No que No, intenso sabor mexicano
  1. Gastronomía
restaurantes mexicanos

No que No, intenso sabor mexicano

Una barra en la que se han plantado decenas de botellas de tequila, que sirven de fondo de armario para realizar unas ‘tremendas’ margaritas.

Foto:

Un local estrecho, recogido y sobre todo acogedor. Una decoración a base de maletas de época que colocadas en los estantes que hay sobre las mesas, me recuerdan a uno de esos confortables y viejos vagones de un tren de lujo de primeros del siglo XX. A un lado, dos grandes ventanales que dejan pasar una luz plena y limpia que ilumina las mesas que se alinean una tras otra, frente a la barra en la que se han plantadodecenas de botellas de tequila, que sirven de fondo de armario para preparar unas ‘tremendas’ margaritas. Una vez que las pruebas es difícil resistirse a su encanto y no caer en la tentación de tomar una segunda. Un restaurante que es cierto que no es grande, pero suele estar lleno y muy animado por los vecinos de la zona, entre los que en los solo 9 meses de vida del local, se ha hecho un hueco para convertirse en un mustdel barrio.

No que Noes más que un restaurante, es el reto que Luis Porras, su propietario, ha conseguido poner en marcha para añadir y sumar sabores y aromas, engrandecer los platos y las recetas mexicanas de siempre, con planteamientos sencillos, bien ejecutados y platos con fondo, que resultan enormes en la boca. Luis transforma la amabilidad, casi dulce, que luce en el comedor enuna cocina de platos con fuerza, sabor y chispa que se aderezan con más o menos picante según el gusto de cada cual.

Cuando en un restaurante las cosas sencillas se hacen bien, es que hay una cocina cuando menos interesante, y aquí la prueba del 7es el guacamole, excelente y rotundo. Mezcla a la perfección el aguacate, la cebolla, la sal, un chorro de lima y el toque del cilantro.

Pedimos unas enchiladas poblanas que sirven con unas finas tortillas de maíz rellenas de pollo y salsa roja picante, más adaptadas a los paladares y gustos de por aquí. Las enchiladas potosinas tienen más fuerza, son un poco más picantes y potentes pero excelentes de sabor.

Los tacos con tinga de pollo y los de cochinita pibil, estupendos. Las quesadillas con huitlacochesorprenden por la incorporación de este hongo excepcional que crece junto al maíz y que potencia y realza el sabor de las quesadillas para ponerlas en otra dimensión.

Tal vez el plato estrella que se sirve en No que No es un exquisito pato con mole que supera todas las expectativas. El sabor un poco más intenso del pato combina a la perfección con la salsa de chocolate que se potencia ligeramente con un toque de chile.

Con el postre también nos sorprendieron, en este caso con una original, refrescante y rica tarta margarita flambeada, a la que añaden una pizca de sal y ralladura de limón.

En definitiva, un muy buen restaurante,digno representante y embajador de la rica cocina mexicana en Madrid.

Restaurante No que No. C/ Bahía de Palma, 7. Alameda de Osuna.Madrid. Tlf: 91 7474736

El redactor recomienda