Logo El Confidencial
Restaurantes clásicos

Casa Ciriaco ¡bendita tradición!

Casa Ciriaco, una gran casa de comidas y uno de los pocos restaurantes centenarios de Madrid, cuya historia trasciende a su cocina popular y casera.

Foto: Foto: Capriles
Foto: Capriles

Hacía años que no caía por Casa Ciriaco, una gran casa de comidas y uno de los pocos restaurantes centenarios de Madrid, cuya historia trasciende a su cocina popular y casera. Un establecimiento que después de 120 años permanece fiel al espíritu con que abrió hace ya tanto tiempo, cuando aún estaban abiertas las heridas causadas por la perdida de nuestras últimas posesiones de ultramar.

Junto al instituto italiano, frente a la Catedral Castrense, al costado de la Catedral de la Almudena y a pocos pasos del Palacio Real, es el lugar más castizo y auténtico en el que poder tomarnos un aperitivo y dar cuenta de unos chatos de vinos de Valdepeñas, cañas bien tiradas, un pincho de tortilla, mejillones de las Rías y, las riquísimas empanadillas de atún.  

Huevos con patata y croqueta
Huevos con patata y croqueta

Camareros de siempre, profesionales de chaquetilla blanca que conocen y se dirigen a cada cliente por su nombre. Camareros que derrochan simpatía y mucho oficio, han sido testigos de excepción de algunas de las grandes tertulias culturales de la capital. Ciriaco es una taberna por la que han pasado gitanos y filósofos, bailaores y escritores, toreros y cantaores, artistas, pintores y humoristas, vividores y reyes. Julio Camba, irónico y sutil; Ortega y Gasset, profundo y trascendental; Juan Belmonte, torero y maestro; Zuloaga, realista y dramático; Pastora Imperio, bailaora y de brillantes ojos verdes y el genial Mingote humorista eterno del ABC, han frecuentado los salones de Casa Ciriaco, al igual que nuestros reyes: Juan Carlos I y Felipe VI para por un lado disfrutar de su buena comida y ‘espantar’ los efectos del atentado que sufrió Alfonso XIII.

Desde 1967, y hasta hace poco más de seis años regentaban Ciriaco, al unísono, los hermanos Chicharro: Godofredo y su hermano Ángel que falleció en 2008. Ambos llegaron a la capital siendo muchachos para trabajar en lo que saliera y acabaron dando de comer a príncipes y reyes, artistas y pensadores.

Recetas tradicionales, cocina de profundo corte casero, de pucheros y ollas, de sabores de siempre, de platos reconocibles y de profunda tradición gastronómica que, Amparo Moreno, todavía al pie del cañón, sigue ‘tocando’ para asegurarse que todo lo que sale de su cocina sigue llevando su impronta de sabor y punto, exactamente igual desde hace… tantos años.

Así, a diario, desfilan por el estrecho pasillo que sale de la cocina y hacia las mesas, su famosa pepitoria de gallina, tal vez el plato con mayúsculas y que mejor representa la casa. Una excelsa perdiz escabechada que en nada tiene que envidiar los escabeches que Gato Malinche nos refería ayer sobre del Lago de Sanabria. Por otro lado y a diferencia de la mayoría de establecimientos madrileños donde se sirve el tradicional cocido en tres vuelcos, aquí, se reduce a solo en dos y así, de forma inmemorial, cada martes. Los callos a la madrileña siguen desafiando paladares con los sabores largos y contundentes que siempre les ha caracterizado. Recomendar el solomillo que se presenta en un corte perfecto muy bien hecho.

Casa Ciriaco. C/ Mayor, 84  Madrid Teléfono: 91 548 06 20

Gastronomía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios