Logo El Confidencial
Armonías, combinaciones y maridajes

Conejo y cervezas

Comienza el otoño. El mes de octubre no solo nos deja las primeras setas y hongos en el campo, sino que comienza la temporada de caza

Foto: Conejo y cervezas
Autor
Tiempo de lectura2 min

Termina el verano y comienza el otoño. El  mes de octubre  no solo nos deja las primeras setas y hongos en el campo, sino que comienza la temporada de caza, llenando restaurantes y mercados de una de las carnes más valoradas para guisos y estofados: la liebre y el conejo.

Aunque ya desde hace tiempo  podemos encontrar durante todo el año conejo de granja en las carnicerías y supermercados, son  sus congéneres del campo los que nos dan una carne con  matices más amplios y complejos, todo ello gracias a la movilidad con la búsqueda de alimento y a una dieta más variada.

El conejo de granja se comercializa a partir de que este alcanza los dos kilos de peso; tiene un nivel de grasa superior debido al escaso movimiento que realiza durante su cría y, presenta un sabor suave, de carne es rosada, con un bajo contenido en colesterol. El conejo de campo, por el contrario, es de carne más rojiza, con un contenido graso inferior y algo más dura, pero con un sabor más intenso gracias a una alimentación a base de plantas típicas del clima de la meseta.

El plato

Utilicemos uno u otro conejo, ambos nos permiten una gran variedad de elaboraciones: frito, asado, con tomate, con arroz, estofado, relleno, a la pepitoria, al ajillo… y, aunque yo particularmente me prive por esta última preparación, propongo una receta de mi madre. Un conejo tierno, al horno con un buen chorreón de aceite de oliva rociado generosamente con las hierbas del campo: orégano, romero y tomillo; nos permitirá disfrutar del sabor jugoso  y terso de su carne.

El maridaje

Esta vez haremos una combinación del plato con dos tipos de cervezas artesanas. Debido a la contundencia del sabor de la carne de conejo, recomendamos cervezas tipo Ale con un carácter amargo bien marcado.

Red Ale 5am de Brewdog  “5 lúpulos, 5 maltas y 5 grados”

Esta casa escocesa fundada en 2007  ha sido nombrada la cerveza oficial del famoso restaurante NOMA de Copenhague. Sus aromas tropicales, acaramelados, sabores cítricos y tonos a melocotón con un acabado seco, hacen que junto a su sabor muy lupulizado, sea la combinación perfecta para apreciar los tonos a hierbas del campo, aromáticos y amargos de la capa tostadita que le da el horno al conejo.

Pale Ale de Dougall´s

Esta delicia cántabra creada por Andrew Dougall´s ha conseguido que este mítico estilo británico con personalidad propia, cuaje en la península. Resulta equilibrada, suave y gracias a las variedades de lúpulo utilizadas nos deja unos matices a mango, ideales, para darle un sabor más frutal a los aromas campestres.

Gastronomía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios