Restaurantes estrellas Michelin, mermeladas y conservas premium, en San Juan de Luz
  1. Gastronomía
Viajes gastronómicos

Restaurantes estrellas Michelin, mermeladas y conservas premium, en San Juan de Luz

San Juan de Luz antiguo pueblo de balleneros y corsarios de la costa vasco francesa, se asienta al fondo de una bahía cerrada en forma de media luna

placeholder Foto:

San Juan de Luz antiguo pueblo de balleneros y corsarios de la costa vasco francesa, se asienta al fondo de una bahía cerrada en forma de media luna, sobre la que se despliega la ‘grande plage’. Antes, traineras de marineros, remeros y arponeros salían en busca de los grandes cetáceos que recorrían las frías aguas del Golfo de Vizcaya. Hoy, barcos de pesca más grandes siguen fondeados en el puerto a la espera de la próxima marea. Pueblo tranquilo de típicas casonas vascas y fachadas que lucen grandes vigas de madera pintadas de colores: rojo y verde, principalmente. En San Juan de Luz, la buena gastrononía está presente y se siente en sus calles.

En el mercado de Halles, puestos de pescado, carne magra de caballo y, buenos quesos de oveja; merecen una visita, sobre todo los viernes, cuando los granjeros de la zona acuden a vender los productos de su huerta en el exterior del mercado. Se puede tomar un aperitivo de sardinas a la plancha con una buena botella de vino blanco, en la terraza de ‘Buvete de Halles’ el restaurante del mercado.

Para comer, en Zoko Moko (lugar apartado en vasco), un restaurante con estrella Michelin, regentado por el joven chef, Remy, formado en algunos de los más prestigiosos restaurantes parisinos, que sintió la necesidad de volver a sus raíces para surfear y esquiar y poder ejecutar con total libertad platos muy bien pensados, en los que los buenos productos de la zona se hacen protagonistas, en combinaciones armoniosas y muy conseguidas. Precios muy ajustados, a mediodía un menú por 25€ y de noche por 44€.

Algo más informal, pero muy bueno el restaurante italiano Bellini, todos sus productos los importan de Italia y tienen un horno de leña del que salen unas pizzas estupendas.

Para comprar y llevar a casa, las fabulosas mermeladas de la ‘maison francis miot’, consideradas no solo las mejores del país vecino, sino que obtuvieron la calificación de las mejores del mundo durante varios años consecutivos. También unas latas de las deliciosas y suaves sardinas en conservas de ‘la belle Iloise’, una tienda especializada en todo tipo de conservas de gama premium. No se puede acabar el paseo por San Juan, sin tomar un helado en la heladería Amorino. Zumos naturales, recién hechos en pequeñas furgonetas a lo largo de la playa.

Para dormir La Deviniere un pequeño hotel lleno de encanto, en el que en tiempos vivió el escritor francés François Rabelais. La Devinière se encuentra en el corazón peatonal de San Juan de Luz, cerca de la playa grande. El salón que da a al bucólico jardín enciende su chimenea cuando comienzan a llegar los días más frescos del otoño. Una recepción con pequeños objetos de arte y libros muchos de ellos antiguos y creo que de cierto valor, reciben al visitante. Sus habitaciones están decoradas con mucho estilo, son elegantes, casi sofisticadas. Cada una de ellas cuenta con un pequeño balcón que se asoma sobre el campanario de la iglesia, más allá del precioso jardín.

Viajes gastronómicos
El redactor recomienda