar bien a base de tapas y raciones.

Foto: Bodegas Poblet
Bodegas Poblet

Si el Románico andorrano, es único, no le van a la zaga, las rutas de senderismo, como la Ruta del Hierro, a lo largo de uno de los brazos de río Valira, en la que encontrarás minas abandonadas, forjas y carboneras, un paseo jalonado de esculturas y arte de renombre. La otra gran ruta para andar el país es la de los lagos de Tristaina, que cruza los 7 lagos, entre paisajes únicos de alta montaña, para ir habriendo apetito. Aprovecha para conocer la vieja cocina de la Casa de la Vall, el antiguo parlamento, donde entre ollas y perolas, se reunían los Consejeros de cada una de las antiguas seis parroquias del país.

En el centro de Andorra la Vella, Bodega Poblet, un pequeño restaurante, decorado con mucho encanto, escondido de las miradas de los turistas, tal vez para preservar su identidad, y así que cada comensal pueda disfrutar de la sonrisa y amabilidad permanente de Tatiana mientras te atiende y explica con todo detalle cada uno de los platos que te va acercando a la mesa; sí, así todo sabe mucho mejor.

Albert, se encarga de la cocina, prepara muy buenas tapas de autor y unos deliciosos menús de degustación. No es un bar de tapas al uso, ni una bodega como tal, se asemeja más a un gastro bar, donde comer y cenar a base de tapas o raciones muy bien elaboradas.

Ambos, Albert y Tatiana, crean una atmosfera amable, donde disfrutar de la velada y conseguir que el resultado final sea mejor del esperado. La decoración es acogedora y cálida, a ello contribuyen los colores vino tinto de sus paredes, la gran pizarra donde están escritos los platos de la carta, la pequeña bodega y los muchos detalles que le hacen un local con encanto. La barra, las mesas y un saloncito reservado, además de unas mesas altas tipo ‘tu y yo’, completan el comerdor.

Las setas, en temporada excelentes; un singular pan de cristal con tomate, las carnes, son de primera; y los embutidos de categoría. Para beber, el champán o el cava.

Bodega Poblet C/ de L’Alzinaret 6, Andorra la Vieja. Tlf 376 862 722

Nota: Si te quedas a dormir, te recomiendo el hotel Palomé, un pequeño hotel con encanto de solo 35 habitaciones amplias. Salón con chimenea y un trato y servicio exquisito.

Andorra
El redactor recomienda