Logo El Confidencial
gastronomía en hoteles

Una cena en el Hotel Orfila, un restaurante con mucho encanto en Madrid

El hotel Orfila es un establecimiento que destila encanto, el único Relais Chateaux de Madrid, un lugar de encuentro, íntimo, elegante y refinado

Foto: Una cena en el Hotel Orfila, un restaurante con mucho encanto en Madrid

El hotel Orfila es un establecimiento que destila encanto, no en vano es el único Relais Chateaux de Madrid. Es un lugar de encuentro, íntimo, elegante, refinado y hasta cierto punto exclusivo. A espaldas de la ‘popular’ calle Génova, se encuentra en una de las mejores y más tranquilas zonas de la capital, entre palacetes, residencias y embajadas, calles para pasear y para ver, área donde abundan los cafés y los restaurantes.

Cuando te acercas al Orfila, te encuentras una fachada que si vas en coche puede pasar desapercibida, pero si te fijas y prestas atención, ves cómo su magnífica entrada hace presagiar el lugar tan especial al que se accede. Un hall amplio e iluminado con la luz adecuada para crear atmosfera y confort, aparadores y secreteres, paredes de papel pintado y cuadros clásicos, completan una escena propia de un palacete, de un gran hotel de lujo.

Los dos comedores del restaurante son elegantes, pero no están recargados. Como siempre, el lujo es la recreación de una atmosfera elegante, pero sencilla. En la línea de lujo contenido y elegante del Hotel Orfila, el restaurante El Jardín de Orfila mantiene el pulso y la etiqueta del resto del establecimiento. Carlos Carpintero, su chef, firma una carta que renueva cada temporada. Elabora una cocina refinada y bien ejecutada. En sus platos destacan el buen producto y una técnica depurada que en definitiva son las señas de identidad con las que firma este joven cocinero. Carlos presenta y sirve sobre todo una cocina sabrosa, rica y bien hecha. 

La última vez que estuve, probé unos salmonetes a la plancha increíblemente bien hechos, frescos, en cierto modo jugosos y sobre todo en su punto de plancha y a los que acompañaban de un arroz cremoso y setas que realzaban los excelentes lomos de salmonete de roca. Probamos también un confit de pato, con esferas de patata avainilladas y un timbal de verduras que estaba realmente bueno. Entre sus especialidades más destacadas, están las alcachofas rellenas de cabrito chips -no dejéis de probarlas en temporada- o la carrillera ibérica al regaliz, un plato excepcional de carne y sabores excelentes.

El restaurante tiene unos jardines con una maravillosa terraza que se aprovecha durante los meses en que el buen tiempo lo permite y en la que se crea un clima muy especial para disfrutar de una gran cena.

Para las fiestas de Navidad y durante todas estas fechas, ofrecen unos packs con precios especiales, en los que incluyen, por ejemplo, dos noches de hotel en habitación superior con vistas al jardín y bañera de hidromasaje, además del bufé. Es un sitio especial para disfrutar de la última noche del año con una cena de gala en la que tomar unas ostras con gel de ginebra y caviar cítrico, una cuajada de foie con bizcocho trufado, ensalada de bogavante, lubina salvaje rellena y un tournedó.

Hotel Orfila Relais Chateaux. C/ Orfila 10. Tlf: 91 702 77 70. Madrid

Gastronomía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios