Restaurante More, un sueño de buena cocina tradicional en Madrid
  1. Gastronomía
Restaurantes

Restaurante More, un sueño de buena cocina tradicional en Madrid

Sí, parece un sueño, pero aún es posible poder disfrutar de muy buena cocina tradicional, de la que se hace con sartenes, pucheros y horno, en Madrid

placeholder Foto:

Sí, es posible, y por suerte aún existen restaurantes, más allá de los que se pueden considerar una casa de comidas, en los que poder disfrutar de muy buena cocina tradicional, cocina de siempre, de la que se hace (aunque sea de perogrullo) en fogones con sartenes, pucheros y hornos.En un enclave privilegiado del barrio de Salamanca, Carmen y su marido han puesto el alma, mucho esfuerzo y han cuidado los detalles hasta el extremo,para hacer posible que el proyecto de sus sueños se hiciera realidad. Han abierto More, un restaurante en el que confluyetodo aquello que a ellos les gustaencontrar en un restaurante cuando salen de viaje: buena cocina, un ambiente agradable y tranquilo donde sentirse a gusto y un servicio de primera; de hecho, enMore han tratado, y creo que conseguido, que el servicio fuera un punto más allápara provocar y prolongar las veladas.

En More la propuesta gastronómica recoge recetas y platos de siempre, a los que aportan un producto inmejorable, tratadoen elaboraciones muy cuidadas y bien preparadas, para que nos recreemos con sabores auténticos, de verdad, de cocina real sin ficciones, ni adornosni trucos que distraigan la verdad que debe contener un buen plato: buen producto y mucho sabor.

Todos los detalles se han pensado y cuidado. Ladecoración, diseñada por la propia Carmen, es armoniosa y sencilla, lo que la hace muy elegante, pero otra vez sin artificios ni elementos recargados. Las mesas observan una distancia adecuada con las demás. Las sillas, de estilo, son muy confortables. La mantelería y la cubertería hacen presagiar una comida de nivel. Las paredes sonlisas de colores grises, elegantes y desnudas de cuadros, que, en el único capricho que se permiten, esta vez cuelgan del techo sobre los comensales.

En More, al estilo de los grandes restaurantes que disfrutan dando de comer bien, hacen su propio paté y, aunque no aparece en carta, debería ser un fijo, porque es excelente. Un platito de aceite para probar los panes complementan los detalles con los que quieren y consiguen agradar. Los buñuelos de bacalao y las croquetas caserassalen perfectas, un rebozado impecabley un cuerpo cremoso y ligero, pero de sabor rotundo. Las almitas de Soria, una entrada diferente de torreznos crujientes, pero muy finos y ricos. El arroz cremoso de bogavante, muy bien presentado, rico y con el arroz en su punto.

De los platos principales que probamos en la mesa destacaría todos y cada uno de ellos. Se presentan perfectamente ejecutados y en ellos es donde apreciamos que la materia prima es inmejorable. El rodaballo al hornomerece un capítulo aparte, se encuentra a la altura de esos exquisitos rodaballos que preparan en O’pazo, de textura suave, casi gelatinosa, pero con un sabor espectacular. Las kokotxas de merluza, muy ricas. Los callos muy bien hechos:son suaves en la boca, pero intensos. Rico y bueno el rabo de toro estofado, yalgo tan simple como puede parecer el pollo en pepitoriapasa el examen con notable alto.

Los sábados, además, preparan un gran cocido que por solo 20€ merece la pena probar en estos días de frío invernal.

More. C/ Jorge Juan 27.Tlf:91 5782178.Madrid

Gastronomía
El redactor recomienda